To­das las ven­ta­jas que apor­ta el co­rral

Clarin - Rural - - GA­NA­DE­RÍA -

En un es­que­ma efi­cien­te de ci­clo com­ple­to, el en­cie­rre es un es­la­bón que no de­be mos­trar fi­su­ras. El asesor pri­va­do Juan Eli­zal­de re­cor­dó es­te con­cep­to, y aña­dió que, en los es­que­mas de ci­clo com­ple­tos, los co­rra­les in­su­men un pro­me­dio de 22% de la ali­men­ta­ción que re­ci­be ca­da ani­mal. En­tre sus prin­ci­pa­les ven­ta­jas, ex­pli­có que el co­rral per­mi­te tra­ba­jar con una ge­né­ti­ca uni­for­me y, si hu­bo un buen ma­ne­jo de las eta­pas pre­vias, se pue­de me­jo­rar de ma­ne­ra no­ta­ble la efi­cien­cia de con­ver­sión de los bo­vi­nos. “Al co­no­cer to­do el pro­ce­so, se pue­de ele­gir me­jor el ali­men­to pa­ra es­ta eta­pa”, des­ta­có. Pero no so­lo se tra­ta de lle­var los ani­ma­les al co­rral. Eli­zal­de ad­vir­tió que al en­ce­rrar ani­ma­les más pe­sa­dos, hay que cui­dar la re­la­ción en­tre con­su­mo e ín­di­ces de con­ver­sión. “El mar­gen de error es me­nor ahí”, afir­mó. Y tam­bién ex­pli­có que en los úl­ti­mos diez años se desa­rro­lla­ron cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos en la ma­ne­ra de ali­men­tar a los bo­vi­nos. Así, de las ra­cio­nes de maíz con afre­chi­llo y nú­cleo, en la ac­tua­li­dad se apun­ta ca­da vez más a la bús­que­da de fuentes de fi­bra y a me­jo­rar los mé­to­dos de pro­ce­sa­mien­to, por ejem­plo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.