La cría, mo­tor de de­sa­rro­llo

Clarin - Rural - - GRANOS -

El desafío que tie­ne por de­lan­te la cría de ga­na­do en la Ar­gen­ti­na es au­men­tar su pro­duc­ti­vi­dad y efi­cien­cia. El re­to se po­ten­cia en el nor­te ar­gen­tino que es­tá cre­cien­do ace­le­ra­da­men­te por el co­rri­mien­to de las fron­te­ras que pro­vo­ca la so­ja.

La di­fe­ren­cia de pro­duc­ti­vi­dad en­tre la Pam­pa Hú­me­da y el nor­te es muy mar­ca­da. Mien­tras en las pro­vin­cias de Pam­pa Hú­me­da, se pro­du­cen 68 ter­ne­ros por año por ca­da 100 vien­tres en ser­vi­cio, en las cuen­cas de cría de NEA y NOA ape­nas se lle­gan a pro­du­cir 47 crías por ca­da 100 ma­dres en pro­duc­ción.

Co­mo to­da­vía el 64,1% de las exis­ten­cias de vien­tres es­tán en la re­gión pam­pea­na y el 26,6% en el nor­te, el pro­me­dio na­cio­nal de pro­duc­ción es del 61%. Pe­ro es­ta­mos muy le­jos de la pro­duc­ti­vi­dad de los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos: Fran­cia, por ejem­plo, pro­du­ce más de 90%; USA, 83,7%; Ale­ma­nia 85% y Aus­tra­lia el 78%.

En Cha­co se iden­ti­fi­ca­ron las cau­sas de la ba­jí­si­ma pro­duc­ti­vi­dad del ro­deo de cría pro­vin­cial y se pu­so en mar­cha un Plan Ga­na­de­ro (PGCh) pa­ra re­ver­tir­la y:

uA­cor­tar en un año la edad de en­tra­da en ser­vi­cio de las va­qui­llo­nas lle­van­do la pri­me­ra pre­ñez a los 20 me­ses (hoy 32 me­ses).

uIn­se­mi­nar rrti­fi­cial­men­te las va­qui­llas, sin­cro­ni­zan­do el ce­lo, con re­pa­so de to­ros. La me­ta fue du­pli­car la pro­duc­ti­vi­dad del ro­deo lle­van­do la ta­sa de mar­ca­ción arri­ba del 90%.

uMe­jo­rar ge­né­ti­ca­men­te la si­guien­te ge­ne­ra­ción, uti­li­zan­do la me­jor ge­né­ti­ca del país adap­ta­da a la re­gión.

uFor­mar re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra que el pa­que­te tec­no­ló­gi­co se ge­ne­ra­li­ce en­tre los cria­do­res y uti­li­zar mano de obra lo­cal en to­dos los pro­ce­sos.

Se con­for­mó un fi­dei­co­mi­so con re­cur­sos del Mi­nis­te­rio de Ga­na­de­ría de la Na­ción y, lue­go, de in­ver­so­res pri­va­dos cap­ta­dos a tra­vés de un fi­dei­co­mi­so fi­nan­cie­ro de ofer­ta pú­bli­ca que apor­ta­ron los fon­dos ne­ce­sa­rios pa­ra dar­le es­ca­la al pro­gra­ma y mos­trar su via­bi­li­dad téc­ni­ca, pro­duc­ti­va y eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ra en con­di­cio­nes de mer­ca­do.

En oc­tu­bre de 2012 se cap­ta­ron $25.000.000. En­tre sep­tiem­bre y no­viem­bre 2013 se de­vol­vie­ron

> Con el pro­gra­ma, la ren­ta­bi­li­dad di­rec­ta de la in­ver­sión au­men­tó un 25%

a los in­ver­so­res al­re­de­dor de $30.000.000, pa­gán­do­les una ta­sa del 23% anual, cuan­do la BAD­LAR era de 15%.

La ope­ra­ción téc­ni­ca del ne­go­cio fue ab­so­lu­ta­men­te pri­va­da, a car­go de la em­pre­sa Li­to­ral Bio­ló­gi­cos S.R.L. y la ad­mi­nis­tra­ción a car­go de un fi­du­cia­rio pro­fe­sio­nal. A lo lar­go de los tres años que du­ró el plan se in­vir­tie­ron 77 millones de pe­sos que se des­ti­na­ron a ad­qui­rir 18.144 ter­ne­ras de en­tre 10 y 18 me­ses. Los vien­tres se alo­ja­ron en 21 es­ta­ble­ci­mien­tos dis­per­sos por to­da la geo­gra­fía de Cha­co (18), San­tia­go del Es­te­ro (2) y San­ta Fe (1). Se ad­qui­rie­ron 22 to­ros de al­to mé­ri­to ge­né­ti­co, que pro­du­je­ron ca­si 75.000 do­sis de se­men y 197 to­ros de ca­ba­ñas cha­que­ñas pa­ra el re­pa­so pos­te­rior a las in­se­mi­na­cio­nes.

Las claves del pro­yec­to fue­ron la sa­ni­dad, la ali­men­ta­ción con su­ple­men­ta­ción es­tra­té­gi­ca de un ki­lo por ani­mal y por día du­ran­te los me­ses crí­ti­cos, la re­pro­duc­ción y el ma­ne­jo, que es­tu­vie­ron con­du­ci­dos por los me­jo­res es­pe­cia­lis­tas de la re­gión. La re­sul­tan­te fue in­me­jo­ra­ble: La ren­ta­bi­li­dad di­rec­ta de la in­ver­sión (no obs­tan­te la de­pre­sión de los pre­cios da­do por las po­lí­ti­cas pú­bli­cas de cie­rre de ex­por­ta­cio­nes), fue del 25%, sin compu­tar los ac­ti­vos re­ma­nen­tes en bie­nes (stock de se­men, to­ros da­do­res, to­ros de re­pa­so) y los in­ma­te­ria­les que el pro­gra­ma arro­jó: me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co del ro­deo cha­que­ño, sa­ber ha­cer pa­ra los pro­duc­to­res, pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos de la re­gión.

Cuan­do las nue­vas au­to­ri­da­des del Cha­co de­ci­die­ron dis­con­ti­nuar el PGCh se ha­bían rea­li­za­do 14 subas­tas pú­bli­cas de ha­cien­da, en las que el pre­cio pro­me­dio de ca­da re­ma­te su­peró en un 25% al que pa­ra la mis­ma fe­cha hi­zo el mer­ca­do na­cio­nal: mien­tras el mer­ca­do pa­ga­ba $3.755 por ca­be­za, PGCh ven­día a $ 4998.

A pe­sar de co­exis­tir con la peor se­quía en más de me­dio si­glo, la mor­tan­dad to­tal del ro­deo fue del 0,98% anual. Los 9114 ani­ma­les que ter­mi­na­ron el ci­clo (8.600 es­ta­ban en pleno pro­ce­so cuan­do el plan se dis­con­ti­nuó) tu­vie­ron una pro­duc­ti­vi­dad de ter­ne­ros por va­ca del 89% (ca­si co­mo en Fran­cia, pe­ro en el sub­tró­pi­co cha­que­ño) y el des­car­te por in­fer­ti­li­dad fue del 3%, usán­do­se 2,1 % de to­ros pa­ra el re­pa­so, mien­tras la me­dia na­cio­nal es de 5,45%.

El pro­gra­ma dio tra­ba­jo a ca­si 100 pro­fe­sio­na­les, téc­ni­cos y peo­nes de ma­ne­ra di­rec­ta y cen­te­nas de ma­ne­ra in­di­rec­ta. Se de­mos­tró que tra­ba­jan­do pro­fe­sio­nal y efi­cien­te­men­te la cría de ga­na­do es un muy buen ne­go­cio y pa­lan­ca de de­sa­rro­llo: Pa­ra ello se ne­ce­si­tan em­pre­sa­rios y no só­lo te­ne­do­res de ha­cien­da. t

Su­ple­men­ta­ción. Du­ran­te los me­ses de es­ca­sa ofer­ta fo­rra­je­ra en Cha­co, su­ple­men­tar a las ma­dres fue cla­ve

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.