Los “fie­rros” ha­blan y ti­ran bue­na da­ta

Un ex­per­to ad­vir­tió que hay mu­cha in­for­ma­ción de la má­qui­na que se des­apro­ve­cha, a pe­sar de los avan­ces.

Clarin - Rural - - EL CONGRESO DE AAPRESID - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Gas­tón Nef­fen cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

El desa­rro­llo de la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión, con mo­ni­to­pla­ni­fi­car res de ren­di­mien­to, GPS, pi­lo­tos au­to­má­ti­cos y sen­so­res que es­ca­nean los lo­tes, trans­for­mó a los fie­rros en una má­qui­na que ge­ne­ra in­for­ma­ción y co­no­ci­mien­to. Pe­ro el pro­ble­ma es que mu­chos de esos da­tos, por di­fi­cul­ta­des pa­ra ges­tio­nar­los, no se apro­ve­chan y no pe­san al mo­men­to de el ho­ri­zon­te del ne­go­cio agro­pe­cua­rio.

“Los da­tos se trans­for­man en in­for­ma­ción re­le­van­te cuan­do los in­te­gra­mos con otros in­di­ca­do­res y va­ria­bles, y los in­cor­po­rar­mos al pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes”, ex­pli­có San­tia­go Gil, ti­tu­lar de Al­bor, una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en el ma­ne­jo de la in­for­ma­ción de los es­ta­ble­ci­mien­tos agro­pe­cua­rios, en el mar­co del ta­ller “La má­qui­na ha­bla”, que se dic­tó en el con­gre­so de Aa­pre­sid.

En los úl­ti­mos 20 años, la evo­lu­ción de la tec­no­lo­gía apli­ca­da a la agri­cul­tu­ra fue re­vo­lu­cio­na­ria, de la mano de la bio­tec­no­lo­gía en las se­mi­llas, las in­no­va­cio­nes en la ma­qui­na­ria agrí­co­la y de to­do el pa­que­te de in­su­mos que se uti­li­zan en el cam­po.

“Pe­ro lo in­tere­san­te es que es­tos desa­rro­llos es­tán con­ver­gien­do, y eso im­pli­ca una muy bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra in­te­grar to­da esa in­for­ma­ción”, des­ta­có Gil, que tra­ba­ja en un pro­yec­to pa­ra apro­ve­char a fon­do los da­tos que ge­ne­ran los equi­pos de John Dee­re.

Los fie­rros aho­ra tie­nen una gran ca­pa­ci­dad de cómpu­to y de ge­ne­rar in­for­ma­ción ob­je­ti­va, que va más allá del rin­de de un lo­te y del ma­peo pa­ra ha­cer do­si­fi­ca­ción va­ria­ble. La ve­lo­ci­dad del trac­tor o la co­se­cha­do­ra, el con­su­mo de com­bus­ti­ble, las ho­ras que el equi­po es­tá tra­ba­jan­do y el con­te­ni­do de hu­me­dad del cul­ti­vo, es to­da in­for­ma­ción que ya se pue­de co­men­zar a uti­li­zar pa­ra ha­cer más efi­cien­te el con­trol y la au­di­ta­bi­li­dad.

“El con­trol de stock del com­bus­ti­ble es el ta­lón de Aqui­les de las em­pre­sas agro­pe­cua­rias. Se me­te la va­ri­lla en el tan­que y se ve, pe­ro tie­ne una in­ci­den­cia im­por­tan­te en los cos­tos. Si ese dato lo pro­ce­sa­mos des­de la compu­tado­ra del fie­rro te­ne­mos un dato ob­je­ti­vo y cer­te­ro”, plan­teó el re­fe­ren­te de Al­bor, y has­ta pue­de ser­vir pa­ra me­dir la hue­lla de car­bono si se quie­re cer­ti­fi­car el cum­pli­mien­to de bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las.

La ve­lo­ci­dad de la la­bor tam­bién es un fac­tor crí­ti­co. Y ya hay tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble pa­ra “dis­pa­rar alar­mas” y avi­sar en tiem­po real cuan­do un fie­rro su­pera el pro­me­dio es­ta­ble­ci­do de tra­ba­jo y po­der con­tro­lar al con­tra­tis­ta. Tam­bién pa­ra de­jar de pul­ve­ri­zar cuan­do las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas no son las ade­cua­das, por el vien­to o los ni­ve­les de hu­me­dad.

Lo mis­mo su­ce­de con el uso de los in­su­mos. “Con soft­wa­res ade­cua­dos se pue­de pro­ce­sar la apli­ca­ción de fer­ti­li­zan­tes, se­mi­llas y ve­ri­fi­car la ca­li­dad y el re­sul­ta­do del tra­ba­jo. Son da­tos que nos da el fie­rro y que no es­tá­ba­mos es­cu­chan­do”, in­sis­tió el es­pe­cia­lis­ta, que es­tá con­ven­ci­do de que se in­gre­sa en una nue­va re­vo­lu­ción: la era de la agri­cul­tu­ra in­te­li­gen­te, que es ob­je­ti­va­men­te au­di­ta­ble y con­tro­la­ble.

RO­BER­TO PE­RA

In­di­ca­do­res. Las co­se­cha­do­ras pue­den ob­je­ti­var va­ria­bles, co­mo el con­su­mo de com­bus­ti­ble, la ve­lo­ci­dad de tra­ba­jo y la do­si­fi­ca­ción de los in­su­mos, que son esen­cia­les pa­ra con­tro­lar y au­di­tar una em­pre­sa agro­pe­cua­ria, in­clu­so “on li­ne” mien­tras to­do su­ce­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.