La agri­cul­tu­ra “cen­trí­pe­ta”

Clarin - Rural - - EN FOCO -

En la cam­pa­ña que es­tá por co­men­zar, el maíz só­lo se­rá com­pe­ti­ti­vo en el 25% de las zo­nas pro­duc­ti­vas de la Ar­gen­ti­na, so­bre to­do en las que es­tán cer­ca de los puer­tos o las in­dus­trias.

En el res­to del país, la ecua­ción arro­ja re­sul­ta­dos que no cu­bren los cos­tos de pro­duc­ción y de al­qui­ler, si se con­si­de­ran los rin­des pro­me­dio de ca­da zo­na. En es­te es­ce­na­rio in­flu­ye el au­men­to de cos­tos, la caí­da en el pre­cio de los gra­nos y el pe­so de los de­re­chos de ex­por­ta­ción (re­ten­cio­nes).

Es­ta fue la prin­ci­pal con­clu­sión de un tra­ba­jo que ela­bo­ra­ron los téc­ni­cos de Aacrea, que con­si­de­ró co­mo pro­me­dios zo­na­les los ren­di­mien­tos ob­te­ni­dos des­de el ci­clo 2007/8 has­ta 2011/12, un pre­cio a co­se­cha de 157,1 U$S/to­ne­la­da y una re­tri­bu­ción al fac­tor tie­rra ba­sa­da en los arren­da­mien­tos que se es­tán ne­go­cian­do pa­ra la cam­pa­ña 2013/14.

Con es­tos da­tos se de­fi­nió un ma­pa que com­pa­ra los rin­des me­dios de ca­da re­gión con los cos­tos que se­rá ne­ce­sa­rio afron­tar pa­ra apos­tar por un cul­ti­vo que es cla­ve pa­ra la sus­ten­ta­bi­li­dad de la ro­ta­ción. Y los nú­me­ros que­da­ron en ro­jo.

En el nor­te y en el sur de Bue­nos Ai­res, por ejem­plo, con rin­des que es­tén un 11% por de­ba­jo del pro­me­dio de la re­gión se al­can­za los cos­tos del maíz. Pe­ro en Sal­ta, más le­jos de los puer­tos y en un am­bien­te más di­fí­cil, el rin­de pa­ra cu­brir los cos­tos se ubi­ca muy por en­ci­ma del rin­de pro­me­dio que es po­si­ble ob­te­ner. El ren­di­mien­to me­dio de la zo­na es­tá un 71% por de­ba­jo de la in­ver­sión ne­ce­sa­ria pa­ra lle­var ade­lan­te el cul­ti­vo.

Del es­tu­dio se des­pren­de la des­fa­vo­ra­ble si­tua­ción pro­yec­ta­da del maíz en la cam­pa­ña 2013/14. Por ejem­plo, en An­ta (Sal­ta) el ren­di­mien­to pa­ra cu­brir los cos­tos de­be­ría ser igual al de Mar­cos Juá­rez (Cór­do­ba). En Car­los Te­je­dor (oes­te de Bue­nos Ai­res), el maíz de­be­ría ren­dir 18% más que el pro­me­dio de las úl­ti­mas seis cam­pa­ñas pa­ra cu­brir los cos­tos. En Mo­reno (San­tia­go del Es­te­ro) en só­lo una de las úl­ti­mas seis cam­pa­ñas se lo­gró equi­li­brar in­gre­sos con gas­tos. En las cin­co res­tan­tes se per­dió di­ne­ro.

Los re­sul­ta­dos pre­vis­tos son con­se­cuen­cia del au­men­to de cos­tos y de la dis­mi­nu­ción de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les del maíz a par­tir de las ex­pec­ta­ti­vas de la gran co­se­cha en EE.UU., a lo que se agre­ga el efec­to de los de­re­chos de ex­por­ta­ción del 20% que tri­bu­ta el maíz en la Ar­gen­ti­na.

Si en el país no hu­bie­ra de­re­chos de ex­por­ta­ción, los pro­duc­to­res re­ci­bi­rían 188,5 dó­la­res por to­ne­la­da en vez de 157,1. Con esa co­ti­za­ción, el maíz da­ría ren­ta po­si­ti­va con los rin­des pro­me­dio de to­das las zo­nas pro­duc­ti­vas, ex­cep­to en La Pam­pa, en el nor­te de San­ta Fe y en las pro­vin­cias del NOA.

El maíz es ne­ce­sa­rio en la ro­ta­ción de cul­ti­vos agrí­co­las pa­ra man­te­ner la fer­ti­li­dad de los sue­cu­brir los, con su apor­te de car­bono, y pa­ra in­te­rrum­pir el ci­clo de in­sec­tos y en­fer­me­da­des de la so­ja, en­tre otros efec­tos po­si­ti­vos, lo que con­tri­bu­ye a la sos­te­ni­bi­li­dad de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na.

En la ac­tua­li­dad, los pro­duc­to­res quie­ren in­cluir­lo en sus plan­teos pro­duc­ti­vos, pe­ro cho­can con los nú­me­ros ne­ga­ti­vos que arro­jan su al­to cos­to de im­plan­ta­ción, la ma­yor in­ci­den­cia del fle­te en un pro­duc­to que re­du­jo su va­lor con res­pec­to a la cam­pa­ña an­te­rior y el ba­jo pre­cio de ven­ta.

Con es­tos va­lo­res de cos­tos e in­gre­sos, se acen­túa la “agri­cul­tu­ra cen­trí­pe­ta”, en la que que­dan mar­gi­na­das del cul­ti­vo las zo­nas ale­ja­das de los puer­tos y las que tie­nen sue­los de me­nor pro­duc­ti­vi­dad. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.