Ahí sí... la dé­ca­da ga­na­da

Con in­fluen­cia de los pio­ne­ros ar­gen­ti­nos de la siem­bra di­rec­ta, “Rino” Maz­zi­lli es un ejem­plo de la ex­pan­sión que si­gue fir­me en el agro de ese país.

Clarin - Rural - - EN URUGUAY, CON VIENTO A FAVOR>>> - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Uru­guay vie­ne re­gis­tran­do un no­ta­ble cre­ci­mien­to de pro­duc­ción agrí­co­la. Co­mo un “boom”, du­ran­te los úl­ti­mos sie­te años el país orien­tal du­pli­có la pro­duc­ción de ce­rea­les y cul­ti­vos in­dus­tria­les y cua­dru­pli­có los de so­ja. Ca­si una dé­ca­da ga­na­da.

En es­te des­pe­gue de la agri­cul­tu­ra, los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos tu­vie­ron mu­cho que ver, ya que fue­ron par­te de un pro­gre­si­vo pro­ce­so de “agri­cul­tu­ri­za­ción” en dis­tin­tas zo­nas del país.

“La tran­si­ción más fuer­te, de cam­pos ga­na­de­ros a agrí­co­las, se dio en la úl­ti­ma dé­ca­da con la in­mi­gra­ción y ex­plo­ra­ción de los pro­duc­to­res de Ar­gen­ti­na en los cam­po de acá”, ra­ti­fi­ca a Cla­rín Ru­ral Ri­nal­do “Rino” Maz­zi­lli,un pro­duc­tor en la zo­na Be­que­lo, en Mer­ce­des, a unos 40 ki­ló­me­tros de la fron­te­ra ar­gen­ti­na.

Ha­blan­do más téc­ni­ca­men­te, agre­ga: “todo es­to tie­ne un ori­gen co­mún, que fue la adop­ción de la siem­bra di­rec­ta ha­ce unos vein­te años”. Rino re­cuer­da el pa­pel que desem­pe­ñó en ese pro­ce­so en el Uru­guay su pa­dre, Juan Ge­lio.

“Mi pa­dre era de la ba­rra vie­ja, jun­to con Víc­tor Trucco (pre­si­den­te ho­no­ra­rio de Aapresid en Ar­gen­ti­na). Tra­ba­jó en la in­tro­duc­ción y el de­sa­rro­llo de es­ta tec­no­lo­gía aquí. Fue uno de los fun­da­do­res y lue­go pre­si­dió AUSID (Aso­cia­ción Uru­gua­ya Pro Siem­bra Di­rec­ta). Por es­to, siem­pre hu­bo mu­cho in­ter­cam­bio en­tre ellos”, re­cuer­da Maz­zi­lli.

Es­ta vo­ca­ción por la in­no­va­ción y la bús­que­da de nue­vos desafíos se trans­mi­tió a los hi­jos. “Tan­to mi her­mano co­mo yo siem­pre te­ne­mos la in­quie­tud de ha­cer al­go que va­ya un po­co más allá”.

En el es­pí­ri­tu proac­ti­vo de los Maz­zi­lli hay mu­cho de las ideas tec­no­ló­gi­cas ar­gen­ti­nas. En el cam­po fa­mi­liar, el pro­duc­tor ha- ce tres años que ins­ta­ló el pri­mer pi­vot de rie­go, in­te­gra en la su­per­fi­cie del cam­po agri­cul­tu­ra y ga­na­de­ría y ven­de todo el maíz que pro­du­ce ba­jo rie­go al cer­cano feed­lot Il Tra­mon­to, de 14.000 ca­be­zas.

En la em­pre­sa tam­bién par­ti­ci­pan el hi­jo y el her­mano me­nor de Rino. El pri­me­ro, Juan Martín, con­ta­dor pú­bli­co, se en­car­ga de la par­te ad­mi­nis­tra­ti­va, y el se­gun­do, Ga­briel, jun­to a un téc­ni­co, es­tá a car­go del ma­ne­jo agro­nó­mi­co. Ri­nal­do, por su par­te, se res­pon­sa­bi­li­za de to­da el área co­mer­cial de la fir­ma.

La Lo­ma es­tá a unos cua­ren­ta ki­ló­me­tros del cru­ce in­ter­na­cio­nal Gua­le­guay­chú-Fray Ben­tos, so­bre la ru­ta na­cio­nal 14, en Uru­guay. Es uno de los cam­pos de los Maz­zi­lli, en Mer­ce­des. Tie­ne 700 hec­tá­reas y es­tá en una zo­na de bue­na pro­duc­ti­vi­dad, con un pai­sa­je muy on­du­la­do y de sue­los li­via­nos (fran­co are­no­sos). Allí hay dos pi­vots de rie­go, uno ins­ta­la­do ha­ce tres años y otro ha­ce dos, que to­man el agua del Río Ne­gro.

“Tras es­tos años de acu­mu­lar ex­pe­rien­cia, es­ta cam­pa­ña tra­ba­ja­mos ‘a full’ con el rie­go”, se­ña­la Maz­zi­lli. La ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da se re­fe­ría tan­to a cues­tio­nes fi­nan­cie­ras co­mo agro­nó­mi­cas vin­cu­la­das a esa prác­ti­ca.

Ade­más de es­te cam­po pro­pio, la em­pre­sa tie­ne otro en Pun­tas de Co­lo­ló, de 350 hec­tá­reas, tam­bién en el de­par­ta­men­to de So­riano, pe­ro más al nor­te de Mer­ce­des. Allí ex­plo­tan 1.000 hec­tá­reas de for­ma aso­cia­ti­va en el cen­tro de Co­lo­ló, la “zo­na nú­cleo uru­gua­ya”, de ex­ce­len­te pro­duc­ti­vi­dad, se­gún Maz­zi­lli.

El pro­duc­tor cuen­ta que la em­pre­sa no arrien­da cam­pos y, en cam­bio, “se ar­ma una so­cie­dad con el due­ño del es­ta­ble­ci­mien­to. Lo ad­mi­nis­tra­mos, fi­ja­mos una ren­ta por la tie­rra y, lue­go de cu­brir los cos­tos, se re­par­te la ga­la nan­cia”, acla­ra Rino.

La Lo­ma es un cam­po mix­to. Allí la ro­ta­ción agrí­co­la es­tá di­vi­di­da en ter­cios pro­duc­ti­vos: uno es do­ble cul­ti­vo tri­go/so­ja de se­gun­da; otro ter­cio es maíz de pri­me­ra ba­jo rie­go y el úl­ti­mo es de so­ja de pri­me­ra, una par­te con rie­go pa­ra se­mi­lla y otra en se­cano.

En es­ta re­gión, las so­jas y el tri­go son cul­ti­vos es­ta­bles, con ren­di­mien­tos pro­me­dio acep­ta­bles, de acuer­do al pro­duc­tor. La so­ja de pri­me­ra rin­de 25 qq/ha y los tri­ga­les en­tre 45/50 qq/ha. En cam­bio, los mai­za­les son más errá­ti­cos en los ren­di­mien­tos y os­ci­lan en­tre 55 y 60 qq/ha.

Por es­to es que con el rie­go bus­ca ele­var y es­ta­bi­li­zar los ren­di­mien­tos del ce­real

“Es­ta cam­pa­ña el rie­go fue cla­ve pa­ra el maíz, por­que no hu­bo llu­vias cuan­do el cul­ti­vo las ne­ce­si­tó”, se­ña­la Maz­zi­lli. Re­cién lle­ga­ron en los pri­me­ros días de enero y eso ayu­dó a la me­jo­ra del es­ta­do de la so­ja.

En La Lo­ma todo el maíz es de pri­me­ra, mien­tras que en los cam­pos de Co­lo­ló, don­de los Maz­zi­lli no tie­nen rie­go, el ce­real es tar­dío pa­ra un me­jor apro­ve­cha­mien­to de las llu­vias, una es­tra­te­gia que se es­tá ha­cien­do fuer­te tam­bién en mu­chas zo­nas ar­gen­ti­nas.

Por otra par­te, la fer­ti­li­za­ción tie­ne un pa­pel fun­da­men­tal pa­ra acom­pa­ñar al rie­go. Los ce­rea­les se fer­ti­li­zan con ni­tró­geno, fós­fo­ro y po­ta­sio. Es­te úl­ti­mo, a di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre en Ar­gen­ti­na, es un nu­trien­te que es­tá co­men­zan­do a ser de­fi­ci­ta­rio en Uru­guay. Se­gún el pro­duc­tor, des­pués de los aná­li­sis de sue­lo, los ni­ve­les nor­mal­men­te ma­ne­ja­dos son de 200 ki­los de urea pa­ra maíz y 150 ki­los pa­ra tri­go, mien­tras que se apli­can unos 200 ki­los de fos­fa­to dia­mó­ni­co pa­ra tri­go/so­ja de se­gun­da.

Con el rie­go, los Maz­zi­lli es­tán in­ten­si­fi­can­do la pro­duc­ción y au-

men­tan­do la pro­duc­ti­vi­dad. Pe­ro, al mis­mo tiem­po, tam­bién di­ver­si­fi­can con la ga­na­de­ría en las par­tes no agrí­co­las de La Lo­ma.

El mon­te con al­ga­rro­bos y es­pi­ni­llo, co­mo es­pe­cies pre­pon­de­ran­tes, ocu­pa 300 hec­tá­reas. Allí, vie­nen ha­cien­do ga­na­de­ría de cría a pas­to na­tu­ral des­de ha­ce dos años, con unas 200 ca­be­zas An­gus y He­re­ford.

En es­te ca­so, la es­tra­te­gia de ma­ne­jo es ir des­pe­jan­do el mon­te ba­jo de las es­pe­cies que di­fi­cul­tan el ma­ne­jo de la ha­cien­da, pa­ra au­men­tar el nú­me­ro de ca­be­zas. Por es­tos días, el ma­ne­jo de los ani­ma­les re­quie­re de mu­cho tra­ba­jo, ya que es la épo­ca de en­to­re y se sa­ca a las hem­bras del mon­te pa­ra en­ce­rrar­las con el to­ro.

Es­tá cla­ro que la in­ten­si­fi­ca­ción no es so­lo una cues­tión ar­gen­ti­na y los Maz­zi­lli son un ejem­plo de eso, aun­que cons­tru­ye­ron va­lor en con­jun­to con his­tó­ri­cos re­fe­ren­tes del agro de nues­tro país.

Es­ti­man­do rin­de. Maz­zi­lli en un lo­te de maíz ba­jo rie­go, la se­ma­na pa­sa­da, ha­ce sus cálcu­los. El rie­go per­mi­tió cu­brir la fal­ta de llu­vias que hu­bo en di­ciem­bre.

Bom­ba. La to­ma de agua del Río Ne­gro. Se co­nec­ta con ca­ños sub­te­rrá­neos.

Es­ta­ción me­teo­ro­ló­gi­ca. Es pro­pia.

A full. Fi­na­li­zan­do con la épo­ca de ser­vi­cio, el to­ro ha­ce las úl­ti­mas mon­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.