Exac­ción a la Ar­gen­ti­na ver­de

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El fla­man­te mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res pi­de que se uti­li­ce el “fon­do so­je­ro” pa­ra pa­gar­le los suel­dos a la po­li­cía y com­prar más pa­tru­lle­ros. Si ha­cía fal­ta una ima­gen pa­ra re­mar­car que el cen­tro de gra­ve­dad de la eco­no­mía ar­gen­ti­na se tras­la­dó a la Re­gión Cen­tro, aho­ra la te­ne­mos.

En es­ta mis­ma se­ma­na tu­vo me­dia san­ción la Ley de Pre­su­pues­to 2013. Que­dó tal cual la man­dó el Eje­cu­ti­vo. Tam­bién avan­zó la Ley de Emer­gen­cia Eco­nó­mi­ca, la de la dé­ca­da ga­na­da. La com­bi­na­ción de am­bas ini­cia­ti­vas con­sa­gra la exac­ción a la Ar­gen­ti­na Ver­de y Com­pe­ti­ti­va. Vea­mos.

El fon­do so­je­ro se ge­ne­ra en 2009, con el 30% de las re­ten­cio- nes a la ex­por­ta­ción de so­ja. Es­tas re­ten­cio­nes no son co­par­ti­ci­pa­bles. La pre­sión de los gobernadores lo­gró que CFK ce­die­ra es­te ter­cio con un destino ex­plí­ci­to: obras de in­fra­es­truc­tu­ra y edu­ca­ción. Aho­ra un ex in­ten­den­te del co­n­ur­bano (la pe­sa­da mo­chi­la de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, que tam­bién es ver­de y com­pe­ti­ti­va más allá de la ru­ta 6) quie­re pa­gar gas­tos de se­gu­ri­dad.

Des­de la re­im­plan­ta­ción de las re­ten­cio­nes, la Na­ción suc­cio­nó, ma­man­do des­de afue­ra del alam­bra­do, más de 50.000 millones de dó­la­res de la Re­gión Cen­tro. Ni obras nue­vas ni man­te­ni­mien­to de las vie­jas. Uno de ca­da tres ca­mio­nes es cap­tu­ra­do en el puer­to, con el fle­te pa­go por par­te del cha­ca­re­ro. Los fle­tes son ca­da vez más ca­ros por­que, en­tre otras co­sas, la in­fra­es­truc­tu­ra es­tá co­lap­sa­da y por­que el pre­cio del ga­soil ya no es lo que era. Las pro­vin­cias emer­gen­tes de la re­vo­lu­ción agrí- co­la, co­mo la muy K San­tia­go del Es­te­ro, no dis­traen un pe­so pa­ra aten­der la tre­men­da emer­gen­cia por se­quía que ame­na­za a todo el sec­tor pro­duc­ti­vo.

Y vean qué cu­rio­so. En el mis­mo pe­río­do del fon­do so­je­ro, ape­nas cin­co años, se le­van­tó en la pro­vin­cia de San­ta Fe un im­po­nen­te po­lo de ela­bo­ra­ción de bio­die­sel. Con una in­ver­sión de

Las ma­las po­lí­ti­cas ac­tua­les des­alien­tan la pro­duc­ción de ener­gías re­no­va­bles

más de mil millones de dó­la­res se le­van­tó una nue­va in­dus­tria, que cuen­ta con ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da pa­ra pro­du­cir 3,5 millones de to­ne­la­das de es­te sus­ti­tu­to del ga­soil, cu­ya im­por­ta­ción ge­ne­ra un cre­cien­te dre­na­je de di­vi­sas. El año pa­sa­do el go­bierno K, que ha­bía da­do fuer­tes se­ña­les de apo- yo a es­te de­sa­rro­llo, de­ci­dió que de­bía du­pli­car­le las re­ten­cio­nes y re­ba­jar el pre­cio pa­ra el mer­ca­do in­terno.

El ex­pe­ri­men­to arro­jó el re­sul­ta­do es­pe­ra­do: las ex­por­ta­cio­nes se ca­ye­ron, el cor­te lo­cal que apun­ta­ba a lle­gar al 15% se re­du­jo a la mi­tad, co­men­za­ron los cie­rres de plan­tas y se pa­ró la cons­truc­ción de otras. Con más de 50 millones de to­ne­la­das de ca­pa­ci­dad de crus­hing de so­ja, hay 10 millones de to­ne­la­das de acei­te dis­po­ni­bles pa­ra agre­gar­le va­lor.

Si­ga­mos. La pro­vin­cia de San­ta Fe con­su­me anual­men­te al­re­de­dor de 1,5 millones de me­tros cú­bi­cos de ga­soil. Y pue­de pro­du­cir hoy, con el par­que ya ins­ta­la­do, 3 millones de me­tros cú­bi­cos de bio. El do­ble. Vis­to des­de otro án­gu­lo: tie­ne un ba­lan­ce ener­gé­ti­co su­per­avi­ta­rio, mien­tras el país se de­san­gra en im­por­ta­cio­nes de ga­soil.

Lo mis­mo va a pa­sar en Cór­do­ba con el emer­gen­te eta­nol de maíz. Ya hay dos plan­tas a pleno y en enero inau­gu­ra la de ACA­Bio. En­tre las tres se po­drá sus­ti­tuir el 10% de la naf­ta.

No es so­lo sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes. Es tam­bién un sal­to cua­li­ta­ti­vo en la ma­triz ener­gé­ti­ca na­cio­nal, al in­cor­po­rar com­bus­ti­bles re­no­va­bles con fuer­te im­pac­to en la re­duc­ción de emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro.

Pe­ro la ma­la no­ti­cia es que el pre­su­pues­to que re­ci­bió aho­ra la me­dia san­ción, con­tem­pla que el bio­die­sel des­ti­na­do al mer­ca­do in­terno si­ga pa­gan­do el 41% de im­pues­tos. Mien­tras tan­to, se man­tie­ne la exen­ción de tri­bu­tos al ga­soil im­por­ta­do. Jus­to en el mo­men­to en que el mun­do, acu­cia­do por el au­men­to de su pre­cio (por la cri­sis de Si­ria) es­tá vol­vien­do a cor­tar ga­soil con más bio­die­sel, una bue­na no­ti­cia que se di­lu­ye por el im­pac­to de los de­re­chos de ex­por­ta­ción. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.