EL IN­TA ad­vier­te so­bre la pre­sen­cia de las oru­gas en los lo­tes de so­ja en la zo­na nú­cleo cleo

En la zo­na nú­cleo, el IN­TA ad­vier­te so­bre ata­ques de me­di­do­ra y bo­li­lle­ra. Con­se­jos pa­ra com­ba­tir­las.

Clarin - Rural - - TAPA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

So­bre todo de la bo­li­lle­ra y la me­di­do­ra. Cuá­les son las es­tra­te­gias pa­ra de­fen­der al cul­ti­vo. vo.

Es­te es un gran mo­men­to pa­ra las pla­gas que ata­can a la so­ja, ya que en­cuen­tran un cul­ti­vo en pleno de­sa­rro­llo que, por su gran bio­ma­sa, les ofre­ce al mis­mo tiem­po pro­tec­ción.

Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con Ni­co­lás Ian­no­ne, es­pe­cia­lis­ta en pla­gas de IN­TA Per­ga­mino (Bue­nos Ai­res), quien ma­ni­fes­tó que la pre­sión de oru­ga me­di­do­ra, bo­li­lle­ra y an­ti­car­sia vie­ne en au­men­to, tal co­mo ha­bía an­ti­ci­pa­do ha­ce al­gu­nos días.

Sin em­bar­go, el es­pe­cia­lis­ta se mos­tró mu­cho más preo­cu­pa­do por las fallas en los con­tro­les que se ven en los cam­pos y por los cua­les re­ci­be va­rias con­sul­ta por días. Ad­vir­tió, en es­te sen­ti­do, que de no me­jo­rar la ca­li­dad de las apli­ca­cio­nes, se ele­van los cos­tos, por­que se­rán ne­ce­sa­rios más tra­ta­mien­tos, o bien se re­du­ce el po­ten­cial del cul­ti­vo por los ma­los con­tro­les de la pla­ga.

“Es cla­ve aten­der a la ca­li­dad de los tra­ta­mien­tos por­que se aten­ta di­rec­ta­men­te con­tra la ren­ta­bi­li­dad del cul­ti­vo, que ya tie­ne már­ge­nes ba­jos”, se­ña­ló.

Ian­no­ne hi­zo hin­ca­pié so­bre los tres as­pec­tos cen­tra­les en lo que ha­ce a la ca­li­dad de apli­ca­cio­nes y que se de­ben te­ner muy en cuen­ta pa­ra los tra­ta­mien­tos con in­sec­ti­ci­das: u Lo pri­me­ro es usar una pas­ti­lla de cono hue­co y que ge­ne­re una go­ta chi­ca pa­ra pe­ne­trar en la par­te me­dia y ba­ja del cul­ti­vo. Ade­más, la go­ta de­be es­tar pro­te­gi­da con un acei­te pa­ra evi­tar que se eva­po­re por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras de es­ta épo­ca. u Lo se­gun­do, es ha­cer apli­ca­cio­nes con ba­jos cau­da­les, en el ca­so de apli­car con equi­pos te­rres­tres. u Y, por úl­ti­mo, la apli­ca­ción es ne­ce­sa­rio ha­cer­la con un po­co de pre­sión.

El es­pe­cia­lis­ta agre­gó que “todo es­te con­jun­to de me­di­das per­mi­ti­rá ge­ne­rar la tur­bu­len­cia ne­ce­sa­ria pa­ra que la go­ta as­per­ja­da lle­gue a la par­te cen­tral y ba­sal del cul­ti­vo, que es el lu­gar ob­je­ti­vo en el que es­tán ata­can­do las pla­gas pa­ra con­su­mir vai­nas en de­sa­rro­llo”.

Por la me­di­do­ra y la bo­li­lle­ra no so­la­men­te es­tán en aler­ta en la zo­na de Per­ga­mino; tam­bién en los al­re­de­do­res de Ve­na­do Tuer­to.

De acuer­do a un in­for­me re­cien­te de la agen­cia Ve­na­do Tuer­to del IN­TA, se aler­ta que en esa zo­na hay una im­por­tan­te cap­tu­ra de adul­tos en tram­pas de luz de es­tas dos es­pe­cies, por en­ci­ma de los um­bra­les nor­ma­les.

En el ca­so de la me­di­do­ra, se de­tec­tan ata­ques de va­ria­da in­ten­si­dad, tan­to en plan­tíos de so­ja de pri­me­ra co­mo de se­gun­da, aun­que se de­tec­ta que la pre­sión las pla­gas vie­ne en au­men­to.

Pe­ro la preo­cu­pa­ción lle­ga­rá allí en las pró­xi­mas se­ma­nas cuan­do las oru­gas más gran­des, y más vo­ra­ces, ya es­tén ins­ta­la­das en el cul­ti­vo.

Ape­ti­to­sa. La bo­li­lle­ra es­tá afec­tan­do las vai­nas me­dias y ba­sa­les de la so­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.