Aho­ra, una vuel­ta de pá­gi­na

El pre­si­den­te de la en­ti­dad or­ga­ni­za­do­ra, Cé­sar Be­llo­so, ad­vir­tió so­bre los lí­mi­tes y ries­gos del actual mo­de­lo pro­duc­ti­vo. Y re­cla­mó un cam­bio.

Clarin - Rural - - EL CONGRESO DE AAPRESID - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Lu­cas Villamil lvi­lla­mil@cla­rin.com

El XXI Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Pro­duc­to­res en Siem­bra Di­rec­ta, que fi­na­li­zó ayer en Ro­sa­rio, tu­vo un mar­ca­do tono de lla­ma­do de aten­ción y bús­que­da de un nue­vo rum­bo. Las pre­mi­sas que im­pul­sa­ron a la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na du­ran­te las úl­ti­mas dos dé­ca­das y que lle­va­ron a un enor­me sal­to pro­duc­ti­vo se en­cuen­tran hoy en una en­cru­ci­ja­da: la de la sus­ten­ta­bi­li­dad. La ba­ja re­po­si­ción de nu­trien­tes y la pro­li­fe­ra­ción de ma­le­zas re­sis­ten­tes son par­te de una reali­dad que obli­ga a los pro­duc­to­res a bus­car un nue­vo en­fo­que, y es eso lo que in­ten­tó ha­cer Aa­pre­sid es­ta se­ma­na.

Fue el pre­si­den­te de la en­ti­dad, Cé­sar Be­llo­so, quien en el ac­to inau­gu­ral del con­gre­so lla­mó a pen­sar en otra tie­rra. “La otra tie­rra es la que nos que­da, la que de­be­mos cuidar -di­jo-. El ago­ta­mien­to de los re­cur­sos es una preo­cu­pa­ción glo­bal. Ac­tual­men­te, las di­fi­cul­ta- des pa­ra man­te­ner es­te mo­de­lo, y sus con­se­cuen­cias, em­pie­zan a ma­ni­fes­tar­se”.

Fren­te a es­te pro­ble­ma, la res­pon­sa­bi­li­dad es com­par­ti­da en­tre to­dos los ac­to­res pú­bli­cos y pri­va­dos vin­cu­la­dos a la pro­duc­ción. Es por eso que la so­lu­ción de­be ser in­te­gral. “El pri­mer desafío que te­ne­mos es un cam­bio cul­tu­ral,

“El pri­mer desafío que te­ne­mos es un cam­bio cul­tu­ral, un cam­bio en nues­tra pro­pia ac­ti­tud”, di­jo Be­llo­so

un cam­bio en nues­tra pro­pia ac­ti­tud en to­das las etapas pa­ra ha­cer sus­ten­ta­ble el desa­rro­llo de la vida en el pla­ne­ta”, di­jo Be­llo­so. Y con­ti­nuó: “La de­man­da glo­bal de ali­men­tos cre­ce, y nues­tra res­pues­ta es ma­yor ofer­ta de ali­men­tos y ener­gía de for­ma sus­ten­ta­ble. Un biosis­te­ma imi­tan­do a la na­tu­ra­le­za y sus pro­ce­sos es la res­pues­ta que de­be­mos dar”.

Aa­pre­sid fue la prin­ci­pal im­pul­so­ra en el país -y en gran me­di­da en el mun­do- de un mo­de­lo pro­duc­ti­vo que ge­ne­ró be­ne­fi­cios am­bien­ta­les y cre­ci­mien­to pro­duc­ti­vo, pe­ro que a su vez tu­vo con­se­cuen­cias no desea­das por la fal­ta de res­pon­sa­bi­li­dad de al­gu­nos ac­to­res. Be­llo­so des-

ta­có que ac­tual­men­te el 92 por cien­to del área agrí­co­la mun­dial si­gue es­tan­do ba­jo un sis­te­ma de la­bran­za con­ven­cio­nal que no es sus­ten­ta­ble, y que gran par­te del 8 por cien­to res­tan­te se en­cuen­tra en la Ar­gen­ti­na, que tie­ne más del 80 por cien­to en siem­bra di­rec­ta. Pe­ro eso no ga­ran­ti­za la sus­ten­ta­bi­li­dad de por sí.

Por eso, Be­llo­so re­cla­mó po­lí­ti­cas que per­mi­tan lle­var ade­lan­te un mo­de­lo real­men­te sus­ten­ta­ble, que per­mi­tan una co­rrec­ta ro­ta­ción de cul­ti­vos y una ade­cua­da re­po­si­ción de nu­trien­tes. Pe­ro al mis­mo tiem­po ad­vir­tió que el cui­da­do de los re­cur­sos no pue­de de­pen­der ex­clu­si­va­men­te de las po­lí­ti­cas es­ta­ta­les. “No po­de­mos es­pe­rar que el cam­bio ven­ga del Es­ta­do, de una em­pre­sa o de una aso­cia­ción: el cam­bio de­be na­cer de ca­da uno”, afir­mó.

Esa res­pon­sa­bi­li­dad com­par­ti­da fue uno de los “leit mo­tivs” de la aper­tu­ra del con­gre­so, en la que jun­to a Be­llo­so es­tu­vie­ron el se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra de la Na­ción, Lo­ren­zo Bas­so; la se­cre­ta­ria de Pro­duc­ción y Desa­rro­llo Lo­cal de Ro­sa­rio, Eleo­no­ra Sca­gliot­ti, y el se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra de San­ta Fe, Luis Con­ti­gia­ni.

A su turno, Bas­so enume­ró los fac­to­res que con­si­de­ró fun­da­men­ta­les an­te los desafíos mun­dia­les y lo­ca­les que plan­tea la pro­duc­ción de ali­men­tos y ener­gía. “Des­de lo pro­duc­ti­vo de­be­ría­mos dar un gi­ro tec­no­ló­gi­co, ha­cer ajus­tes al mo­de­lo pro­duc­ti­vo. En cuan­to al con­tex­to in­ter­na­cio­nal, en mu­chos ca­sos ad­ver­so por las ba­rre­ras pa­ra-aran­ce­la­rias, de­be­mos sa­ber ver las gran­des po­si­bi­li­da­des que ofre­cen los nue­vos mer­ca­dos y los ya exis­ten­tes, co­mo Chi­na. Y des­de el es­ta­do de­be­mos ins­tru­men­tar po­lí­ti­cas que per­mi­tan al­can­zar es­tos lo­gros del sis­te­ma pro­duc­ti­vo con sus­ten­ta­bi­li­dad”, re­su­mió Bas­so.

Sca­gliot­ti y Con­ti­gia­ni, por su par­te, quie­nes re­pre­sen­ta­ron a la ciu­dad y a la pro­vin­cia an­fi­trio­nas en un mo­men­to muy de­li­ca­do por la tra­ge­dia del edi­fi­cio de­rrum­ba­do tras una ex­plo­sión, des­ta­ca­ron la ri­que­za pro­duc­ti­va y cien­tí­fi­ca de la re­gión.

“San­ta Fe tie­ne el don de la tie­rra y el agua, de una ini­cia­ti­va pri­va­da vi­go­ro­sa, de la di­ver­si­dad pro­duc­ti­va y de una ba­se em­pre­sa­ria. San­ta Fe y la Ar­gen­ti­na ne­ce­si­tan apos­tar a la eco­no­mía del desa­rro­llo, a la ca­li­dad am­bien­tal, y pa­ra eso es fun­da­men­tal la cons­truc­ción de puen­tes”, di­jo Con­ti­gia­ni. Y pa­ra con­cluir agre­gó: “La tie­rra es­tá en pe­li­gro por las vi­sio­nes uti­li­ta­ris­tas y cor­to­pla­cis­tas. Por eso es ne­ce­sa­rio un Es­ta­do pre­sen­te, que no lar­gue las rien­das pe­ro que tam­po­co aho­gue, y tam­bién es ne­ce­sa­ria una ar­ti­cu­la­ción fe­de­ral”.

Con es­tas pre­mi­sas, en Ro­sa­rio que­dó ins­ta­la­do un mar­co apro­pia­do pa­ra la dis­cu­sión fi­na so­bre las so­lu­cio­nes pro­duc­ti­vas y am­bien­ta­les a un en­cru­ci­ja­da cen­tral: la de la sus­ten­ta­bi­li­dad.

Ar­ti­cu­la­ción pú­bli­co-pri­va­da. En la inau­gu­ra­ción, Be­llo­so es­tu­vo acom­pa­ña­do por el se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra de la Na­ción, Lo­ren­zo Bas­so, y au­to­ri­da­des de San­ta Fe y Ro­sa­rio, que se hi­cie­ron pre­sen­tes a pe­sar de la tra­ge­dia que gol­peó a la ciu­dad el día pre­vio a la aper­tu­ra del en­cuen­tro.

Co­se­chan­do. La de­man­da glo­bal de ali­men­tos y ener­gía si­gue cre­cien­do, pe­ro la sus­ten­ta­bi­li­dad no de­be ser ne­go­cia­ble. Hay que en­con­trar for­mas pa­ra sa­lir del ca­si mo­no­cul­ti­vo de so­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.