Evo­ca­cio­nes y re­vo­lu­cio­nes

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El jue­ves pa­sa­do, en el mar­co de la Ru­ral, nues­tro su­lo ple­men­to dis­tin­guió a un gru­po de per­so­na­li­da­des que se des­ta­ca­ron por su apor­te al desa­rro­llo agro­pe­cua­rio.

To­dos ellos for­man par­te de una ges­ta his­tó­ri­ca: la de la Se­gun­da Re­vo­lu­ción de las Pam­pas, que con­vir­tió a la Ar­gen­ti­na en un país via­ble. Hoy, cuan­do al­guien pu­so el pie en la puer­ta gi­ra­to­ria, va­le la pe­na evo­car­los.

En par­ti­cu­lar a dos de ellos, que re­fle­jan con par­ti­cu­lar bri­llo la esen­cia de un pro­ce­so ri­quí­si­mo. Los une el de­no­mi­na­dor co­mún de la crea­ti­vi­dad y el co­ra­je. Son Juan Ju­lio Ave­lla­ne­da (en ade­lan­te, “Johnny”) y Guillermo Ma­ria­ni. Dos ge­ne­ra­cio­nes to­ca­das por la va­ri­ta má­gi­ca de la ima­gi­na­ción in­no­va­do­ra, ha­cien­do lo que hay que ha­cer, más allá de las res­tric­cio­nes que aso­man co­mo ame­na­za a cual­quier pro­yec­to.

Co­no­cí a Johnny en 1981, cuan­do me hi­ce car­go de la re­vis­ta Di­ná­mi­ca Ru­ral. Me con­tó de sus via­jes a EE.UU., a las uni­ver­si­da­des, al Farm Pro­gress Show, a las fá­bri­cas de má­qui­nas y se­mi­lle­ros. Se dio cuen­ta de lo que ha­cía fal­ta. Su leit mo­tiv era el maíz, he­cho con mí­ni­ma la­bran­za. Pro­me­dia­ba los 100 quin­ta­les por hec­tá­rea… Por al­go des­pués fue el fun­da­dor y pri­mer pre­si­den­te de Mai­zar.

Co­mo en aque­llos tiem­pos na­die le pro­veía las sem­bra­do­ras que ne­ce­si­ta­ba, se fa­bri­có las pro­pias en la mis­ma es­tan­cia. Des­cu­brió las co­se­cha­do­ras axia­les, su­po de su me­jor tra­to al grano y la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar más ho­ras. Tra­jo tres NH TR85, las más gran­des. Los ca­rros tol­va le que­da­ron chi­cos. Im­por­tó un Kin­ze, el pri­mer au­to­des­car­ga­ble que se co­no­ció en la Ar­gen­ti­na, y de­jó que sir­vie­ra de mo­de­lo. Su ami­go y vecino de Colón, Nino Ces­ta­ri, to­mó la idea. Ces­ta­ri hoy li­de­ra el mer­ca­do lo­cal de tol­vas au­to­des­car­ga­bles y ex­por­ta a to­do el mun­do.

Johnny es tam­bién el res­pon­sa­ble de que hoy exis­tan las ex­po­di­ná­mi­cas. Me con­tó que el Farm Pro­gress Show era or­ga­ni­za­do por

A Juan Ave­lla­ne­da y a Guillermo Ma­ria­ni los une el co­ra­je y la crea­ti­vi­dad

una re­vis­ta. Allá fui­mos, vi­mos y re­pro­du­ji­mos ha­ce exac­ta­men­te 30 años, en La Lau­ra de Cha­ca­bu­co. To­dos sa­be­mos el sig­ni­fi­ca­do de es­tas mues­tras de tec­no­lo­gía en ac­ción co­mo ca­ta­li­za­do­res del pro­gre­so tec­no­ló­gi­co.

Una ge­ne­ra­ción más jo­ven, Guillermo Ma­ria­ni re­pre­sen­ta que vie­ne. “Tatín”, su pa­dre re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do, era un hom­bre que­ri­dí­si­mo en el mun­do de la náu­ti­ca de­por­ti­va. Fa­bri­ca­ba he­rra­jes pa­ra ve­le­ros, de una ca­li­dad ex­qui­si­ta, con ma­te­ria­les so­fis­ti­ca­dos. “Har­ken” era in­sus­ti­tui­ble. Ro­da­mien­tos de ace­ro inoxi­da­ble con bo­li­llas de ke­vlar, que gi­ra­ban siem­pre cual­quie­ra fue­ra la exi­gen­cia y sin lu­bri­ca­ción al­gu­na. Yo so­ña­ba con ver es­to en el cam­po. Co­mo cuan­do arran­ca­ron con los más­ti­les de fi­bra de car­bono, un ma­te­rial sie­te ve­ces más li­viano que el ace­ro. Siem­pre con­ver­sa­mos so­bre es­to… La opor­tu­ni­dad lle­gó. Ha­ce tres años, Guillermo, sus her­ma­nos y sus in­ge­nie­ros co­men­za­ron a desa­rro­llar ba­rra­les de pul­ve­ri­za­do­ras. Em­pe­za­ron con Cai­mán, una pro­li­ja e in­no­va­do­ra em­pre­sa de Las Pa­re­jas, “es­pe­cia­li­za­da” en ga­nar premios por sus desa­rro­llos. Fue ex­plo­si­vo. Nos en­con­tra­mos en Pa­ler­mo con un con­tra­tis­ta que vino des­de Je­sús Ma­ría a com­prar­se la se­gun­da.

Un pro­duc­tor del oes­te cam­bió la de 32 me­tros que ha­bía pues­to el año pa­sa­do en una John Dee­re, por la de 45 me­tros. “Héc­tor, an­da­mos a 30 ki­ló­me­tros, no se mue­ve, ha­ce 130 hec­tá­reas por ho­ra”. Es­ta mis­ma se­ma­na, un ba­rral de AgroKing ( crea­ron una em­pre­sa ad hoc, con fá­bri­ca en cons­truc­ción en el par­que in­dus­trial Cam­pa­na) co­men­zó a eva­luar­se en la pro­pia cen­tral de la emblemática fir­ma del cier­vo. Otro es en­sa­ya­do por Agco en Bra­sil. La ma­qui­na­ria agrí­co­la co­mien­za a sa­lir de la edad de hie­rro.

Hay mu­cho ba­jón aními­co en la Ar­gen­ti­na Ver­de y Com­pe­ti­ti­va, ma­ce­ra­da en la innovación tec­no­ló­gi­ca y or­ga­ni­za­cio­nal. Que es­tos ejem­plos sir­van pa­ra ver la luz a tra­vés de un ho­ri­zon­te lleno de nu­ba­rro­nes. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.