Pro­pues­tas pa­ra el fu­tu­ro

Clarin - Rural - - MERCADOS | INVESTIGACION -

En el año 2010, la Pre­si­den­te de la Nación or­de­nó rea­li­zar un plan agroin­dus­trial. El PEA pro­pu­so co­mo me­tas al 2020 au­men­tar la pro­duc­ción de gra­nos a ca­si 160 mi­llo­nes de to­ne­la­das, au­men­tar un cin­cuen­ta por cien­to la pro­duc­ción de car­ne bo­vi­na, du­pli­car la aví­co­la, tri­pli­car la por­ci­na y al­can­zar los 18.000 mi­llo­nes de li­tros de le­che.

Des­de en­ton­ces ape­nas se avan­zó en car­ne aviar y por­ci­na, y prác­ti­ca­men­te na­da en el res­to. Se pro­po­nía cua­dru­pli­car el va­lor de las ex­por­ta­cio­nes tri­gue­ras y tri­pli­car las de bio­com­bus­ti­bles que, des­de en­ton­ces, no han he­cho más que dis­mi­nuir. ¿Qué fa­lló?

El PEA fue una vi­sión vo­lun­ta­ris­ta de me­tas sin las ac­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra al­can­zar­las. Las ex­pan­sio­nes mo­ne­ta­ria y fis­cal desem­bo­ca­ron en la in­fla­ción, el ce­po cam­bia­rio y los des­equi­li­brios ex­terno y fis­cal que hi­cie­ron im­pre­vi­si­ble a la eco­no­mía ar­gen­ti­na. Es­tas po­lí­ti­cas fre­na­ron la in­ver­sión, el cre­ci­mien­to de la ac­ti­vi­dad, del em­pleo y del sa­la­rio real.

A es­tos erro­res ma­cro­eco­nó­mi­cos se su­ma­ron po­lí­ti­cas mi­cro­eco­nó­mi­cas equi­vo­ca­das: fuer­te pre­sión im­po­si­ti­va, apli­ca­ción de cuo­tas de ex­por­ta­ción y res­tric­ción a la im­por­ta­ción de bie­nes de capital que re­tra­só el in­cre­men­to de va­lor agre­ga­do.

La pro­pues­ta de la Fun­da­ción Pen­sar, re­cien­te­men­te pre­sen­ta­da por el Je­fe de Go­bierno de la Ciu­dad, Mau­ri­cio Ma­cri, a la Me­sa de En­la­ce y a la so­cie­dad, plan­tea 13 me­di­das de po­lí­ti­ca agroin­dus­trial pa­ra que el sec­tor sea real­men­te uno de los mo­to­res del desa­rro­llo ar­gen­tino en la pró­xi­ma dé­ca­da.

El pri­mer gru­po de me­di­das se re­fie­re al co­mer­cio. Se tra­ta de otor­gar li­ber­tad de co­mer­cio in­terno y ex­terno, y, al mis­mo tiem­po, ne­go­ciar in­ten­sa­men­te con otros paí­ses pa­ra ac­ce­der a sus mer­ca­dos.

El se­gun­do gru­po se pro­po­ne re­du­cir la pre­sión tri­bu­ta­ria efec­ti­va. Los “sal­dos a pa­gar” po­drán uti­li­zar­se pa­ra otros im­pues­tos, los mí­ni­mos no im­po­ni­bles se ajus­ta­rán au­to­má­ti­ca­men­te, y las ga­nan­cias no­mi­na­les por te­nen­cia no tri­bu­ta­rán co­mo si fue­ran ga­nan­cias reales. Se ter­mi­na­rá la asi­me­tría en­tre con­tri­bu­yen­te y

> In­ter­ac­ción Es­tas po­lí­ti­cas tam­bién im­pul­sa­rán el desa­rro­llo del sec­tor in­dus­trial

fis­co en el co­bro de in­tere­ses.

La eli­mi­na­ción de re­ten­cio­nes, in­me­dia­ta­men­te pa­ra to­dos los pro­duc­tos y gra­dual­men­te pa­ra el com­ple­jo so­je­ro, sig­ni­fi­ca­rá en el pri­mer año una caí­da de los in­gre­sos fis­ca­les de só­lo 1%. Es­to es ma­ne­ja­ble en una re­es­truc­tu­ra­ción pre­su­pues­ta­ria orien­ta­da a la dis­mi­nu­ción del dé­fi­cit pa­ra fre­nar la in­fla­ción. To­dos los pro­duc­tos se be­ne­fi­cia­rán con la qui­ta de re­ten­cio­nes. Sec­to­res co­mo el aví­co­la ade­más ten­drán me­no­res fle­tes de in­su­mos, me­nor pre­sión im­po­si­ti­va y me­no­res cos­tos por me­jor in­fra­es­truc­tu­ra.

La eli­mi­na­ción de los de­re­chos de ex­por­ta­ción no im­pli­ca­rá in­cre­men­tos re­le­van­tes en los pre­cios de los bie­nes fi­na­les. Ha­ce dos años el pan va­lía 10 pe­sos. La eli­mi­na­ción de la re­ten­ción al tri­go hu­bie­ra im­pli­ca­do que su pre­cio au­men­te cin­cuen­ta cen­ta­vos por úni­ca vez. En cam­bio, el pan se en­cuen­tra hoy en 20 pe­sos, por efec­to de la in­fla­ción pe­ro tam­bién por el des­in­cen­ti­vo de los ROEs y las re­ten­cio­nes so­bre el área sem­bra­da, que lle­vó a fi­nes del año pa­sa­do a que el pre­cio in­terno del tri­go fue­ra el do­ble del in­ter­na­cio­nal.

El ter­cer blo­que de pro­pues­tas se re­fie­re a un plan de in­fra­es­truc­tu­ra, una ley de fo­men­to agroin­dus­trial, y pro­pues­tas es­pe­cí­fi­cas pa­ra la car­ne bo­vi­na y el sec­tor lác­teo, muy cas­ti­ga­dos en los úl­ti­mos años.

Por úl­ti­mo, el cuar­to blo­que se re­fie­re a me­di­das ins­ti­tu­cio­na­les. Se pro­po­ne la re­crea­ción del Re­na­tre y la crea­ción de un Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria cu­yo fin se­rá im­pul­sar po­lí­ti­cas pa­ra que to­dos los es­la­bo­nes del sec­tor con­tri­bu­yan fuer­te­men­te al desa­rro­llo na­cio­nal.

Es­tas po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas que sir­ven pa­ra el sec­tor agroin­dus­trial, im­pul­sa­rán el desa­rro­llo in­dus­trial no re­la­cio­na­do con re­cur­sos na­tu­ra­les. Hay una in­ter­ac­ción per­ma­nen­te en­tre am­bos sec­to­res, co­mo lo in­di­ca cual­quier ma­triz in­su­mo-pro­duc­to. Ade­más, más im­por­tan­te, am­bos sec­to­res ne­ce­si­tan ho­ri­zon­tes lar­gos, es­ta­bi­li­dad y se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca so­bre los re­tor­nos, y un sis­te­ma fi­nan­cie­ro que ca­na­li­ce los re­cur­sos de aho­rris­tas ar­gen­ti­nos y ex­tran­je­ros en in­ver­sio­nes ren­ta­bles.

El desa­rro­llo del país ne­ce­si­ta de un li­de­raz­go con una vi­sión rea­lis­ta del mun­do pe­ro tam­bién con au­da­cia pa­ra apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des que ese mun­do nos da, li­be­ran­do la ini­cia­ti­va de per­so­nas y em­pre­sas ca­pa­ces de ge­ne­rar más ri­que­za, em­pleo y desa­rro­llo. t

Ex­por­ta­cio­nes. La Fun­da­ción Pen­sar pro­po­ne li­be­rar el co­mer­cio in­terno y ex­terno e in­ten­tar abrir nue­vos mer­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.