Las se­mi­llas de la nue­va era

Las so­jas RR2Bt van aho­ra ha­cia la re­gión cen­tral del país, lue­go de de­bu­tar en el nor­te, y la fe­ria es un mar­co ideal pa­ra mos­trar­las en for­ma ma­si­va.

Clarin - Rural - - EXPOAGRO - RA­MA­LLO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Pablo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

En los úl­ti­mos años, la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria tie­ne un ob­je­ti­vo cla­ro e in­elu­di­ble: el au­men­to de los ren­di­mien­tos de los cul­ti­vos. Sin em­bar­go, no pue­de ha­cer­se a cual­quier cos­to am­bien­tal, so­cial o eco­nó­mi­co.

Por eso, du­ran­te la oc­ta­va edi­ción de Ex­poa­gro, que ter­mi­na hoy, en el es­ta­ble­ci­mien­to El Um­bral, en el ki­ló­me­tro 214 de la au­to­pis­ta Buenos Aires-Ro­sa­rio, en la lo­ca­li­dad d e Ra­ma­llo, las em­pre­sas es­tán mos­tran­do la pla­ta­for­ma que ha­ce a un nue­vo mo­de­lo de pro­duc­ción y, al mis­mo tiem­po, an­ti­ci­pan lo que se ven­drá.

En el plot del se­mi­lle­ro ofi­cial de la fe­ria, Do­nMa­rio, la fir­ma de Cha­ca­bu­co pre­sen­ta el desa­rro­llo de su pro­duc­to más fuer­te: las va­rie­da­des de la so­ja RR2Bt pa­ra la zo­na tem­pla­da del país (o tam­bién co­no­ci­da con el nom­bre co­mer­cial de In­tac­ta RR2 Pro).

Has­ta el mo­men­to, el se­mi­lle- ro ha­bía lan­za­do es­tos cul­ti­va­res, con la do­ble re­sis­ten­cia a gli­fo­sa­to e in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros, pa­ra el nor­te ar­gen­tino.

“Es un se­gun­do hi­to pa­ra la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na en los úl­ti­mos vein­te años, ya que es­ta in­no­va­ción bio­tec­no­ló­gi­ca per­mi­te el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad de la so­ja y el aho­rro de in­sec­ti­ci­das”, de­fi­nió Ge­rar­do Bar­to­lo­mé, en diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral, con­si­de­ran­do que el pri­me­ro fue el lan­za­mien­to de la so­ja RR1.

Pe­ro, al mis­mo tiem­po, plan­tea que, “pa­ra los ob­ten­to­res de es­ta tec­no­lo­gía, el su­ce­so es un do­ble desafío, ya que ade­más de agre­gar pro­duc­ti­vi­dad en nues­tros ma­te­ria­les con las más avan­za­das he­rra­mien­tas de me­jo­ra­mien­to ve­ge­tal, Do­nMa­rio se com­pro­me­tió con el pro­duc­tor a agre­gar más desa­rro­llos so­bre es­ta pla­ta­for­ma”, di­jo. Así, an­ti­ci­pó que los ob­je­ti­vos que per­si­guen en so­ja pa­ra los pró­xi­mos años im­pli­can aún más me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co.

“Si la ga­nan­cia ge­né­ti­ca anual es­tá, en pro­me­dio, en­tre 1,5%2%, nues­tra me­ta es lle­var­la a 3% por año, con lo cual a diez años el sal­to ha­brá si­do del 30%”, cal­cu­ló Bar­to­lo­mé.

Pa­san­do al plano del mer­ca­do de se­mi­llas, Bar­to­lo­mé co­men­ta que el nor­te ar­gen­tino, que tie­ne al­tas pre­sio­nes de in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros, pu­do com­pro­bar, de pri­me­ra mano, los be­ne­fi­cios de los nue­vos ma­te­ria­les RR2Bt y, a par­tir de es­to, tie­nen to­da la in­ten­ción de au­men­tar la su­per­fi­cie sem­bra­da del 10% ac­tual so­bre el to­tal a un 70%-80%.

En cam­bio, pa­ra la zo­na cen­tral, que ten­drá sus pri­me­ros ma­te­ria­les In­tac­ta la cam­pa­ña en­tran­te, Bar­to­lo­mé sos­tie­ne que el pro­duc­tor aun es­tá un po­co más es­cép­ti­co res­pec­to a es­ta tec­no­lo­gía, ya que la re­gión no tie­ne los se­ve­ros pro­ble­mas de in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros del NOA-NEA, aun­que con los ata­ques de oru­gas de es­te año la so­ja In­tac­ta hu­bie­ra apor­ta­do im­por­tan­tes be­ne­fi­cios, des­ta­có.

A mo­do de an­ti­ci­po de fu­tu­ras so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas en so­ja, en las que Do­nMa­rio ya es­tá tra­ba­jan­do, Bar­to­lo­mé afir­mó que ha­brá nue­vos ma­te­ria­les con re­sis­ten­cia múl­ti­ple a di­fe­ren­tes prin­ci­pios ac­ti­vos pa­ra el tra­ta­mien­to de ma­le­zas, en dos cam­pa­ñas más, lo cual se­rá cla­ve

pa­ra el pro­duc­tor de­bi­do a la cre­cien­te pro­ble­má­ti­ca de ma­ñe­zas. Tam­bién se re­fi­rió a que tra­ba­jan en so­jas con re­sis­ten­cia a se­quía, “una apues­ta más com­ple­ja”, acla­ra.

Tran­si­tar las ca­lles de Ex­poa­gro es ir co­no­cien­do no­ve­do­sas tec­no­lo­gías. Co­mo una con­ti­nua­ción de ellas den­tro su stand, Ni­de­ra mues­tra dos sen­de­ros tec­no­ló­gi­cos: uno que va ha­cia la so­ja y el otro al maíz. Allí, los vi­si­tan­tes ven los re­sul­ta­dos de un ma­ne­jo ade­cua­do.

“La idea es que el pro­duc­tor pue­da lle­var­se con­clu­sio­nes pa­ra lue­go apli­car­las en su cam­po”, ex­pre­sa Juan Jo­sé Có­vo­lo, del ser­vi­cio téc­ni­co de Ni­de­ra Se­mi­llas.

La com­pa­ñía, que tam­bién es­tá pre­sen­tan­do sus ma­te­ria­les In­tac­ta pa­ra la zo­na cen­tral del país, se di­fe­ren­cia por­que in­clu­yó una in­tere­san­te no­ve­dad en és­tas. En la ge­né­ti­ca de los RR2Bt su­mó la re­sis­ten­cia a los her­bi­ci­das de la fa­mi­lia de las sul­fo­ni­lu­reas (STS). “De es­ta ma­ne­ra, con re­sis­ten­cia a dos prin­ci­pios ac­ti­vos dis­tin­tos (gli­fo­sa­to y sul­fo­ni­lu­reas), la com­pa­ñía es­tá in­tro­du­cien­do una nue­va so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca que per­mi­te con­tro­lar los es­ca­pes de ma­le­zas”, ex­pli­ca Có­vo­lo.

Tam­bién en el plot es­tu­vo el nue­vo pre­si­den­te de la com­pa­ñía, Jor­ge Co­rrea, quien asu­mió el car­go ha­ce po­cos días.

Co­rrea, que tam­bién es­ta­rá al man­do de la di­vi­sión Ni­de­ra Se­mi­llas In­ter­na­cio­nal, área que fue re­cien­te­men­te for­ma­da y que ten­drá ba­se en Ar­gen­ti­na, sos­tu­vo que “la com­pa­ñía apues­ta a cre­cer más en la par­ti­ci­pa­ción del mer­ca­do eu­ro­peo, a par­tir de to­dos los desa­rro­llos ge­né­ti­cos que se ha­gan en el país”.

Al ca­mi­nar el sen­de­ro del maíz del plot, hay dos in­tere­san­tes no­ve­da­des. Una, la más lla­ma­ti­va, es el desa­rro­llo de dos hí­bri­dos con un cam­bio en la re­la­ción es­truc­tu­ral en­tre la par­te ve­ge­ta­ti­va y reproductiva.

“En am­bos ma­te­ria­les se bus­có el equi­li­brio ve­ge­ta­ti­vo con el re­pro­duc­ti­vo. Es de­cir, son plan­tas no muy gran­des, por lo que no pier­den ener­gía cre­cien­do, pe­ro guar­dan to­da su fuer­za me­ta­bó­li­ca pa­ra el lle­na­do de grano. Es un con­cep­to nue­vo que bus­ca mar­car un gran cam­bio en maíz, a par­tir de nue­vos techos de ren­di­mien­to”, ex­pli­có Có­vo­lo.

El otro desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co en el ce­real, Ni­de­ra lo pre­sen­ta con Basf. La pri­me­ra mos­tró en la fe­ria los hí­bri­dos HCL re­sis­ten­te a Va­list, un nue­vo her­bi­ci­da de la com­pa­ñía quí­mi­ca, que con­tie­ne dos ac­ti­vos dis­tin­tos: imi­da­zo­li­no­nas y Ki­xor, es­te úl­ti­mo pre­sen­te en Heat (Ver Aho­ra, más...).

To­das las nue­vas tec­no­lo­gías en so­ja ame­ri­tan que otras in­no­va­cio­nes acom­pa­ñen los gran­des avan­ces.

“Un sal­to in­te­gra­do”, de­fi­ne Ri­car­do Yapur, pre­si­den­te de Ri­zo­bac­ter. La fir­ma per­ga­mi­nen­se, que tra­ba­ja fuer­te en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, pre­sen­tó en la fe­ria dos apues­tas, una en so­ja y otra en ce­rea­les de in­vierno.

En el ca­so de la so­ja mos­tró en su stand los NTR, No­dos Tec­no­ló­gi­cos Ri­zo­bac­ter, una in­no­va­ción des­ti­na­das a gran­des pro­duc­to­res que buscan tra­tar la se­mi­lla a cam­po de ma­ne­ra efi­caz.

“Es una tec­no­lo­gía re­vo­lu­cio­na­ria”, di­ce Pe­dro Mc Mu­llen, ge­ren­te co­mer­cial de la fir­ma.

“Con­si­de­ran­do la pre­ci­sión ne­ce­sa­ria pa­ra tra­tar la se­mi­lla (ya

se ha­bla de mi­cro­gra­mo de pro­duc­to do­si­fi­ca­do en ella), dis­po­ner de una he­rra­mien­ta que lo ha­ga a cam­po, de ma­ne­ra pro­fe­sio­nal, es un no­ta­ble avan­ce”, agre­gó el eje­cu­ti­vo.

El NTR es una má­qui­na de una es­ca­la me­nor a la de uso in­dus­trial que se mon­ta so­bre un “trai­ler” y per­mi­te su tras­la­do en una ca­mio­ne­ta, por ejem­plo (fo­to).

Mc Mu­llen con­tó que ini­cial­men­te Ri­zo­bac­ter ofre­ce­rá el ser­vi­cio de tra­ta­mien­to. Es de­cir, el pro­duc­tor com­pra­rá los pro­duc­tos que ha­cen al in­gre­dien­te ac­ti­vo y ellos se en­car­gan del tra­ta­mien­to pro­fe­sio­nal por pe­di­do de él.

Por el la­do de los ce­rea­les de in­vierno, tri­go y ce­ba­da, Ri­zo­bac­ter mos­tró im­por­tan­tes no­ve­da­des.

Se pre­sen­ta un tra­ta­mien­to de se­mi­llas con Tri­cho­der­mas, un hon­go be­né­fi­co del sue­lo que ac­túa so­bre pa­tó­ge­nos que in­gre­san a la plan­ta du­ran­te la ger­mi­na­ción y la emer­gen­cia de los cul­ti­vos, co­mo lo son la man­cha ama­ri­lla, Fu­sa­rium o man­cha bo­rro­sa.

“La ac­ción del hon­go be­né­fi­co so­bre el pa­tó­geno es muy efec­ti­va. No hay muer­te de plán­tu­las en la emer­gen­cia en los ca­sos ex­tre­mos y, por otra la­do, la plan­ta cre­ce más sa­na en su par­te aé­rea y ra­di­cal en los ata­ques más le­ves”, se­ña­ló Mc Mu­llen.

Bun­ge tam­bién fue a Ex­poa­gro a mos­trar su mo­de­lo de in­te­gra­ción con el pro­duc­tor. Jor­ge Bas­si, ge­ren­te de mar­ke­ting de la com­pa­ñía, ex­pli­ca que se in­te­gran en tres es­ca­lo­nes: pri­me­ro, fa­bri­can­do y su­mi­nis­tran­do fer­ti­li­zan­te;

se­gun­do, con la trans­for­ma­ción y ex­por­ta­ción del grano y, ter­ce­ro, y más re­cien­te, con la ela­bo­ra­ción de bio­com­bus­ti­bles.

“En Ra­ma­llo es­ta­mos en nues­tra ca­sa. En es­ta lo­ca­li­dad con­ta­mos con un com­ple­jo que es mo­de­lo, que cuen­ta con lo­gís­ti­ca pa­ra ex­por­ta­ción de gra­nos, im­por­ta­ción de fer­ti­li­zan­tes, pro­duc­ción de su­per­fos­fa­to sim­ple y crus­hing de so­ja.”, ma­ni­fes­tó Se­gun­do Pa­la­zón, ge­ren­te co­mer­cial de la com­pa­ñía.

Y agre­gó: “Es una sín­te­sis de nues­tra in­te­gra­ción a la ca­de­na agroin­dus­trial, que em­pie­za con un in­su­mo fun­da­men­tal co­mo es el fer­ti­li­zan­te y cul­mi­na agre­gan­do va­lor”.

En otro plano, Fo­rra­tec, una fir­ma más li­ga­da a la ga­na­de­ría, ya que se de­di­ca a la pro­duc­ción de se­mi­llas fo­rra­je­ras, es­tá es­tre­cha­men­te cer­ca de con­cep­tos agrí­co­las. “La ‘agri­cul­tu­ra fo­rra­je­ra’ con­sis­te en ha­cer un ma­ne­jo del fo­rra­je con cri­te­rios agrí­co­las. De­be rea­li­zar­se con la mis­ma pre­ci­sión y tec­no­lo­gía”, ex­pli­có Mar­tín Zin­go­ni, pre­si­den­te de la fir­ma.

La pro­duc­ción de car­ne y le­che, hoy re­clui­da a am­bien­tes con me­nor po­ten­cial, de­be se­guir pro­du­cien­do más vo­lu­men y la mis­ma ca­li­dad, agre­gó.

Pe­ro no so­la­men­te és­te es el desafío. Tam­bién, en mu­chos ca­sos, hay que au­men­tar el po­ten­cial, con me­nos es­ca­la, por eso, Zin­go­ni des­ta­có la im­por­tan­cia de pla­ni­fi­car to­da la pro­duc­ción. Co­lo­ba­ron con los pro­duc­to­res en esa ta­rea con una no­ve­do­sa di­ná­mi­ca de pas­tu­ras, en pleno co­ra­zón de la ex­po­si­ción.

FO­TOS: OS­CAR HA­RIS­PE/EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Lo que se vie­ne. Ge­rar­do Bar­to­lo­mé, pre­si­den­te de Do­nMa­rio, di­ce que las so­jas re­sis­ten­tes a gli­fo­sa­to e in­sec­tos, que aho­ra lle­gan a la zo­na cen­tral del país, “son el se­gun­do hi­to pa­ra la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na en los úl­ti­mos vein­te años, por­que se tra­ta de una in­no­va­ción bio­tec­no­ló­gi­ca que per­mi­te el au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad y el aho­rro de in­sec­ti­ci­das”.

Co­rrea. Es el fla­man­te pre­si­den­te de Ni­de­ra y es­tu­vo en el plot de la em­pre­sa.

In­te­gran­do. A la izq., Pe­dro Mc Mu­llen, de Ri­zo­bac­ter, con la nue­va má­qui­na pa­ra el tra­ta­mien­to de se­mi­llas. A la der., Se­gun­do Pa­la­zón, de Bun­ge, que jue­ga de lo­cal en Ra­ma­llo.

FO­TOS: OS­CAR HA­RIS­PE/EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Di­ná­mi­ca de pas­tu­ras. Un gru­po de asis­ten­tes en la pre­via a la co­se­cha de moha, en el mó­du­lo de Fo­rra­tec. La agri­cul­tu­ra fo­rra­je­ra fue una de las fuer­tes atrac­cio­nes que se pu­die­ron ver en pleno co­ra­zón de la mues­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.