Más allá de la tor­men­ta

La cam­pa­ña que se ini­cia se­rá la más di­fí­cil en mu­chos años, por la suba de cos­tos y ba­ja de pre­cios. Cla­rín Ru­ral con­sul­tó a un gru­po de ex­per­tos en va­rios te­mas agrí­co­las, que brin­dan con­se­jos úti­les y con­cre­tos pa­ra ca­pear el tem­po­ral. Un in­for­me a fon

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Pre­cam­pa­ña di­fí­cil, si las hay, la que es­tán atra­ve­san­do la so­ja y el maíz pa­ra es­te 2013/14. En es­te tiem­po pre­vio a la siem­bra, el pro­duc­tor se es­tá en­fren­tan­do a una com­ple­ji­dad eco­nó­mi­ca y agro­nó­mi­ca ex­cep­cio­nal. Es que la ba­ja en los pre­cios de pi­za­rra de las úl­ti­mas se­ma­nas fue sig­ni­fi­ca­ti­va y los már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad se ajus­ta­ron en to­dos los cul­ti­vos, cam­bian­do la com­pe­ti­ti­vad de ca­da uno.

Por eso, Cla­rín Ru­ral con­sul­tó a sie­te re­co­no­ci­dos pro­fe­sio­na­les, quie­nes re­fle­xio­na­ron so­bre qué de­be­ría ha­cer el pro­duc­tor an­te la cam­pa­ña más du­ra de los úl­ti­mos años.

Los con­sul­ta­dos coin­ci­die­ron en va­rios as­pec­tos, co­mo el ne­ce­sa­rio ajus­te en el pre­cio de los al­qui­le­res que aun se es­tán re­ne­go­cian­do, la im­por­tan­cia de lle­var ade­lan­te una cam­pa­ña ba­sa­da en tec­no­lo­gía de pro­ce­sos y, fi­nal­men­te, a ni­vel co­mer­cial, re­du­cir la es­pe­cu­la­ción con los pre­cios.

Mar­tín Díaz Zo­ri­ta, investigador y tam­bién con­sul­tor de la em­pre­sa DZD Agro, opi­na que an­te la com­ple­ji­dad de es­te con­tex­to, to­mar de­ci­sio­nes emo­cio­na­les es agre­gar ma­yor in­cer­ti­dum­bre a la pro­duc­ción. Por eso, sos­tie­ne que lo im­por­tan­te es apo­yar­se en in­di­ca­do­res que ayu­den en la to­ma de de­ci­sio­nes y se in­de­pen­di­cen del con­tex­to. “Hoy tie­ne una gran opor­tu­ni­dad el ma­ne­jo pro­fe­sio­nal de los cul­ti­vos”, di­jo.

Se­gún el téc­ni­co, es­tos pa­rá­me­tros de­ben pre­de­cir cues­tio­nes bá­si­cas có­mo el es­ta­do de hu­me­dad de los sue­los o la con­di­ción de los bar­be­chos. Agre­gó que es­te año es im­por­tan­te “sa­lir de las de­ci­sio­nes pro­me­dio” pa­ra ac­tuar con ma­yor ajus­te lo­te a lo­te.

Por otra par­te, des­ta­có que es cla­ve el aná­li­sis de sue­lo co­mo he­rra­mien­ta de diagnóstico pa­ra de­fi­nir zo­nas de ma­ne­jo. En­ton­ces, in­di­có, a par­tir de co­no­cer la fer­ti­li­dad dis­po­ni­ble de ca­da lo­te se pue­de de­fi­nir el ni­vel tec­no­ló­gi­co.

En ma­te­ria de co­mer­cia­li­za­ción, el téc­ni­co acon­se­ja una vi­sión con-

ser­va­do­ra: ar­mar una es­tra­te­gia “es­ca­lo­na­da”, es de­cir, ne­go­ciar un vo­lu­men de pro­duc­to a un pre­cio que el pro­duc­tor se­pa que cu­bre to­dos sus cos­tos, otro con el que se cu­bre la ren­ta y de­jar un so­bran­te pa­ra co­mer­cia­li­zar se­gún los vai­ve­nes del mer­ca­do.

Por su par­te, Jo­sé Luis Zor­zín, ase­sor téc­ni­co de Aa­pre­sid en el sud­es­te de Cór­do­ba, una zo­na muy mai­ce­ra y so­je­ra, ad­vir­tió que la pers­pec­ti­va pa­ra el maíz era muy bue­na en la re­gión; sin em­bar­go, re­co­no­ció que “aho­ra fal­tan se­ña­les del mer­ca­do pa­ra cu­brir el 25%-30% del área que ha­bía ori­gi­nal­men­te co­mo in­ten­ción de siem­bra de maíz”.

Zor­zín di­jo que, tan­to en so­ja co­mo en maíz, los ren­di­mien­tos de in­di­fe­ren­cia es­tán por en­ci­ma de los nor­ma­les, lo cual es­tá ge­ne­ran­do fuer­te preo­cu­pa­ción. Aun­que re­co­no­ció el au­men­to de los cos­tos, ma­ni­fes­tó que “el pa­que­te tec­no­ló­gi­co hay que ajus­tar­lo has­ta el pun­to de ma­xi­mi­zar el re­torno, pe­ro no ba­jar­lo si hay res­pues­tas di­rec­tas”. Y agre­gó, ha­cien­do más hin­ca­pié en el ma­ne­jo nu­tri­cio­nal, que “es­te año hay que afi­nar el lá­piz en los ni­ve­les de do­sis/res­pues­ta a la fer­ti­li­za­ción, pa­ra co­no­cer el ver­da­de­ra­men­te óp­ti­mo des­de lo eco­nó­mi­co”.

Tam­bién con ba­se en Cór­do­ba, Agus­tín Bian­chi­ni, ase­sor pri­va­do en la zo­na de Río Cuar­to, sos­tu­vo que uno de los te­mas crí­ti­cos es la ne­go­cia­ción de al­qui­le­res, que es lo que es­tá con­di­cio­nan­do las de­ci­sio­nes de ma­ne­jo en torno a los cul­ti­vos. “En es­te es­ce­na­rio de pre­cios de­pri­mi­dos y de cos­tos de pro­duc­ción en al­za, el maíz es am­plia­men­te per­ju­di­ca­do. Fren­te a lo que to­dos desea­ría­mos que ha­ya más maíz y me­nos so­ja, las in­ten­cio­nes ac­tua­les son las con­tra­rias”, se­ña­ló.

Así, des­ta­có la re­le­van­cia que tie­ne la in­for­ma­ción pa­ra to­mar de­ci­sio­nes acer­ta­das.

“Es im­por­tan­te apo­yar­se en el co­no­ci­mien­to de los téc­ni­cos en lo que ha­ce a fer­ti­li­dad, ha­cer aná­li­sis de sue­lo, com­ple­tos o mi­dien­do las va­ria­bles mí­ni­mas, ya que no so­lo per­mi­ten es­ti­mar las do­sis a apli­car, sino tam­bién co­no­cer en qué ti­po de am­bien­tes se es­tá tra­ba­jan­do”, di­jo. Y con­ti­nuó: “Si al mis­mo tiem­po a es­tos da­tos se le agre­ga al­gu­na va­ria­ble fí­si­ca del ren­di­mien­to del cul­ti­vo, ya se pue­de co­no­cer la po­ten­cia­li­dad de un am­bien­te”.

La zo­na de Bian­chi­ni fue una de las re­gio­nes pio­ne­ras en la siem­bra de maí­ces tar­díos y el téc­ni­co se re­fi­rió a la con­so­li­da­ción de es­ta al­ter­na­ti­va den­tro del con­tex­to

actual de pre­cios.

“Es un cul­ti­vo que tie­ne me­nos cos­tos de se­mi­lla, ya que no es ne­ce­sa­rio sem­brar un hí­bri­do de pun­ta; tam­bién ne­ce­si­ta me­nos do­sis de fer­ti­li­zan­te y se pue­de sem­brar cuan­do el abas­te­ci­mien­to de agua es­tá ase­gu­ra­do”, apun­tó res­pec­to a la es­ta­bi­li­dad de su ren­di­mien­to.

En lo que ha­ce al ma­ne­jo de la so­ja, des­ta­có tam­bién la im­por­tan­cia de ha­cer una ca­rac­te­ri­za­ción am­bien­tal an­tes de sem­brar. “Es­to da ma­yor cer­ti­dum­bre a la in­ver­sión”, ma­ni­fes­tó. Pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción, di­jo que “el pro­duc­tor tie­ne que apro­ve­char las po­si­bi­li­da­des de ven­ta cuan­do los pre­cios cu­brie­ron sus cos­tos y los már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad que es­pe­ra­ba, sin es­pe­cu­lar con al­zas.

Más re­la­cio­na­do a las es­tra­te­gias en so­ja, el re­co­no­ci­do ge­ne­tis­ta Ro­dol­fo Ros­si, de Ni­de­ra, acon­se­jó que el pro­duc­tor no pue­de de­jar de apli­car cier­tas tec­no­lo­gías que tie­nen im­pac­to di­rec­to en el ren­di­mien­to fi­nal. “Hay que ba­lan­cear los cos­tos e ir ajus­tan­do la re­la­ción in­su­mo-pro­duc­to pa­ra to­mar la me­jor de­ci­sión”, di­jo.

El es­pe­cia­lis­ta, que sa­be que el pro­duc­tor eli­ge la so­ja cuan­do los pre­cios del maíz ba­jan, co­mo aho­ra, ad­vir­tió: “La sus­ten­ta­bi­li­dad del com­ple­jo so­je­ro es­tá ca­da vez más com­pro­me­ti­da, ya que la fal­ta de bue­nas ro­ta­cio­nes no per­mi­te ha­cer bue­na siem­bra di­rec­ta; por eso el pro­duc­tor no de­be des­cui- dar el fac­tor sue­lo, que le es pro­pio, y ha­cer bue­nas ro­ta­cio­nes”.

Fi­nal­men­te, apor­tó un dato alen­ta­dor: “La par­te po­si­ti­va de to­do es­to es que se es­ti­ma un au­men­to de la de­man­da de so­ja de en­tre 6% y 8% por par­te de Chi­na pa­ra el 2014”.

A su turno, el re­co­no­ci­do pro­duc­tor y ase­sor Gus­ta­vo Duar­te ex­pli­có que los pre­cios de pi­za­rra 2014 no de­ben sor­pren­der. “Si se ana­li­za la es­ta­dís­ti­ca de los úl­ti­mos ocho años, sur­ge que los pre­cios de fu­tu­ro ac­tua­les se pue­den dar en un 50% de los años; lo que ocu­rre es que a ve­ces so­mos muy op­ti­mis­tas al pre­su­pues­tar”, lan­zó.

Así, el téc­ni­co di­jo que en es­ta cam­pa­ña hay que pen­sar más que nun­ca en la tec­no­lo­gía de pro­ce­sos y de in­su­mos, co­mo ele­men­tos “efi­cien­ti­za­do­res” de los cos­tos. El que sea más efi­cien­te ten­drá la po­si­bi­li­dad de cap­tu­rar más ren­ta, re­su­mió.

En es­te sen­ti­do, ase­gu­ró que la di­fe­ren­cia se ha­rá con “in­ge­nie­ría de es­cri­to­rio”, es de­cir, “aquel pro­duc­tor que defiende muy bien su es­truc­tu­ra ge­ne­ral de cos­tos po­drá cap­tar ren­ta­bi­li­dad, ya que és­ta se­rá muy chi­ca y ha­brá que re­par­tir­la en­tre to­dos los ac­to­res”.

Por su par­te, Gas­tón Fer­nán­dez Pal­ma, ex-pre­si­den­te de Aa­pre­sid y pro­duc­tor del sud­es­te bo­nae­ren­se, di­jo que la pro­duc­ción de maíz es di­fí­cil, pe­ro muy ne­ce­sa­ria, ya que es un cul­ti­vo for­ma­dor de sue­los y, den­tro de un es­que­ma de ro­ta­cio­nes, in­sus­ti­tui­ble.

“En es­te ca­so, va­mos a ha­cer una pe­que­ña re­duc­ción de su­per­fi­cie, que va a do­ler por­que te­ne­mos una ro­ta­ción muy es­ta­ble­ci­da, pe­ro no va­mos a ba­jar la tec­no­lo­gía”, di­jo.

Por el la­do de la so­ja, in­di­có que tam­bién se man­ten­drá in­va­ria­ble el pa­que­te tec­no­ló­gi­co y se res­pe­ta­rá la es­tra­te­gia de re­po­si­ción y cons­truc­ción de fós­fo­ro que vie­nen prac­ti­can­do en es­te cul­ti­vo.

Es­tá cla­ro que arranca una cam­pa­ña su­ma­men­te di­fí­cil. Sin em­bar­go, el men­sa­je que de­jan los ex­per­tos tam­bién es con­tun­den­te: hay que te­ner mu­cha cin­tu­ra, pe­ro tra­tan­do de no aban­do­nar las es­tra­te­gias de lar­go pla­zo. t

Maíz. Es uno de los cul­ti­vos más com­pli­ca­dos. Aquí, un lo­te en Pia­mon­te, San­ta Fe.

RO­BER­TO PE­RA

Me­jor ma­ne­jo. Hay mu­chos as­pec­tos pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia en so­ja: elec­ción de fe­cha de siem­bra, ge­né­ti­ca y ca­li­dad de siem­bra, pre­ci­san los es­pe­cia­lis­tas.

RO­BER­TO PE­RA

La nu­tri­ción, en la mi­ra. El pa­que­te tec­no­ló­gi­co hay que ajus­tar­lo has­ta ma­xi­mi­zar el re­torno; es­to im­pli­ca no ba­jar do­sis si hay res­pues­tas di­rec­tas en el ren­di­mien­to de la so­ja y el maíz.

Hay que ha­cer un aná­li­sis de sue­lo a con­cien­cia, ya que per­mi­te ajus­tar la do­sis de fer­ti­li­zan­te y co­no­cer bien el am­bien­te

Agus­tín Bian­chi­ni

Ase­sor pri­va­do

No de­be­ría ha­ber tan­tas sor­pre­sas: la es­ta­dís­ti­ca mues­tra que los pre­cios fu­tu­ros ac­tua­les se pue­den dar en un 50% de los años

Gus­ta­vo Duar­te

Pro­duc­tor y con­sul­tor

An­te la com­ple­ji­dad de la cam­pa­ña actual, lo im­por­tan­te es iden­ti­fi­car los in­di­ca­do­res que ayu­den a to­mar de­ci­sio­nes más efi­cien­tes

Mar­tín Díaz Zo­ri­ta

Con­sul­tor, DZD Agro

Va­mos a ha­cer una pe­que­ña re­duc­ción de su­per­fi­cie de maíz, que nos va a do­ler, por­que te­ne­mos una ro­ta­ción muy es­ta­ble­ci­da

Gas­tón Fer­nán­dez Pal­ma

Ex pre­si­den­te de Aa­pre­sid

A pe­sar de to­do, no se pue­den de­jar de apli­car cier­tas tec­no­lo­gías que tie­nen un im­pac­to di­rec­to en el ren­di­mien­to fi­nal de la so­ja

Ro­dol­fo Ros­si

Ge­ne­tis­ta de Ni­de­ra

Ma­ne­jo pro­ble­ma­sMa­ne­joEl de pla­gas­pla­gas. mo­ni­to­reo per­mi­ti­rá ade­lan­tar­se a los pro­ble­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.