El flu­jo de capital del agro

Clarin - Rural - - GRANOS -

Has­ta el año 2003 só­lo la A de las cua­tro gran­des traes ders glo­ba­les, el cé­le­bre ABCD, co­ti­za­ba en bol­sa. Ese año Bun­ge se unió a ADM y co­men­zó a fon­dear­se en el mer­ca­do de ca­pi­ta­les. Las dos tra­ders más gran­des del pla­ne­ta eran aho­ra pú­bli­cas. Eso no só­lo im­pli­có pa­ra Bun­ge un fi­nan­cia­mien­to más eco­nó­mi­co, sino que a su vez la obli­gó a abrir sus nú­me­ros a las au­to­ri­da­des del NYSE y a pro­fe­sio­na­li­zar su di­se­ño de go­ber­nan­za.

Los mo­vi­mien­tos de es­truc­tu­ra de capital no se de­tu­vie­ron: Glen­co­re sa­lió a bol­sa en 2011, a fi­nes de 2011 la ja­po­ne­sa Ma­ru­be­ni com­pró al tra­der in­land Ga­vi­lon y es­te año la cor­po­ra­ción es­ta­tal chi­na Cof­co ad­qui­rió el 51% de Ni­de­ra y la mis­ma pro­por­ción de No­ble. Gra­cias a es­ta ad­qui­si­ción, Cof­co, con sub­si­dia­rias que co­ti­zan en bol­sa y por lo tan­to una em­pre­sa mix­ta, su­peró en to­ne­la­das co­mer­cia­li­za­das a Louis Drey­fus. Al mis­mo tiem­po que se co­no­cía la no­ti­cia de la com­pra de No­ble por par­te de Cof­co, Mar­ga­ri­ta Louis Drey­fus, la he­re­de­ra fa­mi­liar, se ocu­pa­ba de de­cla­rar an­te los me­dios que es­ta­ba ana­li­zan­do una sa­li­da a bol­sa o la venta de par­te de su pa­que­te ac­cio­na­rio a un gru­po pri­va­do.

Po­de­mos ha­blar hoy de las cin­co gran­des, que en to­tal co­mer­cia­li­zan al­re­de­dor del 25% de la co­se­cha glo­bal y ma­ne­jan más del 80% del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal de gra­nos.

¿Por qué se es­tán dan­do es­tos cambios? Si bien hay múl­ti­ples mo­ti­vos que los ex­pli­can, cuan­do los mo­vi­mien­tos se dan en la es­truc­tu­ra de capital es im­por­tan­te po­ner la lu­pa so­bre los flu­jos de di­ne­ro y su cos­to pa­ra en­ten­der có­mo és­tos im­pac­tan en el co­ra­zón del ne­go­cio.

El mer­ca­do mun­dial de gra­nos en­tró en ten­sión des­de el 2000: por el la­do de la ofer­ta, Eu­ro­pa aban­do­nó su rol co­mo ex­por­ta­dor ne­to y pa­só a ser un im­por­ta­dor de­bi­do a los cambios ins­tru­men­ta­dos so­bre los sub­si­dios otor­ga­dos vía Po­lí­ti­ca Agro­pe­cua­ria Co­mún (los cua­les son ex­pli­ca­dos por el ho­rror de la Va­ca Lo­ca), mien­tras que por el la­do de la de­man­da, Chi­na se su­mó al mer­ca­do mun­dial de ali­men­tos con el in­gre­so a la OMC. Es­to de­ter­mi­nó un pre­cio cre­cien­te pa­ra to­dos los gra­nos, par­ti­cu­lar­men­te la so­ja, y a su

Mer­ca­do mun­dial La de­man­da chi­na ge­ne­ró un pre­cio cre­cien­te y vo­la­til pa­ra los gra­nos

vez ele­vó el gra­do de vo­la­ti­li­dad de di­chos pre­cios.

Pa­san­do en lim­pio: el capital ne­ce­sa­rio pa­ra el ne­go­cio de tra­ding se in­cre­men­tó de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va y a la vez se tor­nó más vo­lá­til. Si an­tes una tra­der re­que­ría de 16 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra car­gar un bar­co cla­se Pa­na­max, aho­ra ne­ce­si­ta 32 y pue­de ab­sor- ber 35 en cues­tión de días. Es com­pren­si­ble que las for­mas más tra­di­cio­na­les de fi­nan­cia­mien­to, co­mo es el ca­so de los ban­cos, se trans­for­ma­ran en una op­ción ca­da vez me­nos desea­ble pa­ra am­bas par­tes. La se­ñal en­via­da por las tra­ders al sa­lir a bol­sa es que el pi­so de ga­nan­cia que fi­jan los ban­cos con la ta­sa de in­te­rés de­ja de ser un me­ca­nis­mo de fi­nan­cia­mien­to ten­ta­dor. Los ac­cio­nis­tas en­fren­tan pér­di­das, pe­ro cuan­do el re­sul­ta­do es po­si­ti­vo se lle­van más: to­man ries­go.

Es in­tere­san­te ob­ser­var el pro­ce­so análo­go que atra­ve­sa­ron las 20 ma­yo­res em­pre­sas de pro­duc­tos lác­teos del mun­do. La usi­na lác­tea fun­da­men­tal­men­te un tra­der de le­che cruda que la ven­de en for­ma de pro­duc­tos que alar­gan su fe­cha de ven­ci­mien­to. Só­lo un 13% de la fac­tu­ra­ción de es­tos 20 gi­gan­tes lác­teos per­te­ne­ce a com­pa­ñías pri­va­das, el res­to se re­par­te en com­pa­ñías que co­ti­zan en bol­sa o son coope­ra­ti­vas, las cua­les son en de­fi­ni­ti­va otra for­ma de dis­tri­buir el ries­go. Lo ha­cen en­tre sus so­cios.

Hay un se­gun­do mo­ti­vo en es­ta ola de cambios en las es­truc­tu­ras de capital. Las fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes son pro­ta­go­ni­za­das por gi­gan­tes asiá­ti­cos, cu­yos paí­ses con sus nue­vas clases me­dias ab­sor­ben el grue­so del co­mer­cio glo­bal de gra­nos. Cuan­do al­guien rea­li­za com­pras de ma­ne­ra muy fre­cuen­te y por vo­lú­me­nes con­si­de­ra­bles exis­te un po­ten­cial de re­du­cir cos­tos de transac­ción con la in­ter­na­li­za­ción de es­la­bo­nes del pro­ce­so pro­duc­ti­vo. Di­chos cos­tos son los que se ge­ne­ran en ca­da ne­go­cia­ción e in­clu­yen las especificaciones de pre­cio, ca­li­da­des, lo­gís­ti­ca de en­tre­ga, for­ma de pa­go, etc. Adi­cio­nal­men­te, un ma­yor con­trol de las ca­de­nas glo­ba­les de abas­te­ci­mien­to le otor­ga al com­pra­dor la ca­pa­ci­dad de mi­ni­mi­zar el im­pac­to de las fluc­tua­cio­nes de pre­cios y a su vez le ase­gu­ra el abas­te­ci­mien­to.

En un mun­do que se pre­pa­ra pa­ra ali­men­tar a 9.500 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes en el 2050 con una die­ta di­ver­sa y ri­ca en pro­teí­nas ani­ma­les, el con­flic­to cla­ve es por aquel bien que no res­pe­ta los tiem­pos del hom­bre da­do que tie­ne sus tiem­pos bio­ló­gi­cos, y por aho­ra po­co se pue­de ha­cer pa­ra al­te­rar­los. La ten­sión es por lo es­ca­so, el grano.

BLOOMBERG

Gi­gan­te. Una plan­ta de ADM en Illi­nois, Es­ta­dos Uni­dos. Esa fir­ma fue la pri­me­ra tra­der en bus­car fon­dos en la Bol­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.