El ac­ti­vo fun­da­men­tal de la pa­sión

Tres ex­per­tos en re­cur­sos hu­ma­nos re­mar­ca­ron la im­por­tan­cia de con­tar con gen­te mo­ti­va­da en las or­ga­ni­za­cio­nes.

Clarin - Rural - - CONGRESO NACIONAL CREA - An­drés Fe­rre­ras cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Las em­pre­sas ne­ce­si­tan cam­bios en los mo­dos de apren­der y en las for­mas de re­la­cio­nar­se. El ejer­ci­cio de li­de­raz­gos ya no se tra­du­ce por im­po­si­ción, sino por con­sen­so, en­ten­dien­do al otro en sus as­pi­ra­cio­nes y sen­ti­mien­tos. So­bre es­tos ejes tran­si­ta­ron las char­las que die­ron Pau­la Mo­li­na­ri, Axel Ri­vas y Ale­jan­dro Me­la­med en el XX Con­gre­so Na­cio­nal CREA, que tu­vo lu­gar es­ta se­ma­na en Cór­do­ba.

En­fo­car­se en el víncu­lo en­tre las ge­ne­ra­cio­nes, en una épo­ca en la que has­ta cua­tro ge­ne­ra­cio­nes in­ter­ac­túan en la mis­ma em­pre­sa, y con men­ta­li­dad dis­tin­ta, fue uno de los pun­tos en los que in­sis­tió Mo­li­na­ri, que ase­so­ra en ges­tión de cam­bios en las or­ga­ni­za­cio­nes. Apun­tó que en 2025, los jó­ve­nes se­rán el 70% de la fuer­za la­bo­ral. Tam­bién ha­brá más gen­te gran­de tra­ba­jan­do, por pro­lon­ga­ción de ex­pec­ta­ti­va de vi­da. En Ar­gen­ti­na ya hay 3.000 per­so­nas de más de 100 años de edad.

Es­to ha­ce pen­sar en equi­pos de tra­ba­jo con gen­te jo­ven y ma­yor en el mis­mo lu­gar. Y tam­bién con más mu­je­res, que son el 60% de los egre­sa­dos uni­ver­si­ta­rios.

La di­ver­si­dad se­rá ma­yor en los equi­pos y es­to au­men­ta su va­lo­ra­ción. An­tes era vi­vi­da co­mo un obs­tácu­lo, aho­ra es una opor­tu­ni­dad. Los víncu­los son más sa­nos por eso, di­ce la pro­fe­sio­nal. La di­ver­si­dad es­tá en la ba­se de la in­no­va­ción. Ayu­da a te­ner me­jo­res equi­pos. Las pers­pec­ti­vas dis­tin­tas en­ri­que­cen, pe­ro tra­ba­jan­do des­de un mar­co de res­pe­to e igual­dad.

Mo­li­na­ri di­jo que se vi­ve un mo­men­to de cam­bio dis­rup­ti­vo, don­de cho­can dos mo­de­los men­ta­les. Uno del si­glo 20, de la di­rec­ción y con­trol. Y otro de la co­la­bo­ra­ción, traí­do por los jó­ve­nes, en el que no tie­nen tan­to pe­so las ins­tan­cias je­rár­qui­cas.

Es­to con­fi­gu­ra una em­pre­sa

Ser un lí­der efec­ti­vo es en­cau­zar ener­gía en una di­rec­ción emo­cio­nal po­si­ti­va

más hu­ma­na, de­fi­ni­ción so­bre la que di­ser­tó Ale­jan­dro Me­la­med, vi­ce­pre­si­den­te de re­cur­sos hu­ma­nos de Co­ca Co­la, quien sos­tu­vo que el pri­mer pa­so es ser y te­ner me­jo­res per­so­nas, lo que im­pli­ca rom­per pa­ra­dig­mas tra­di­cio­na­les y pen­sar de ma­ne­ra di­fe­ren­te. “La gen­te se desem­pe­ña me­jor cuan­do es­tá fe­liz. Cuan­do hay mu­cho ma­les­tar, da lo peor de sí mis­mo. Hay que pro­po­ner­se ser fe­liz, y tal vez eso te lle­ve al éxi­to”, pro­pu­so el di­rec­ti­vo.

La mo­ti­va­ción, ase­gu­ró, es una de las cla­ves. Lue­go ex­pu­so la re­gla de las cua­tro “p”: pla­ta, po­der, pres­ti­gio y pla­cer. La pre­gun­ta a rea­li­zar­se es cuál es la que ver­da­de­ra­men­te mo­ti­va a ca­da in­te­gran­te de la em­pre­sa. “Ser un lí­der efec­ti­vo no es creer­se un ge­nio y el úni­co que tie­ne la ver­dad re­ve­la­da, es creer en el otro, en­cau­zar la po­ten­cia y ener­gía en una di­rec­ción emo­cio­nal po­si­ti­va”, afir­mó.

El in­ves­ti­ga­dor Axel Ri­vas abo­nó la idea de la bús­que­da de la pa­sión, de fluir en la ta­rea dia­ria, sa­lien­do de la ley gra­vi­ta­cio­nal en la que el tra­ba­jo es igual a la alie­na­ción. “Se en­cuen­tra la pa­sión bus­can­do dis­tin­tas al­ter­na­ti­vas, ex­plo­ran­do, me­tién­do­se en lu­ga­res que an­tes no se ha­bían vi­si­ta­do”, re­mar­có. Pa­ra el cie­rre, ci­tó a Aris­tó­te­les al se­ña­lar que los há­bi­tos que se apren­den de jo­ven tie­nen una im­por­tan­cia ab­so­lu­ta. Por lo tan­to, si hay que cam­biar, es ne­ce­sa­rio des­en­gan­char car­gas pe­sa­das y des­apren­der mu­chas co­sas, pa­ra vol­ver a em­pe­zar a ser me­jor. t

Dos ge­ne­ra­cio­nes. Los víncu­los son un com­po­nen­te cla­ve en las em­pre­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.