A sem­brar, ca­da grano en su lu­gar

La Fau­ba y Don­ma­rio es­tán desa­rro­llan­do jun­tos un gran ma­pa de los am­bien­tes de so­ja de Su­da­mé­ri­ca.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA - FAU­BA Cla­rín Ru­ral

Con la ayu­da de imá­ge­nes sa­te­li­ta­les, el La­bo­ra­to­rio de Aná­li­sis Re­gio­nal y Te­le­de­tec­ción (LART) de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA (FAU­BA) y el se­mi­lle­ro Don Mario es­tán es­tu­dian­do dis­tin­tos am­bien­tes agroe­co­ló­gi­cos pa­ra sem­brar so­ja en Su­da­mé­ri­ca, te­nien­do en cuen­ta las di­fe­ren­tes va­rie­da­des del cul­ti­vo, los cli­mas y los sue­los de la re­gión. La in­ves­ti­ga­ción per­mi­ti­rá ela­bo­rar ma­pas am­bien­ta­les que es­ta­rán dis­po­ni­bles de ma­ne­ra li­bre y gra­tui­ta pa­ra pro­duc­to­res y ase­so­res de la Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Uru­guay, Pa­ra­guay y Bo­li­via, don­de se con­cen­tra el 50% de la pro­duc­ción mun­dial de so­ja.

El pro­yec­to, que co­men­zó en no­viem­bre de 2011, se ba­sa en la me­to­do­lo­gía de tra­ba­jo que im­ple­men­tó el se­mi­lle­ro ha­ce nue­ve años, de­no­mi­na­da “Ren­di­mien­to sin Fron­te­ras”, se­gún la cual la si­mi­li­tud de las re­gio­nes cul­ti­va­bles no es­tán de­ter­mi­na­das por lí­mi­tes po­lí­ti­cos, sino por as­pec­tos agroe­co­ló­gi­cos o am­bien­ta­les, re­la­cio­na­dos con el cli­ma y los sue­los de ca­da lu­gar.

“De­li­mi­tar los di­fe­ren­tes am­bien­tes agroe­co­ló­gi­cos pa­ra el cul­ti­vo de so­ja en la re­gión per­mi­ti­rá ex­plo­rar al má­xi­mo las in­ter­ac­cio­nes de ge­no­ti­po por am­bien­te, con el fin de iden­ti­fi­car aque­llas con res­pues­ta po­si­ti­va al ren­di­mien­to”, di­jo Fe­de­ri­co Riz­zo, ge­ren­te de Desa­rro­llo del se­mi­lle­ro.

Ade­más, la ini­cia­ti­va res­pon­de al cre­ci­mien­to de la agri­cul­tu­ra en Su­da­mé­ri­ca en los úl­ti­mos 20 años. Se­gún Adria­na Kan­to­lic, do­cen­te de la Cá­te­dra de Cul­ti­vos In­dus­tria­les de la FAU­BA e in­te­gran­te del equi­po de in­ves­ti­ga­ción, “si bien las me­jo­ras tec­no­ló­gi­cas y ge­né­ti­cas al­can­za­das en es­tas dos dé­ca­das per­mi­tie­ron am­pliar el área de adap­ta­ción de ca­da va­rie­dad, es­to no sig­ni­fi­ca ne­ce­sa­ria­men­te que un ma­te­rial es el me­jor pa­ra to­dos los am­bien­tes”.

Se es­pe­ra que la in­for­ma­ción ge­ne­ra­da por la uni­ver­si­dad y la com­pa­ñía sea útil pa­ra que los pro­duc­to­res se­lec­cio­nen sus va­rie­da­des, se­gún las res­pues­tas del ren­di­mien­to a las va­ria­cio­nes am­bien­ta­les. Tam­bién se­rá re­le­van­te pa­ra que ase­so­res e in­ves­ti­ga­do­res co­noz­can me­jor las in­ter­ac­cio­nes en­tre los ge­no­ti­pos y el am­bien­te y su ma­peo en el es­pa­cio.

“Nues­tro ob­je­ti­vo es desa­rro­llar un mo­de­lo es­pa­cial y di­ná­mi­co de la in­ter­ac­ción de los ge­no­ti­pos de so­ja, en re­la­ción con ca­da am­bien­te, y ge­ne­rar una he­rra­mien­ta pa­ra de­fi­nir y lo­ca­li­zar­los en Su­da­mé­ri­ca”, ex­pli­có Mar­tín Oes­ter­held, di­rec­tor del LART.

“Es­ta in­ter­ac­ción es­tá, en par­te, de­fi­ni­da por el pa­trón fe­no­ló­gi­co de los ge­no­ti­pos que de­fi­ne la di­ná­mi­ca tem­po­ral de cap­tu­ra de re­cur­sos del cul­ti­vo y los mo­men­tos en que se en­fren­tan las prin­ci­pa­les res­tric­cio­nes am­bien­ta­les. Y, a su vez, es­tá con­di­cio­na­do por al­gu­nos atri­bu­tos del am­bien­te y es re­la­ti­va­men­te es­ta­ble en ca­da si­tio pa­ra una mis­ma fe­cha de siem­bra, razón por la cual es po­si­ble ma­pear su com­por­ta­mien­to”, apun­tó Kan­to­lic.

Por su par­te, Jo­sé Cla­vi­jo, be­ca­rio de in­ves­ti­ga­ción del equi­po de tra­ba­jo del LART, ex­pli­có que pa­ra avan­zar con los tra­ba­jos cuen­tan con in­for­ma­ción de las úl­ti­mas ocho cam­pa­ñas, so­bre el ren­di­mien­to de 230 ge­no­ti­pos de so­ja (de los gru­pos de ma­du­rez II a IX, que abar­can las va­rie­da­des dis­po­ni­bles pa­ra to­da la re­gión), to­ma­dos en 350 si­tios de in­te­rés. Es­tos da­tos se su­man a las va­ria­bles cli­má­ti­cas (me­di­das en es­ta­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas y es­ti­ma­das con sen­so­res re­mo­tos) e in­for­ma­ción edá­fi­ca pro­ve­nien­te de ma­pas de sue­los a di­fe­ren­tes es­ca­las.

Oes­ter­held con­clu­yó que “el mo­de­lo es­pa­cial a desa­rro­llar per­mi­ti­rá ob­te­ner ma­pas de am­bien­tes ba­jo dis­tin­tas si­tua­cio­nes cli­má­ti­cas, a una es­ca­la re­gio­nal su­da­me­ri­ca­na no ex­plo­ra­da has­ta el mo­men­to”, y ade­lan­tó que si bien se es­pe­ran ob­te­ner los pri­me­ros re­sul­ta­dos en no­viem­bre de es­te año, los de­fi­ni­ti­vos se co­no­ce­rán a me­dia­dos de 2014. t

“Bra­si­lei­ra”. Un tí­pi­co lo­te en Pas­so Fun­do, es­ta­do de Rio Gran­de Do Sul.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.