Un pro­duc­tor del sur de San­ta Fe ya va en bus­ca de los 8.000 ki­los/ha de so­ja.

Joa­quín La­gos, del sur de San­ta Fe, con­tó có­mo, con una fer­ti­li­za­ción com­ple­ta y de lar­go pla­zo, lo­gró un pro­me­dio de 7.500 ki­los por hec­tá­rea.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Joa­quín La­gos, de Teo­de­li­na, se apo­ya en una fer­ti­li­za­ción fuer­te y de lar­go pla­zo.

La fer­ti­li­za­ción en so­ja no es una prác­ti­ca co­rrien­te. Sin em­bar­go, los pro­duc­to­res com­pro­me­ti­dos con la sus­ten­ta­bi­li­dad no pue­den ol­vi­dar­se de ella. Uno que lo en­ten­dió así es Joa­quín La­gos, de la zo­na de Teo­de­li­na, al sur de San­ta Fe, quien se con­ven­ció de es­te desafío y em­pe­zó a ac­tuar en con­se­cuen­cia.

Acu­mu­ló una am­plia ex­pe­rien­cia y bue­nos re­sul­ta­dos, por lo cual es­ta se­ma­na fue in­vi­ta­do por la aso­cia­ción Fer­ti­li­zar pa­ra con­tar los de­ta­lles de su ca­so.

La­gos, que for­ma par­te del CREA Teo­de­li­na, con­tó que ha­ce seis años su gru­po en­ten­dió que el es­ce­na­rio de al­qui­le­res, in­su­mos, la­bo­res, re­cur­sos hu­ma­nos, pre­sión fis­cal y de­gra­da­ción de sue­los em­pe­za­ba a cam­biar la ma­ne­ra de ha­cer agri­cul­tu­ra.

Fun­da­men­tal­men­te, di­jo que se die­ron cuen­ta de que eran in­efi­cien­tes en las pro­duc­cio­nes en cam­po pro­pio, ya que to­das las la­bo­res las ha­cían tar­de, mien­tras que es­ta­ban “sub­si­dian­do” las pér­di­das eco­nó­mi­cas en los cam­pos arren­da­dos.

A par­tir de ese aná­li­sis, La­gos de­ci­dió en­fo­car­se en el sis­te­ma de pro­duc­ción en cam­po pro­pio e in­ver­tir más en fer­ti­li­za­ción y tec­no­lo­gía.

Pa­ra em­pe­zar, con­tó que en su zo­na un cul­ti­vo de so­ja de pri­me­ra, so­bre ras­tro­jo de maíz, es lo más ren­di­dor. Al­can­za en pro­me­dio 46 qq/ha, con­tra 42 qq/ha de so­ja so­bre so­ja o los 38 qq/ha que se lo­gran des­pués de un do­ble cul­ti­vo tri­go/so­ja de se­gun­da.

Lue­go de es­ta in­tro­duc­ción zo­nal, to­mó la pa­la­bra Mi­guel Box­ler, téc­ni­co de la re­gión CREA Sur de San­ta Fe, quien dio in­tere­san­tes de­ta­lles téc­ni­cos de la nu­tri­ción en la zo­na.

Box­ler mos­tró da­tos de la re­gión de los úl­ti­mos tre­ce años que de­jan en cla­ro que cuan­do la fer­ti­li­za­ción en so­ja es ba­lan­cea­da en ni­tró­geno (N), fós­fo­ro (P) y azu­fre (S), y sos­te­ni­da a lo lar­go del tiem­po, el im­pac­to de la prác­ti­ca no se no­ta en los pri­me­ros años, sino que se em­pie­za a per­ci­bir a par­tir del quin­to o sex­to año.

Más allá de los efec­tos di­rec­tos de la fer­ti­li­za­ción, Box­ler acla­ró que un cul­ti­vo con una nu­tri­ción ba­lan­cea­da en NPS ma­xi­mi­za la efi­cien­cia en el uso del agua y tam­bién fa­vo­re­ce la ac­ti­vi­dad mi­cro­bia­na en el per­fil. De es­ta for­ma, ex­pli­có que a me­di­da que pa­san los años par­ti­cu­lar­men­te “la so­ja em­pie­za a res­pon­der a es­te me­jor am­bien­te que se va cons­tru­yen­do y los ren­di­mien­tos co­mien­zan a es­ta­bi­li­zar­se”.

En es­te con­tex­to, La­gos de­ta­lló los da­tos de una ex­pe­rien­cia que hi­cie­ron en la úl­ti­ma cam­pa­ña en su cam­po, La Nos­tal­gia, pa­ra co­no­cer la po­ten­cia­li­dad de la olea­gi­no­sa y que se lla­mó “Bus­can­do los 8.000 kg/ha”.

En un lo­te con an­te­ce­sor maíz, que dis­po­nía de 10 par­tes por mi­llón (ppm) de fós­fo­ro, 18,4 ppm de ni­tra­tos y 14,9 ppm de azu­fre, se le apli­có a la siem­bra una mez­cla con 18 kg/ha de ni­tró­geno, 24 kg/ha de fós­fo­ro, 15 kg de azu­fre y 1,5 kg de zinc. Tam­bién se reapli­có de for­ma fo­liar NPS y mi­cro­nu­trien­tes al ini­cio del pe­río­do crí­ti­co (R3).

Ade­más, el cul­ti­vo fue ino­cu­la­do, se hi­zo un ma­ne­jo ajus­ta­do de la sanidad y el vo­lu­men de llu­vias fue óp­ti­mo du­ran­te to­do el ci­clo. Con es­te pa­que­te de al­ta tec­no­lo­gía, el pro­duc­tor mos­tró que los ren­di­mien­tos pro­me­dio al­can­za­ron los 75 qq/ha, con pi­cos de has­ta 90 qq/ha. Pe­ro lo des­ta­ca­do

fue que la in­ver­sión por hec­tá­rea en es­te lo­te de al­ta pro­duc­ción fue de so­lo $ 500/ha más que un lo­te pro­me­dio y el rin­de fue 19 qq/ha ma­yor.

Por su par­te, Mar­tín Díaz Zo­ri­ta, investigador y con­sul­tor pri­va­do, hi­zo al­gu­nas acla­ra­cio­nes téc­ni­cas so­bre el ma­ne­jo de la nu­tri­ción. Co­men­tó que pa­ra una me­jor nu­tri­ción ni­tró­ge­na­da, ele­men­to que la olea­gi­no­sa to­ma de la at­mós­fe­ra, es im­por­tan­tí­si­ma la ca­li­dad del tra­ta­mien­to de ino­cu­la­ción. En cam­bio, pa­ra el fós­fo­ro, lo cen­tral es co­no­cer la dis­po­ni­bi­li­dad en el sue­lo y pa­ra ello hay que ha­cer el aná­li­sis, “que en Ar­gen­ti­na se rea­li­za muy po­co”, di­jo mos­tran­do da­tos que así lo ava­la­ban. Con res­pec­to a es­te nu­trien­te, agre­gó que, con do­sis al­tas, di­vi­di­das en­tre el in­vierno y la siem­bra de la so­ja, se lo­gran los ma­yo­res rin­des. En el ca­so del azu­fre, que ya es un nu­trien­te de­fi­ci­ta­rio en una am­plia su­per­fi­cie de la zo­na nú­cleo, di­jo que apli­car­lo es una in­te­li­gen­te de­ci­sión de fer­ti­li­za­ción.

En el fi­nal de la jor­na­da, Jor­ge Bas­si, vi­ce­pre­si­den­te de Fer­ti­li­zar, des­ta­có que aun hay un lar­go ca­mino por re­co­rrer pa­ra se­guir me­jo­ran­do los rin­des en so­ja. “Es im­por­tan­te ver que los pro­pios pro­duc­to­res son los que mues­tran el im­pac­to de la fer­ti­li­za­ción. Ade­más, que es­te efec­to es a lar­go pla­zo, es ren­ta­ble y que apor­ta al cui­da­do de los sue­los”, ce­rró.

En su sal­sa. Con un ma­ne­jo de al­ta tec­no­lo­gía, La­gos al­can­zó pi­cos de has­ta 90 qq/ha en una ex­pe­rien­cia que hi­zo en La Nos­tal­gia, su cam­po en Teo­de­li­na. Es­te lo­te su­peró en 19 qq/ha al plan­teo pro­me­dio y sig­ni­fi­có un cos­to ex­tra de so­lo 500 pe­sos por hec­tá­rea.

Nu­tri­ción. Un es­que­ma ba­lan­cea­do fue cla­ve pa­ra ob­te­ner los al­tos ren­di­mien­tos, que se lo­gra­ron lue­go de va­rios años de tra­ba­jo sos­te­ni­do.

Box­ler. Del CREA Sur de San­ta Fe.

Bas­si. Vi­ce­pre­si­den­te de Fer­ti­li­zar.

Díaz Zo­ri­ta. Investigador y con­sul­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.