Aho­ra, una mi­cro­cáp­su­la pa­ra pre­ñar­se

For­ma par­te de un sis­te­ma desa­rro­lla­do por in­ves­ti­ga­do­res lo­ca­les pa­ra fa­ci­li­tar el ce­lo en las va­cas.

Clarin - Rural - - GANADERÍA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

Un gru­po de ins­ti­tu­cio­nes y ex­per­tos ar­gen­ti­nos desa­rro­lló una in­tere­san­te tec­no­lo­gía ba­sa­da en mi­cro­cáp­su­las, que per­mi­te trans­por­tar, al­ma­ce­nar y li­be­rar dro­gas de for­ma con­tro­la­da en los animales, pa­ra me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad y su sa­ni­dad.

La no­ve­do­sa tec­no­lo­gía, que en pri­me­ra ins­tan­cia apun­ta a la li­be­ra­ción sin­cro­ni­za­da de hor­mo­nas en el con­trol del ce­lo y ovu­la­ción de las va­cas, fue desa­rro­lla­da por el es­pe­cia­lis­ta Ig­na­cio Rin­toul, in­ves­ti­ga­dor del Co­ni­cet, ins­ti­tu­ción que par­ti­ci­pó de un gru­po que im­pul­só es­te tra­ba­jo, que in­te­gran tam­bién la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Li­to­ral (UNL) y el Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na (IPCVA).

Una de las téc­ni­cas más di­fun- di­das pa­ra la re­pro­duc­ción de los bo­vi­nos es la in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial pe­ro, por su di­fí­cil im­ple­men­ta­ción, tan só­lo un 4% del ro­deo mun­dial uti­li­za es­te ti­po de pro­duc­ción pro­gra­ma­da.

Rin­toul, in­ves­ti­ga­dor ad­jun­to del Co­ni­cet en el Ins­ti­tu­to de Desa­rro­llo Tec­no­ló­gi­co pa­ra la In­dus­tria Quí­mi­ca, im­ple­men­tó una tec­no­lo­gía que con­sis­te en una pla­ta­for­ma de li­be­ra­ción con­tro­la­da de mi­cro­par­tí­cu­las pa­ra la sin­cro­ni­za­ción del ce­lo y ovu­la­ción de ga­na­do vacuno, que per­mi­ti­ría in­se­mi­nar una gran can­ti­dad de animales en un mis­mo pe­río­do.

En diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral, Rin­toul ex­pli­có que “se tra­ta de que to­das las va­cas se in­se­mi­nen al mis­mo tiem­po y de esa ma­ne­ra ten­gan los ter­ne­ros en el mis­mo pe­río­do”. Al te­ner to­dos los animales lo­gra­dos la mis­ma edad, el ve­te­ri­na­rio pue­de te­ner más con­trol so­bre el pe­río­do de pa­ri­ción y me­jo­rar los pro­gra­mas de va­cu­na­ción y ali­men­ta­ción.

Ade­más, es­ta nue­va tec­no­lo­gía per­mi­ti­ría par­ce­lar me­jor el cam­po y sem­brar la pas­tu­ra jus­ta pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad, así co­mo re­du­cir cos­tos y ha­cer más efi­cien­te la lo­gís­ti­ca de trans­por­te, al man­dar to­dos los animales jun­tos a fae­na.

En la ac­tua­li­dad, el mé­to­do uti­li­za­do pa­ra la in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial a tiem­po fi­jo se lle­va a ca­bo me­dian­te dis­po­si­ti­vos in­tra­va­gi­na­les, que no son de fá­cil em­pleo, pues­to que re­quie­ren de un cui­da­do es­pe­cial pa­ra su co­lo­ca­ción.

La nue­va tec­no­lo­gía, rea­li­za­da a ba­se de un bio­ma­te­rial muy eco­nó­mi­co, per­mi­ti­ría no so­lo me-

Se tra­ta de que to­das las va­cas se pue­dan in­se­mi­nar al mis­mo tiem­po”

jo­rar los as­pec­tos vinculados al ma­ne­jo, sino que tam­bién evi­ta­ría al­gu­nas con­se­cuen­cias no desea­das que en oca­sio­nes se de­ri­van del uso de dis­po­si­ti­vos in­tra­va­gi­na­les, relacionadas con la hi­gie­ne, in­fla­ma­cio­nes o mo­les­tias que re­per­cu­ten in­di­rec­ta­men­te en los por­cen­ta­jes de pre­ñez.

Otra de las ven­ta­jas de la tec­no­lo­gía de mi­cro­cáp­su­las es que son más fá­ci­les de trans­por­tar y al­ma­ce­nar, gra­cias a su pe­que­ño ta­ma­ño. Por otra par­te, per­mi­ten ade­cuar la do­sis en ca­da ani­mal con una in­yec­ción sub­cu­tá­nea, cu­ya bio­de­gra­da­ción es “in si­tu”, lo que evi­ta in­to­xi­ca­cio­nes de ope­ra­rios y con­ta­mi­na­ción al me­dioam­bien­te, y no de­ja re­si­duos.

Ma­tías La­pis­son­de, di­rec­tor del Cen­tro Ope­ra­ti­vo Ex­pe­ri­men­tal Las Ga­mas y coor­di­na­dor ge­ne­ral de la Ca­de­na de la Car­ne del Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción de la Pro­vin­cia de San­ta Fe -en­car­ga­do de rea­li­zar las prue­bas in vi­vo-, agre­gó que “es­ta es una téc­ni­ca mu­cho me­jor des­de el pun­to de vis­ta sa­ni­ta­rio. El gran sal­to es que se pre­ñan mu­chas va­cas en muy po­co tiem­po y los ter­ne­ros na­cen an­tes. Es­tos van a ser más pe­sa­dos y por en­de se va a pro­du­cir más car­ne. Si es­ta tec­no­lo­gía so­lu­cio­na los in­con­ve­nien­tes que pre­sen­tan los in­tra­va­gi­na­les, ya es un ade­lan­to im­por­tan­te”.

Ac­tual­men­te, la tec­no­lo­gía es­tá pen­sa­da pa­ra ser em­plea­da con hor­mo­nas en­car­ga­das de la in­duc­ción del ce­lo, co­mo la pro­ges­te­ro­na, pe­ro se pre­vé uti­li­zar la pla­ta­for­ma de li­be­ra­ción con otros ti­pos de dro­gas, co­mo in­sec­ti­ci­das, an­ti­bió­ti­cos y an­ti­pa­ra­si­ta­rios. “Me­dian­te el ajus­te de la quí­mi­ca de la cáp­su­la de acuer­do a los pa­tro­nes de li­be­ra­ción, se pue­den apli­car to­do ti­po de sus­tan­cias”, con­fir­mó Rin­toul.

“Es­pe­ra­mos que es­ta tec­no­lo­gía pue­da cons­ti­tuir, una vez ca­li­bra­da, al in­cre­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad de la ganadería ar­gen­ti­na, que es uno de los ob­je­ti­vos del IPCVA”, ase­gu­ró, por su par­te, Gon­za­lo Al­va­rez Maldonado, pre­si­den­te del Ins­ti­tu­to, que des­de ha­ce años fi­nan­cia par­te de la in­ves­ti­ga­ción.

En el plano in­ter­na­cio­nal, ya se ini­cia­ron los trá­mi­tes de pa­ten­ta­mien­to de la nue­va tec­no­lo­gía en EE.UU., Bra­sil y Aus­tra­lia.

Bio­ma­te­rial. Las mi­cro­cáp­su­las son in­yec­ta­bles y no dejan re­si­duos. Arri­ba, Ig­na­cio Rin­toul, des­ta­ca­do es­pe­cia­lis­ta del Co­ni­cet.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.