La so­ja si­gue mos­tran­do las vir­tu­des de la bio­tec­no­lo­gía

Los se­mi­lle­ros de­ta­llan los rin­des más al­tos de la nue­va RR2Bt.

Clarin - Rural - - TAPA - Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

La so­ja RR2Bt ya em­pie­za a ba­jar de nor­te a sur del país. En es­ta cam­pa­ña, los pro­duc­to­res del nor­te ar­gen­tino es­tán co­no­cien­do el desem­pe­ño de los pri­me­ros ma­te­ria­les de la olea­gi­no­sa con la do­ble re­sis­ten­cia: al gli­fo­sa­to y a in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros. Y, pa­ra la cam­pa­ña 2014/15, la zo­na cen­tral del país ya ten­drá los pri­me­ros ma­te­ria­les adap­ta­dos a la re­gión.

La lle­ga­da de es­tos ma­te­ria­les es un ali­vio pa­ra los pro­duc­to­res de la zo­na nú­cleo, jus­to cuan­do se ve la pre­sión de in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros que es­tá afec­tan­do a una am­plia re­gión es­ta cam­pa­ña. Ade­más, co­mo ven­ta­ja extra, las nue­vas so­jas ofre­cen un plus de ren­di­mien­tos da­do por el gen RR2.

Cla­rín Ru­ral pu­do co­no­cer de pri­me­ra mano al­gu­nos de los nue­vos ma­te­ria­les, en Cha­ca­bu­co, pro­vin­cia de Buenos Aires.

Allí, los RR1 es­tán evi­den­te­men­te afec­ta­dos por el da­ño de los in­sec­tos; en cam­bio, la so­ja RR2Bt es­tá en ex­ce­len­tes con­di­cio­nes y con una gran es­truc­tu­ra de plan­ta, que da cuen­ta de su po­ten­cia­li­dad del cul­ti­vo.

En es­ta lo­ca­li­dad se desa­rro­lló el mar­tes de es­ta se­ma­na la pri­me­ra jor­na­da téc­ni­ca Do­nMa­rio Más y el se­mi­lle­ro, que jue­ga de lo­cal, ya que su plan­ta de desa­rro­llo de ge­né­ti­ca se en­cuen­tra allí, mos­tró sus nue­vos ma­te­ria­les RR2Bt pa­ra la zo­na nú­cleo. Pa­ra ha­cer­lo, la fir­ma se apo­yó en tres pi­la­res fun­da­men­ta­les: ge­né­ti­ca, ma­ne­jo y ca­li­dad.

En dos pa­ra­das, den­tro del cam­po Don Flo­ren­cio, se mos­tró, por un la­do, su ge­né­ti­ca y, por otro, las cues­tio­nes de ma­ne­jo aso­cia­da a los nue­vos ma­te­ria­les.

En la pri­me­ra de es­tas pa­ra­das en el cam­po, Joa­quín Lo­pe­te­gui, téc­ni­co de la fir­ma, ha­bló prin­ci­pal­men­te de las ca­rac­te­rís­ti­cas de las va­rie­da­des que es­ta­rán lle­gan­do pa­ra es­ta cam­pa­ña a la zo­na nú­cleo. Se­rán tres, ma­ni­fes­tó, una del gru­po 4 cor­to, otra del mis­mo gru­po pe­ro lar­ga y, la úl­ti­ma, un ma­te­rial de gru­po 5 cor­ta.

Ade­más se re­fi­rió a dos ma­te­ria­les pa­ra la zo­na de En­tre Ríos, uno de gru­po 5 lar­go y otro de gru­po 6 cor­to.

El téc­ni­co ha­bló de la ma­yor efi­ca­cia del gen RR2 res­pec­to del RR1 y men­cio­nó las pla­gas “tar­get” que con­tro­la­rán los ma­te­ria­les pa­ra la zo­na cen­tral, a las que le su­pri­me el da­ño y las que, tam­bién, no con­tro­la.

En es­te sen­ti­do, el téc­ni­co ad­vir­tió so­bre la im­por­tan­cia de man­te­ner mo­ni­to­reos mu­cho más ex­haus­ti­vos, ya que las pla­gas que su­pri­me o no con­tro­la el gen Bt no son de las más re­co­no­ci­das por el pro­duc­tor, con lo cual es im­por­tan­te iden­ti­fi­car­las bien a cam­po pa­ra sa­ber có­mo ma­ne­jar­las.

En la se­gun­da pa­ra­da, pro­fun­di­zan­do aun más so­bre cues­tio­nes cla­ve del ma­ne­jo, Ro­dri­go Igle­sias, otro téc­ni­co de fir­ma, se re­fe­rió a la sim­pli­fi­ca­ción en el ma­ne­jo que per­mi­te el Bt, pe­ro sub­ra­yó la im­por­tan­cia de la prác­ti­ca de los re­fu­gios pa­ra con­ser­var la tec­no­lo­gía re­sis­ten­cia a le­pi­dóp­te­ros y evi­tar, así, los pro­ble­mas que es­tá te­nien­do el maíz con sus hí­bri­dos Bt.

¿Pa­dre e hi­jo?. A la iz­quier­da, una plan­ta con gen RR1 ver­sus una con la do­ble re­sis­ten­cia RR2Bt. A sim­ple vis­ta se ob­ser­van las di­fe­ren­cias de es­truc­tu­ra de las plan­tas. Ade­más, el ma­te­rial RR1 tie­ne un im­por­tan­te da­ño oca­sio­na­do por las oru­gas, mien­tras que la so­ja Bt tie­ne una gran con­di­ción de sa­ni­dad fo­liar. La fo­to fue to­ma­da el mar­tes de es­ta se­ma­na en Cha­ca­bu­co, pro­vin­cia de Buenos Aires.

Lo­pe­te­gui. Téc­ni­co de Do­nMa­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.