Un li­de­raz­go que due­le

Clarin - Rural - - LOS TEMAS DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

En los mer­ca­dos agrí­co­las, es­ta se­ma­na pa­sa­rá a la his­to­ria por un he­cho que en la Ar­gen­ti­na pa­só to­tal­men­te des­aper­ci­bi­do: el va­lor de la ha­ri­na de so­ja rom­pió el um­bral de los 500 dó­la­res la to­ne­la­da, mar­can­do un ré­cord ab­so­lu­to.

Di­cho así, pa­re­ce una anéc­do­ta. Y no fal­ta­rá quien pien­se que traer­lo a co­la­ción es una ma­ne­ra de pa­tear la pe­lo­ta bien le­jos, fu­gán­do­nos de la dra­má­ti­ca si­tua­ción eco­nó­mi­ca que atra­vie­sa el país. No es la in­ten­ción…más bien todo lo con­tra­rio. Vea­mos.

Pri­me­ro, con­vie­ne re­cor­dar que la ha­ri­na de so­ja es el prin­ci­pal pro­duc­to de ex­por­ta­ción de la eco­no­mía ar­gen­ti­na. En los úl­ti­mos 20 años se le­van­tó una po­de­ro­sa de “crus­hing”, con ca­pa­ci­dad pa­ra pro­ce­sar (agre­gan­do va­lor en ori­gen) 55 millones de to­ne­la­das por año. Es­to es, más que la me­jor co­se­cha.

Es­ta po­de­ro­sí­si­ma es­truc­tu­ra in­dus­trial, com­pues­ta por 30 plan­tas de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y enor­me es­ca­la, ins­ta­la­das so­bre la hi­dro­vía del Pa­ra­ná, li­de­ra el mer­ca­do mun­dial de ha­ri­na de so­ja y es cla­ra­men­te la for­ma­do­ra de su pre­cio. En otras pa­la­bras, el mun­do de la ha­ri­na de so­ja bai­la al com­pás de la ofer­ta ar­gen­ti­na, que fac­tu­ra 15.000 millones de dó­la­res por los em­bar­ques de es­te pro­duc­to, el más di­ná­mi­co de los com­mo­di­ties agrí­co­las des­de ha­ce dos dé­ca­das. La tran­si­ción die­té­ti­ca ha­cia las pro­teí­nas ani­ma­les, en el sud­es­te asiá­ti­co y Me­dio Orien­te en es­pe­cial, desata­ron el boom del “soy meal”.

Pe­ro aho­ra la ofer­ta ar­gen­ti­na es­ca­sea agu­da­men­te. Las fá­bri­cas es­tán a me­dia má­qui­na y el mer­ca­do lo es­tá sin­tien­do. Aun cuan­do la de­man­da se ha vis­to ame­na­za­da por un bro­te de gripe aviar en Chi­na (que ame­na­zó con la li­qui­da­ción de po­llos, prin­ci­pal destino de la ha­ri­na de so­ja) y los ru­mo­res de va­ca lo­ca en Ale­ma­nia, lo que so­bre­de­ter­mi­na el “mo­men­tum” es el es­ca­mo­teo de la ha­ri­na ar­gen­ti­na.

¿Cuál es la ra­zón de es­ta fal­ta­nin­dus­tria

> Ar­gen­ti­na fue lí­der en el mer­ca­do de ha­ri­na de so­ja, hoy su ofer­ta es­ca­sea

te? Aquí hu­bo una bue­na co­se­cha, de 48 millones de to­ne­la­das, muy su­pe­rior al fra­ca­so de la an­te­rior, de me­nos de 40. Pe­ro de aqué­llas 48, se ven­die­ron y em­bar­ca­ron 41,5. Otro mi­llón y me­dio se re­ser­va pa­ra co­se­cha. Que­da­rían unas 5, que en con­di­cio­nes nor­ma­les per­mi­ti­rían em­pal­mar ajus- ta­da­men­te y sin carry over con la pró­xi­ma co­se­cha (lle­ga en abril). Es ape­nas el 10% de la co­se­cha.

Pe­ro la in­cer­ti­dum­bre cam­bia­ria fue lle­van­do a una cre­cien­te re­trac­ción de la ofer­ta lo­cal. El in­cre­men­to en el rit­mo del ajus­te del dó­lar ope­ró co­mo un es­tí­mu­lo a la re­ten­ción.

El go­bierno se ener­vó y pa­teó el sulky: el je­fe de ga­bi­ne­te, el mi­nis­tro de eco­no­mía y su par de agri­cul­tu­ra no se aho­rra­ron dia­tri­bas con­tra los so­je­ros y los ex­por­ta­do­res. Se de­jó co­rrer la no­ti­cia de una in­mi­nen­te Jun­ta de Gra­nos. Y se vol­vió a la car­ga con de­cla­ra­cio­nes ener­van­tes, co­mo el be­ne­fi­cio del 15% del IVA al fer­ti­li­zan­te, sin men­cio­nar que los gra­nos se ven­den con un IVA tam­bién del 15%. O el re­em­bol­so pa­ra ma­qui­na­ria agrí­co­la, que no es un be­ne­fi­cio pa­ra los pro­duc­to­res sino pa­ra los fa­bri­can­tes na­cio­na­les.

En la in­te­li­gen­cia (¿?) de que si re­ta­cea­ban el cré­di­to del Ban­co Na­ción, los pro­duc­to­res se ve­rían obli­ga­do a ven­der es­tos sal­dos y re­ta­zos de so­ja (na­da des­pre­cia­bles 3.000 millones de dó­la­res). Con­se­cuen­cia: los cha­ca­re­ros no só­lo no ven­die­ron, sino que se fre­nó a la in­dus­tria de ma­qui­na­ria agrí­co­la, ab­so­lu­ta­men­te Ban­co Na­ción de­pen­dien­te.

No fal­ta mu­cho pa­ra que lle­gue la pró­xi­ma co­se­cha. El go­bierno de­be ar­mar­se de pa­cien­cia, por­que la li­qui­dez va a lle­gar. Los pro­duc­to­res lí­de­res si­guen aten­ta­men­te los mer­ca­dos y ya vie­ron que hay fuer­tes caí­das des­de mar­zo. Y sa­ben tam­bién que la fir­me­za ac­tual es con­se­cuen­cia de la re­ti­cen­cia ar­gen­ti­na.

Pe­ro mien­tras per­ma­nez­ca el ner­vio­sis­mo y la ines­ta­bi­li­dad, los pro­duc­to­res se­gui­rán re­fu­gián­do­se en su mo­ne­da, que es la so­ja, a pe­sar de que pa­re­cie­ra más ra­cio­nal to­mar los bue­nos pre­cios ac­tua­les. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.