Pla­gas: ojo con la “bo­li­lle­ra bra­va”

Clarin - Rural - - TECNOLOGÍA AGRÍCOLA: OPINAN LOS EXPERTOS -

ries­gos de ocu­rren­cia de otras pla­gas. Ya se sa­be que no son los pro­duc­tos más fuer­tes ni las al­tas do­sis las que de­ben usar­se pa­ra pe­lear­le a la “bo­li­lle­ra bra­va”. De­be­rá ser un pro­gra­ma de mo­ni­to­reo y ma­ne­jo de ba­jo im­pac­to, pa­ra el que no es­ta­mos en­te­ra­men­te pre­pa­ra­dos.

Se sa­be que es na­tu­ral­men­te más to­le­ran­te a in­sec­ti­ci­das que otras pla­gas, que tie­ne una ca­pa­ci­dad de pro­crea­ción muy im­por­tan­te -de­jan­do ca­da in­di­vi­duo hem­bra una des­cen­den­cia de más 1500 con­gé­ne­res-, que se pue­de ali­men­tar de una va­ria­da ga­ma de cul­ti­vos (so­ja, maíz, gi­ra­sol, hor­ta­li­zas, etc.) y aún de ma­le­zas, y que los ge­nes Bt in­cor­po­ra­dos a los cul­ti­vos no son to­do lo efec­ti­vos que se es­pe­ra co­mo pa­ra otras pla­gas (in­clu­so exis­ten um­bra­les de da­ño pa­ra al­go­do­nes trans­gé­ni­cos).

A to­do es­to hay que aña­dir­le el he­cho de que en otras re­gio­nes del mun­do ha ge­ne­ra­do rá­pi­da­men­te re­sis­ten­cia o fal­ta de sus­cep­ti­bi­li­dad a los in­sec­ti­ci­das con­ven­cio­na­les, y que su re­co­no­ci­mien­to a cam­po es muy com­pli­ca­do, pu­dién­do­se con­fun­dir fá­cil­men­te con otras pla­gas se­me­jan­tes.

Ha­brá que se­guir pa­so a pa­so las ex­pe­rien­cias bra­si­le­ras en es­ta cam­pa­ña que ya es­tá en mar­cha y man­te­ner­se aten­tos a las in­for­ma­cio­nes y re­co­men­da­cio­nes del Senasa en ca­so de con­fir­mar­se su pre­sen­cia en Ar­gen­ti­na du­ran­te la cam­pa­ña.

Cuan­do el río sue­na, agua trae, di­ce el di­cho po­pu­lar. Y la peor ma­ne­ra de evi­tar los da­ños de la cre­cien­te es fre­nán­do­la: hay que an­ti­ci­par­se y tra­tar de con­du­cir­la, de ma­ne­jar­la. Lo mis­mo su­ce­de con las pla­gas di­fí­ci­les. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.