La ca­de­na del gi­ra­sol di­ce que es­te pue­de ser el año del cul­ti­vo

Se vis­lum­bran buenos pre­cios y cli­ma. Pe­ro pe­san las re­ten­cio­nes.

Clarin - Rural - - TAPA -

“El mun­do pi­de gi­ra­sol”. Bajo ese tí­tu­lo se desa­rro­lló el pri­mer pa­nel del 6° Con­gre­so Ar­gen­tino de Gi­ra­sol, que se lle­vó a ca­bo en Buenos Aires es­ta se­ma­na. Luis Gon­zá­lez Vic­to­ri­ca, de Ca­ze­na­ve y Asoc.; Her­nán Pet­ti­na­ri, de Syn­gen­ta, y Fran­cis­co Mo­re­lli, de Car­gill, abrie­ron la ma­ña­na pa­ra po­ner en blan­co so­bre ne­gro las opor­tu­ni­da­des que tie­ne el gi­ra­sol ar­gen­tino.

“Co­mo pro­duc­to­res, te­ne­mos ra­zo­nes más que su­fi­cien­tes pa­ra sem­brar gi­ra­sol”, di­jo Gon­zá­lez Vic­to­ri­ca y ofre­ció un pa­no­ra­ma que da cuen­ta del co­rri­mien­to que su­frió el cul­ti­vo. De los ‘90 a es­ta par­te hu­bo 3 es­ca­lo­nes, di­jo. Se re­du­jo el área a 3 mi­llo­nes de hec­tá­reas pri­me­ro, a 2 mi­llo­nes des­pués y has­ta 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas. “Sin em­bar­go, un da­to cla­ve es el cre­ci­mien­to de la ma­te­ria gra­sa, a pe­sar de la pro­duc­ción en cam­pos mar­gi­na­les. Eso ha­bla de la es­ta­bi­li­dad del cul­ti­vo”, pun­tua­li­zó.

Al enu­me­rar al­gu­nas de las di­fi­cul­ta­des que en­fren­ta el gi­ra­sol, el pro­duc­tor relativizó la pér­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad fren­te a Ucra­nia, pa­ra pon­de­rar otro ti­po, co­mo el ti­po de cam­bio, el cli­ma, y el im­pac­to im­po­si­ti­vo. Tam­bién sos­tu­vo que el maíz tar­dío ha in­cur- sio­na­do muy fuer­te en las zo­nas del gi­ra­sol. Su­mó la pre­sen­cia de pa­lo­mas y “lo que ha apa­re­ci­do en las úl­ti­mas cam­pa­ñas es la re­si­dua­li­dad de her­bi­ci­das”, in­di­có.

“Co­mo pro­duc­tor gi­ra­so­le­ro des­de ha­ce más de 40 años, di­go que es­te es el año del cul­ti­vo. Y creo que las for­ta­le­zas de­be­rían em­pu­jar­nos a apos­tar por él”, sos­tu­vo Gon­zá­lez Vic­to­ri­ca.

La pri­me­ra de ellas: la di­ver­si­fi­ca­ción del ries­go cli­má­ti­co. “Nos da es­ta­bi­li­dad de ren­di­mien­to y di­ver­si­fi­ca­ción con la so­ja fren­te a ad­ver­si­da­des cli­má­ti­cas. En es­tas con­di­cio­nes, es más es­ta­ble que la so­ja”, di­jo.

Otra de las for­ta­le­zas es que acorta los tiem­pos de ca­pi­ta­li­za­ción. “En las zo­nas gi­ra­so­le­ras no es­tá la po­si­bi­li­dad del in­gre­so que da el tri­go en di­ciem­bre-enero, pe­ro es­tá el gi­ra­sol que apor­ta in­gre­sos en fe­bre­ro-mar­zo”, sos­tu­vo.

“Con el gi­ra­sol po­de­mos te­ner una ta­sa de re­torno in­terno del 45%, con la so­ja es 34% y con maíz tar­dío del 25%”, enume­ró el pro­duc­tor.

Her­nán Pet­ti­na­ri, de Syn­gen­ta, desa­rro­lló la vi­sión del gi­ra­sol des­de el pun­to de vis­ta de una em­pre­sa ven­de­do­ra de in­su­mos. “La Ar­gen­ti­na es un pro­duc­tor muy efi­cien­te de gi­ra­sol. In­vir­tien­do 70 dó­la­res por hec­tá­rea tie­ne ren­di­mien­tos muy por en­ci­ma del pro­me­dio glo­bal”, di­jo.

La ta­sa de me­jo­ra de ren­di­mien­tos del gi­ra­sol fue cer­ca­na al 2% anual en los úl­ti­mos 25 años, en ba­se a ger­mo­plas­ma, ma­ne­jo y tec­no­lo­gías, mien­tras que en la so­ja fue del 0,62% y de 1,85% en el maíz. Eso en un con­tex­to en el

“Co­mo pro­duc­tor, pa­ra mí es­te es el año del cul­ti­vo”, di­jo Gon­zá­lez Vic­to­ri­ca

que el cul­ti­vo ha ido des­pla­zán­do­se ha­cia zo­nas más mar­gi­na­les.

Pet­ti­na­ri ex­pli­có las va­ria­bles que po­drían ha­cer cre­cer el ne­go­cio de gi­ra­sol al­to olei­co: “In­mi­nen­tes cambios en sis­te­mas re­gu­la­to­rios de la in­dus­tria ali­men­ti­cia da­rán más vi­si­bi­li­dad al ti­po de acei­te uti­li­za­do y abri­rán opor­tu­ni­da­des pa­ra los aceites sa­lu­da­bles. La Unión Eu­ro­pea es­tá po­nien­do una nor­ma pa­ra iden­ti­fi­car qué ti­po de acei­te con­tie­nen los ali­men­tos de con­su­mo dia­rio. En Fran­cia y EE.UU. tie­nen el 50% de sus áreas de pro­duc­ción con al­to olei­co. Es un desafío pa­ra Ar­gen­ti­na, por­que no­so­tros te­ne­mos el 20%. Con nues­tro cos­to de pro­duc­ción, po­de­mos di­fe­ren­ciar­nos ha­cien­do al­to olei­co”.

Fran­cis­co Mo­re­lli, de Car­gill, mos­tró có­mo la pro­duc­ción de acei­te de gi­ra­sol cre­ció des­de 2008 has­ta el pre­sen­te (de 12,1 a 15,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das), pe­ro a un rit­mo mu­cho me­nor que el de pal­ma y el de so­ja (de 35,2 a 46,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das el pri­me­ro y de 44,2 a 62,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das el se­gun­do). “El gi­ra­sol, jun­to a la col­za, ba­sa su va­lor en el con­te­ni­do de acei­te (80%)”, des­cri­bió Mo­re­lli.

¿Cuál es la de­man­da de gi­ra­sol? Pa­ra el es­pe­cia­lis­ta de Car­gill, pa­ra ver es­to “hay que co­lo­car­se en el con­tex­to de los aceites ve­ge­ta­les. El gi­ra­sol tie­ne en­tre un 8% y 9% del to­tal. Mo­re­lli ar­gu­men­tó que el acei­te de pal­ma y so­ja mar­can los rit­mos del mer­ca­do. “Es una fa­la­cia de­cir que la can­ti­dad de gi­ra­sol de más que se pro­duz­ca va a ti­rar los pre­cios pa­ra aba­jo”, di­jo, pa­ra au­yen­tar te­mo­res.

Or­gu­llo­so, to­da­vía. Des­de los ‘90 has­ta hoy, la siem­bra de gi­ra­sol ba­jó de 3 mi­llo­nes de hec­tá­reas a 1,5 mi­llo­nes.

Her­nán Pet­ti­na­ri. De Syn­gen­ta.

Fran­cis­co Mo­re­lli. De Car­gill.

Gon­zá­lez Vic­to­ri­ca. Pro­duc­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.