Los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, tam­bién con­tra las ma­le­zas

Sem­brar­los pue­de ser­vir tam­bién pa­ra en­fren­tar uno de los ma­yo­res desafíos de la agri­cul­tu­ra ac­tual.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Pro­duc­to­res de Aapresid lo usan pa­ra com­ba­tir ese gra­ve pro­ble­ma.

Los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra in­ver­na­les, ade­más de cu­brir el ba­che pro­duc­ti­vo que a ve­ces se pro­du­ce en esa es­ta­ción, se es­tán trans­for­man­do en una he­rra­mien­ta muy ver­sá­til que apor­ta mu­chos be­ne­fi­cios al sis­te­ma pro­duc­ti­vo. Tres ex­pe­rien­cias di­fe­ren­tes, en Cór­do­ba, La Pam­pa y En­tre Ríos, aun­que con ob­je­ti­vos di­sí­mi­les, de­mues­tran mu­chas de sus ven­ta­jas, in­clu­so pa­ra com­ba­tir un gran pro­ble­ma de la agri­cul­tu­ra de hoy: la mul­ti­pli­ca­ción de ma­le­zas.

Ma­riano Gra­net­to y Gus­ta­vo Za­mo­ra, de la re­gio­nal Río Se­gun­do de Aapresid, en el cen­tro-nor­te de Cór­do­ba, es­tán bus­can­do una he­rra­mien­ta que su­me pa­ra el ma­ne­jo de las ma­le­zas de in­vierno y pri­ma­ve­ra, un pro­ble­ma que cre­ció mu­cho en los úl­ti­mos años en la zo­na a cau­sa de la dis­mi­nu­ción del área tri­gue­ra.

En­tre las es­pe­cies im­plan­ta­das co­mo puen­tes ver­des, siem­bran bá­si­ca­men­te gra­mí­neas, co­mo el cen­teno, al igual que en el ca­so de La Pam­pa, pe­ro a di­fe­ren­cia del de En­tre Ríos, don­de otro in­no­va­dor de la en­ti­dad se in­cli­na más por las olea­gi­no­sas.

Más allá de las di­fe­ren­cias, uno de los as­pec­tos im­por­tan­tes en el ca­so de los cor­do­be­ses (y en el de los otros dos), que los mis­mos pro­ta­go­nis­tas se en­car­ga­ron de des­ta­car, es el apor­te de los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra al ma­ne­jo de ma­le­zas.

Con es­tos cul­ti­vos in­ver­na­les, di­je­ron, se evi­ta­ron apli­ca­cio­nes de her­bi­ci­das en una épo­ca ha­bi- tual de bar­be­cho y el ma­ne­jo tu­vo un efec­to re­si­dual que al­can­zó tam­bién al cul­ti­vo pos­te­rior, en el que tam­bién se re­du­je­ron el nú­me­ro de apli­ca­cio­nes.

En En­tre Ríos, Da­niel Vol­pe, miem­bro de la re­gio­nal Pa­ra­ná de Aapresid, tie­ne nu­me­ro­sas ex­pe­rien­cias do­cu­men­ta­das den­tro de su re­gio­nal, que, más allá de las ma­le­zas, des­ta­can las vir­tu­des más co­no­ci­das de los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra. En­tre ellas, que in­cre­men­ta­ron la sus­ten­ta­bi­li­dad del sis­te­ma, cap­tu­ran­do re­cur­sos subuti­li­za­dos, co­mo el agua y la luz, du­ran­te el in­vierno.

Vol­pe co­men­tó que en esos am­bien­tes en­tre­rria­nos siem­bran prin­ci­pal­men­te vi­cia, me­li­lo­tus y tré­bol ro­jo. De­bi­do a que el pi­co de cre­ci­mien­to de es­tas es­pe­cies es­tá en­tre sep­tiem­bre y oc­tu­bre, el cul­ti­vo si­guien­te de­be sem­brar­se a par­tir de no­viem­bre, en for­ma más tar­día a la ha­bi­tual.

El ter­cer ca­so es el de Ga­briel Gar­ne­ro, de la lo­ca­li­dad de Hi­la­rio La­gos, en el no­res­te de la Pam­pa, una zo­na se­ca y ven­to­sa. Allí, a par­tir de la siem­bra de es­tos puen­tes ver­des, bus­ca dis­mi­nuir la ero­sión y au­men­tar la efi­cien­cia del uso del agua, so­bre todo por­que mu­chas ve­ces los bar­be­chos in­ver­na­les en su zo­na tie­nen efi­cien­cia ne­ga­ti­va en el uso del agua. Es de­cir, es me­nor la can­ti­dad acu­mu­la­da en el per­fil al fi­na­li­zar el bar­be­cho que al co­mien­zo.

Gar­ne­ro, en La Pam­pa, coin­ci­dió con Vol­pe en En­tre Ríos en que con la siem­bra de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra no les que­da otra que im­plan­tar lue­go cul­ti­vos tar­díos, pe­ro des­ta­ca­ron que eso les ase­gu­ra una ma­yor es­ta­bi­li­dad, ya que pue­den eva­dir el gran es­trés tér­mi­co que sue­le ha­ber en enero.

Es­tas ex­pe­rien­cias de­mues­tran que los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra pue­den ser mul­ti­pro­pó­si­to. Más allá de sus ven­ta­jas co­no­ci­das, tam­bién pue­den ser­vir pa­ra en­fren­tar el gran desafío de las ma­le­zas. t

Vi­cia. Fi­ja el ni­tró­geno del ai­re, que que­da dis­po­ni­ble pa­ra el si­guien­te cul­ti­vo.

Sor­go de Ale­po. Es­ta gra­mí­nea, de emer­gen­cia oto­ño-in­ver­nal y re­sis­ten­te al gli­fo­sa­to, es una de las ma­le­zas más pro­ble­má­ti­cas. Con tec­no­lo­gía de pro­ce­sos se pue­de ma­ne­jar y dis­mi­nuir la can­ti­dad de apli­ca­cio­nes de her­bi­ci­das.

Tré­bol ro­jo. Le­gu­mi­no­sa in­ver­nal.

Cen­teno. Pa­ra dis­mi­nuir la ero­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.