La ca­de­na tri­gue­ra quie­re pro­du­cir cir 20 millones de to­ne­la­das por año.

Ma­tías Fe­rrec­cio, el nue­vo ti­tu­lar de Ar­gen­tri­go, ana­li­za a fon­do el fu­tu­ro. ro.

Clarin - Rural - - TAPA - Lu­cas Vi­lla­mil lvi­lla­mil@cla­rin.com

El tri­go ar­gen­tino atra­vie­sa años du­ros, por las com­pli­guir ca­cio­nes pa­ra su pro­duc­ción, y eso se re­fle­jó cla­ra­men­te en la ba­jí­si­ma área sem­bra­da de las úl­ti­mas cam­pa­ñas. Pe­ro al­zan­do un po­co la mi­ra­da y en­fo­can­do al me­diano y lar­go pla­zo, las opor­tu­ni­da­des y el po­ten­cial si­guen sien­do óp­ti­mos. Por eso, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó es­ta se­ma­na con Ma­tías Fe­rrec­cio, pro­duc­tor de la zo­na de Sa­la­di­lloRo­que Pé­rez, en Bue­nos Ai­res, y fla­man­te pre­si­den­te de Ar­gen­tri­go, la en­ti­dad que agru­pa a to­da la ca­de­na del cul­ti­vo, pa­ra co­no­cer su vi­sión so­bre la si­tua­ción acu­tal y pen­sar en los desafíos que en­fren­ta­rá el sec­tor tri­gue­ro en los pró­xi­mos años. - El mer­ca­do del tri­go es­tá hoy en el cen­tro de la es­ce­na. ¿Cuál es su vi­sión de la ac­tua­li­dad? - Des­de la ca­de­na ve­ni­mos ad­vir­tien­do que la ofer­ta de tri­go, des­de ha­ce por lo me­nos cua­tro me­ses, es muy jus­ta. Esa si­tua­ción, lle­gan­do al fi­nal de la cam­pa­ña, se agra­va por­que los stocks se van acer­can­do a ce­ro. Des­de el ini­cio hu­bo com­pli­ca­cio­nes pa­ra con­se- tri­go de la ca­li­dad desea­da, y la si­tua­ción va a se­guir ti­ran­te has­ta que in­gre­se la nue­va co­se­cha. En es­tos días se es­tán em­pe­zan­do a tri­llar los pri­me­ros lo­tes en el nor­te, lo que po­dría des­com­pri­mir un po­co el mer­ca­do. - ¿Có­mo es­tán vien­do la cam­pa­ña ac­tual pa­ra el cul­ti­vo? - Es­te año hu­bo una se­ca tre­men­da­men­te fuer­te en el no­roes­te, que ha­rá ba­jar los rin­des en zo­nas que de por sí no son las más ren­di­do­ras. Pe­ro en las prin­ci­pa­les zo­nas tri­gue­ras el año no fue ma­lo. La es­ti­ma­ción de la Bol­sa de Ce­rea­les es de 10,3 millones de to­ne­la­das en unas 3.620.000 hec­tá­reas sem­bra­das. Eso, pa­ra el con­su­mo in­terno, va a al­can­zar, y a Bra­sil se le da­rá un 40%, pe­ro com­pa­ra­do con el po­ten­cial de la Ar­gen­ti­na, es­ta­mos muy le­jos. - ¿Cuál es ese po­ten­cial y qué ha­ce fal­ta pa­ra al­can­zar­lo? - Nues­tro ob­je­ti­vo tie­ne que ser 20 millones de to­ne­la­das, por­que po­de­mos y por­que es bueno des­de todo pun­to de vis­ta. He­mos sem­bra­do 7 millones de hec­tá­reas va­rios años y hoy es­ta­mos sem­bran­do 3,5 millones. Cuan­do uno to­ma com­pro­mi­sos con otros paí­ses, por ejem­plo Bra­sil, uno tie­ne que dar se­gu­ri­dad de que las ne­ce­si­da­des van a es­tar cu­bier­tas to­dos los años. Ru­sia co­lo­có 600.000 to­ne­la­das en Pe­rú, un mer­ca­do que cla­ra­men­te tie­ne que ser nues­tro, co­mo to­da La­ti­noa­mé­ri­ca. Pa­ra fi­jar­nos un ob­je­ti­vo de 20 millones de to­ne­la­das y que sea real, con­sis­ten­te, tie­ne que ser ca­si una de­ci­sión de Es­ta­do, por­que va mu­cho más allá de un go­bierno. Tie­ne que ser un acuer­do de los pró­xi­mos go­bier­tan­te nos ir en esa di­rec­ción, por to­dos los be­ne­fi­cios que trae­ría: el apor­te de in­ver­sión y su con­se­cuen­te im­pac­to re­cau­da­to­rio en IVA y Ga­nan­cias, el equi­li­brio agro­nó­mi­co… Es­to cuen­ta pa­ra no­so­tros co­mo pa­ra las otras ca­de­nas, co­mo la del maíz, que tam­bién es­tá muy re­za­ga­da. - ¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les desafíos del sec­tor en es­te con­tex­to? - Den­tro de las ca­de­nas es­tá bas­mi­llo­nes con­sen­sua­da la vi­sión de la Ar­gen­ti­na co­mo pro­duc­tor de ali­men­tos pa­ra el mun­do. Aho­ra, co­mo so­cie­dad de­be­mos acep­tar el desafío, ver qué se ne­ce­si­ta y cum­plir los com­pro­mi­sos. Por otro la­do, en los úl­ti­mos diez años la ca­pa­ci­dad mo­li­ne­ra cre­ció, pe­ro lo que no cre­ció en la mis­ma mag­ni­tud es la in­dus­tria­li­za­ción se­cun­da­ria, co­mo la pro­duc­ción de ga­lle­ti­tas, fi­deos. Esa es una asignatura pen­dien­te, por­que son va­lo­res agre­ga­dos que trac­cio­nan fuer­te­men­te a la ca­de­na. La otra asignatura pen­dien­te es re­cu­pe­rar a los paí­ses a los que pro­veía­mos y com­pro­me­ter­nos a cum­plir. A ni­vel mun­dial, nues­tro tri­go es bueno, pe­ro de­be­ría­mos ir ha­cia tri­gos de una me­jor ca­li­dad pa­ra po­der cap­tar una di­fe­ren­cia­ción de pre­cio. Es­tá cla­ro que en la ca­de­na te­ne­mos mu­cho pa­ra ha­cer.

Es­pi­gas. El Es­ta­do de­be com­pro­me­ter­se con una po­lí­ti­ca que tras­cien­da a los go­bier­nos, di­ce el ti­tu­lar de Ar­gen­tri­go.

Fe­rrec­cio. Pro­duc­tor en Bue­nos Ai­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.