Aso­cia­ti­vis­mo y va­lor agre­ga­do

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

Sus­ten­ta­bi­li­dad, va­lor agre­ga­do, aso­cia­ti­vis­mo. Otro con­tra­to so­cial en­tre cam­po y ciu­dad. Esos han si­do los ejes de los dos gran­des even­tos de las úl­ti­mas se­ma­nas: los Con­gre­sos de Aa­pre­sid en Ro­sa­rio y CREA en Cór­do­ba.

En­tre las dos ca­be­ce­ras de la Re­gión Cen­tro, exac­ta­men­te a mi­tad de ca­mino, es­tá Vi­lla Ma­ría. Pa­re­ce el cen­tro de gra­ve­dad de la nue­va eco­no­mía ar­gen­ti­na, que se ha des­pla­za­do del eje Ma­tan­za Ria­chue­lo, al Ro­sa­rio-Cór­do­ba. Allí se es­tá le­van­tan­do una im­po­nen­te plan­ta de eta­nol de ce­rea­les, ACABio, que le va a dar nue­va vi­da al maíz y el sor­go, dos cul­ti­vos cla­ve en la ro­ta­ción agrí­co­la. Sus­ten­ta­bi­li­dad.

Una in­ver­sión de 140 mi­llo­nes de dó­la­res, la más im­por­tan­te de la his­to­ria de la Aso­cia­ción de Coope­ra­ti­vas Ar­gen­ti­nas. Va a di­ge­rir 500.000 to­ne­la­das de maíz por año, pa­ra pro­du­cir 140.000 me­tros cú­bi­cos de eta­nol bio­com­bus­ti­ble y 112 mi­llo­nes de to­ne­la­das de DGS, el co­pro­duc­to que se des­ti­na a la ali­men­ta­ción ani­mal. Los DGS ade­más se con­ver­ti­rán allí mis­mo en le­che, que se­rá que­sos, pol­vo o UHT en la ma­yor cuenca tam­be­ra del mun­do. Va­lor agre­ga­do “en ori­gen”.

Más de 60 coope­ra­ti­vas y 40.000 pro­duc­to­res com­pro­me­tie­ron re­cur­sos pa­ra le­van­tar el com­ple­jo. Aso­cia­ti­vis­mo en se­rio. Es el mo­de­lo: con­cen­trar ca­pi­tal pa­ra ac­ce­der a la me­jor tec­no­lo­gía del mun­do, es­ca­la, ma­sa crí­ti­ca. Ca­pa­ci­dad de ges­tión en lo ope­ra­ti­vo, lo co­mer­cial y lo fi­nan­cie­ro.

Vi­si­ta­mos la plan­ta en cons­truc­ción con Ju­lián Echa­za­rre­ta y Víc­tor Ac­cas­te­llo, dos al­tos di­rec­ti­vos de la or­ga­ni­za­ción coope­ra­ti­va. No es el úni­co pro­yec­to en dan­za: ha­ce po­cos me­ses inau­gu­ra­ron un gran com­ple­jo de cer­dos en San Luis, que va des­de la cría al fri­go­rí­fi­co, in­clu­yen­do plan­ta de bio­gás pa­ra el tra­ta­mien­to de la bos­ta más si­lo de maíz pa­ra ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca, con tec­no­lo­gía ale­ma­na.

Mien­tras tan­to en Vi­lla Ma­ría

Es­tá na­cien­do una nue­va in­dus­tria ba­sa­da en ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas

la plan­ta se le­van­ta a rit­mo fe­roz. Quie­ren inau­gu­rar en enero pró­xi­mo, y ase­gu­ran que lle­gan. Tra­ba­jan 400 per­so­nas.

La ma­yor par­te de la obra es es­tric­ta­men­te na­cio­nal: to­da la obra ci­vil, los si­los, pa­vi­men­to, sis­te­ma de mo­lien­da. Víncu­lo agro/ciu­dad al pa­lo. Só­lo el 30% de la in­ver- sión co­rres­pon­de a ma­te­ria­les im­por­ta­dos, el “nú­cleo du­ro” del pro­yec­to, don­de bus­ca­ron lo más pro­ba­do: fer­men­ta­do­res, des­ti­la­ción y se­ca­do de DGS. Pe­ro el mon­ta­je es lo­cal, por su­pues­to. Co­mo tam­bién el hos­pe­da­je y ser­vi­cios al pu­ña­do de téc­ni­cos ex­tran­je­ros que se ins­ta­la­ron en el obra­dor.

El des­tino del eta­nol se­rá el mer­ca­do in­terno, don­de ya la naf­ta se cor­ta con un 5% de es­te bio­com­bus­ti­ble. El ma­yor pro­vee­dor es otra em­pre­sa cor­do­be­sa: Bio4, que arran­có ha­ce un año. Y cer­ca de allí, en Ale­jan­dro Ro­ca, es­tá ope­ran­do des­de ha­ce dos me­ses otra plan­ta en so­cie­dad de AGD y Bun­ge. El nue­vo clus­ter del maíz que in­clu­ye el po­de­ro­so com­ple­jo de Avex, ad­qui­ri­do ha­ce un par de años por el ma­yor ope­ra­dor mun­dial de car­ne de po­llo.

La vi­sión de mu­chos ana­lis­tas y co­mu­ni­ca­do­res es que la Ar­gen­ti­na se ha desin­dus­tria­li­za­do. Nues­tra vi­sión es que, a pe­sar del las­tre de una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca “con­du­ci­da” por quie­nes no creen en la po­ten­cia de la agroin­dus­tria, se es­tá le­van­tan­do una nue­va es­truc­tu­ra. Hay que ver la evo­lu­ción del com­ple­jo so­je­ro del gran Ro­sa­rio, las plan­tas de fer­ti­li­zan­tes y agro­quí­mi­cos, las plan­tas de se­mi­llas hí­bri­das, ino­cu­lan­tes, ma­qui­na­ria agrí­co­la. Es fá­cil: bas­ta mi­rar las imá­ge­nes sa­te­li­ta­les del Goo­gle Earth y se­guir­las a lo lar­go de los úl­ti­mos años.

“La vio­len­cia es la par­te­ra de una so­cie­dad em­ba­ra­za­da de otra nue­va”, se es­cu­cha­ba en los años de plo­mo. Error con­cep­tual: la par­te­ra nun­ca es vio­len­ta, es há­bil pa­ra evi­tar el do­lor.

Aquí, se es­tá pa­rien­do una nue­va in­dus­tria, ba­sa­da en las ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas ad­qui­ri­das a par­tir del co­no­ci­mien­to y la tec­no­lo­gía. Vio­len­cia es el im­pul­so del abor­to.

Let it be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.