Afri­ca, la pró­xi­ma fron­te­ra agrí­co­la pa­ra el mun­do

En EE.UU., los ex­per­tos po­nen el fo­co en el con­ti­nen­te.

Clarin - Rural - - TAPA - LE­XING­TON, KEN­TUCKY. EN­VIA­DO EN­VIA­DO ES­PE­CIAL ES­PE­CIAL Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

¿Cuál se­rá el nue­vo po­lo de desa­rro­llo pa­ra la pro­du­cla ción agro­pe­cua­ria en el mun­do?, ¿qué de­sa­fíos in­me­dia­tos en­fren­ta ca­de­na ali­men­ta­ria glo­bal pa­ra se­guir cre­cien­do?, ¿con qué nue­vas tec­no­lo­gías los pro­duc­to­res po­drán con­tar pa­ra in­no­var y su­bir­se al tren del fu­tu­ro?.

Es­tos fue­ron al­gu­nas de las po­ten­tes pre­gun­tas que un im­por­tan­te gru­po de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les in­ten­tó res­pon­der an­te más de 2.000 pro­duc­to­res, em­pre­sa­rios, cien­tí­fi­cos y téc­ni­cos de más de 60 paí­ses que se reunie­ron ha­ce po­cos días en es­ta ciu­dad del es­ta­do de Ken­tucky, en un tra­di­cio­nal con­gre­so or­ga­ni­za­do por la em­pre­sa All­tech, que tie­ne su ba­se mun­dial aquí.

La idea del even­to, que es­te año cum­plió su 30º edi­ción, es mi­rar más allá de la co­yun­tu­ra, po­der pen­sar nue­vas es­tra­te­gias de me­diano y lar­go pla­zo, ale­ja­dos de las ta­reas y preo­cu­pa­cio­nes co­ti­dia­nas. Así, es­ta pro­li­ja ciu­dad de 300.000 ha­bi­tan­tes, con­si­de­ra­da la capital mun­dial del ca­ba­llo (se co­rre del fa­mo­so Derby de Ken­tucky) y una de las 10 con me­jor ca­li­dad de vi­da de EE.UU., fue el es­ce­na­rio ideal.

Uno de los tra­mos cen­tra­les del en­cuen­tro se de­di­có a pen­sar que sig­ni­fi­ca­rá Afri­ca pa­ra el es­ce­na­rio mun­dial de los agro­ne­go­cios. Pa­ra eso, una de las es­tre­llas in­vi­ta­das fue Ju­lie Bor­laug, nie­ta del fa­mo­so Nor­man Bor­laug, pa­dre de la Re­vo­lu­ción Ver­de que le va­lió el pre­mio No­bel de la Paz en 1970 por su apor­te a com­ba­tir el ham­bre en el mun­do.

Ju­lie es­tá hoy al fren­te de los pro­gra­mas que lle­va a ca­bo por el mun­do el Ins­ti­tu­to Bor­laug pa­ra la Agri­cul­tu­ra In­ter­na­cio­nal, que fun­dó su abue­lo, y des­de allí tie­ne una pre­sen­cia muy im­por­tan­te en Afri­ca. Con ese co­no­ci­mien­to, mos­tró al­gu­nas ci­fras que va­le la pe­na te­ner en cuen­ta: pa­ra el 2050 al­ber­ga­rá a una cuar­ta par­te de la po­bla­ción mun­dial y tie­ne cer­ca del 60% del área cul­ti­va­ble aún no ex­plo­ta­da del pla­ne­ta.

Es cier­to que, ge­ne­ral­men­te, cuan­do se pien­sa en Afri­ca, no se fo­ca­li­za en eso. Más bien se mi­ran los se­cues­tros bru­ta­les de es­tu­dian­tes, co­mo la re­cien­te de ni­ñas en Ni­ge­ria; san­grien­tas ma­tan­zas tri­ba­les, o los de­ses­pe­ra­dos in­ten­tos de mu­chos afri­ca­nos ham­brien­tos por bus­car una me­jor vi­da en Eu­ro­pa. To­do eso es par­te de la reali­dad, pe­ro hay otra. “Afri­ca pue­de ser la nue­va Su­da­mé­ri­ca”, lan­zó Mark Lyons, vi­ce­pre­si­den­te de la com­pa­ñía an­fi­trio­na, con la ex­pe­rien­cia de ha­ber vi­vi­do va­rios años en Bra­sil y mi­rar aho­ra el mun­do des­de la di­rec­ción de los ne­go­cios de su em­pre­sa (la fun­dó y pre­si­de su pa­dre) en Chi­na.

La com­pa­ra­ción de Afri­ca con Amé­ri­ca del Sur sur­gió de la bo­ca de va­rios ex­po­si­to­res. Fu Wen­ge, ex­per­to del mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Chi­na, di­jo que “Afri­ca es hoy una gran opor­tu­ni­dad, y en al­gún tiem­po de­be­rá ser un mer­ca­do ma­du­ro, con pro­duc­to­res ca­pa­ci­ta­dos, co­mo hoy Amé­ri­ca del Sur”. El chino lo di­jo cla­ri­to: “Lo im­por­tan­te son los re­cur­sos na­tu­ra­les”. Y Afri­ca es ri­ca en eso.

Fal­ta mu­cho, co­mo di­jo Bor­laug, en in­fra­es­truc­tu­ra y ca­pa­ci­ta­ción. Pe­ro hay una bue­na can­ti­dad de paí­ses con es­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca e in­tere­sa­dos en atraer in­ver­sio­nes, co­mo in­di­có Evans Dar­ko, quien tras dé­ca­das de tra­ba­jo en EE.UU. aho­ra se es­ta­ble­ció en Gha­na, don­de es res­pon­sa­ble de Wil­mar Poultry Com­pany, una gran em­pre­sa pro­duc­to­ra de po­llos. “Afri­ca es la pró­xi­ma fron­te­ra pa­ra la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria; es un pro­ble­ma que la pren­sa só­lo se en­fo­que en las cues­tio­nes ne­ga­ti­vas”, se la­men­tó.

Pa­ra Char­les Moo­re, un re­co­no­ci­do con­sul­tor en agro­ne­go­cios de Ciu­dad del Ca­bo, Su­dá­fri­ca, hay opor­tu­ni­da­des pa­ra cre­cer en pro­duc­ción de gra­nos, car­ne bo­vi­na, po­llos, le­che­ría... en paí­ses co­mo Ke­nia, Su­dán, Etio­pía, Gha­na, Ni­por

ge­ria y va­rios más.

Has­ta ha­ce 10 años, se ha­bla­ba del cono sur de Amé­ri­ca, bá­si­ca­men­te Bra­sil y Ar­gen­ti­na, co­mo la re­gión con ma­yo­res po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to. Hoy, aun­que to­da­vía tie­ne buen mar­gen pa­ra ex­pan­dir­se, el pe­so glo­bal de Su­da­mé­ri­ca es una reali­dad y to­dos lo re­co­no­cen. Pe­ro aho­ra ha­blan del con­ti­nen­te afri­cano co­mo la eta­pa si­guien­te. Las pro­yec­cio­nes de la ONU abo­nan la teo­ría de que Afri­ca cre­ce­rá más que na­die: in­di­can que, pa­ra 2050, la pro­duc­ción de ali­men­tos en ese con­ti­nen­te cre­ce­rá 60%, mien­tras que en te­rri­to­rio sud­ame­ri­cano lo ha­rá 40%.

“Hay dos reali­da­des: la que mues­tran las no­ti­cias y otra que in­clu­ye a una po­bla­ción con una es­co­la­ri­za­ción mu­chí­si­mo ma­yor que ha­ce 15 años y mu­chas eco­no­mías que es­tán, con otras de Asia, en­tre las que más cre­cen en el mun­do, ade­más de que el 50% de la po­bla­ción tie­ne me­nos de 25 años”, se en­tu­sias­mó Ch­ris­tel Coet­zee, di­rec­to­ra de Ad­vit Nu­tri­ción Ani­mal, em­pre­sa sud­afri­ca­na.

Cuan­do mi­ra­ron un po­co más al lar­go pla­zo, los ex­per­tos ha­bla­ron en el con­gre­so del fu­tu­ro de Afri­ca, pe­ro cuan­do se fo­ca­li­za­ron so­bre nues­tros días, plan­tea­ron el desafío de la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria co­mo un re­qui­si­to in­dis­pen­sa­ble que ten­drán to­dos en la ca­de­na, pro­duc­to­res e in­dus­trias, pa­ra se­guir en el ne­go­cio.

No lo plan­tea­ron co­mo un te­ma abs­trac­to, sino to­do lo con­tra­rio, y pu­sie­ron co­mo ejem­plo la con­mo­ción que ge­ne­ró en el sec­tor de los ali­men­tos en el he­mis­fe­rio nor­te la apa­ri­ción de ham­bur­gue­sas su­pues­ta­men­te de car­ne va­cu­na con­ta­mi­na­das con car­ne de ca­ba­llo en im­por­tan­tes ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos. El re­cien­te epi­so­dio dis­pa­ró aún más el in­te­rés de los con­su­mi­do­res del pri­mer mun­do por sa­ber en de­ta­lle qué co­men y có­mo se pro­du­cen sus ali­men­tos. Las de­ri­va­cio­nes de esas exi­gen­cias se­rán cla­ves en el fu­tu­ro, si no lo son ya, tam­bién pa­ra la Ar­gen­ti­na.

Pa­trick Wal, de la Es­cue­la de Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad de Du­blin, Ir­lan­da, fue con­tun­den­te: “Los pro­duc­to­res de­be­rán pro­du­cir ca­da vez con más in­for­ma­ción; es y se­rá un cam­bio inevi­ta­ble. La sa­lud de los con­su­mi­do­res y dar­les to­dos los de­ta­lles de lo que com­pran ya es cen­tral pa­ra las gran­des mar­cas”, ad­vir­tió.

Phi­lip Wil­kin­son, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Sis­ter Food Group, el ma­yor pro­duc­tor de po­llos de Gran Bre­ta­ña, tam­bién re­cor­dó la con­mo­ción que sig­ni­fi­có pa­ra el gi­gan­te su­per­mer­ca­do bri­tá­ni­co Tes­co el es­cán­da­lo de las ham­bur­gue­sas con car­ne de ca­ba­llo. Di­jo que ese fue un da­to cla­ve pa­ra que las gran­des ca­de­nas se de­ci­dan a ir a fon­do en el tra­ba­jo con to­dos sus pro­vee­do­res.

Ar­gen­ti­na es­tá en esa ca­de­na. Has­ta ha­ce po­cos años, Tes­co era due­ña del fri­go­rí­fi­co ar­gen­tino AB&P, de Hug­hes, San­ta Fe, aho­ra en ma­nos de los bra­si­le­ños de Mar­frig. Pe­ro el país si­gue pro­ve­yen­do car­ne a Eu­ro­pa o ven­dien­do gra­nos con los que se engordan allí los ani­ma­les, y tan­tas otras co­sas. Es de­cir, Ar­gen­ti­na no es­tá ni es­ta­rá ais­la­da de es­tas ten­den­cias.

Wil­kin­son tam­bién ha­bló de Afri­ca: di­jo que allí cre­ce­rá fuer­te la pro­duc­ción de po­llos en los pró­xi­mos años, co­mo lo hi­zo en los úl­ti­mos en Bra­sil y Ar­gen­ti­na, a los que ci­tó co­mo pro­duc­to­res fuer­tes y maduros en el con­tex­to glo­bal, jun­to con EE.UU.. Y re­cor­dó que ha­cia 2020 la de po­llo se­rá la car­ne más con­su­mi­da del mun­do, ca­si 80% más que la bo­vi­na.

En Chi­na, la más con­su­mi­da hoy es la de cer­do, co­mo pun­tua­li­zó De­fa Li, ex­per­to de la Uni­ver­si­dad Agrí­co­la de ese país, quien tam­bién se ma­ni­fes­tó muy preo­cu­pa­do por la se­gu­ri­dad en la ca­de­na de pro­duc­ción chi­na. Di­jo que no de­ben co­me­ter el error de pro­du­cir de cual­quier ma­ne­ra pa­ra sa­tis­fa­cer la enor­me de­man­da in­ter­na que si­gue cre­cien­do. Re­co­no­ció que de­ben mo­de­rar sus ex­pec­ta­ti­vas de se­guir sus­ti­tu­yen­do im­por­ta­cio­nes (en­tre las que men­cio­nó los 63 mi­llo­nes de to­ne­la­das que so­ja que im­por­tó de Bra­sil, Ar­gen­ti­na y EE.UU., gran par­te pa­ra la pro­duc­ción de cer­dos), pa­ra cre­cer de ma­ne­ra se­gu­ra y sus­ten­ta­ble.

“La pro­duc­ción ani­mal en Chi­na tie­ne un enor­me desafío, pe­ro tie­ne que en­fren­tar­lo a una ve­lo­ci­dad mo­de­ra­da, pa­ra cum­plir con to­das las re­gu­la­cio­nes y no co­me­ter erro­res que lo de­jen más atrás de lo que es­tá”, con­si­de­ró.

En de­fi­ni­ti­va, ale­jar­se por ape­nas un par de jor­na­das del fra­gor del día a día, pa­ra es­cu­char a tan­tas vo­ces del mun­do, le sir­vió a más de 2.000 per­so­nas pa­ra repensar las es­tra­te­gias de sus em­pre­sas. Mi­rar so­lo lo que vie­ne ma­ña­na pue­de ha­cer­les per­der de vis­tas ame­na­zas que es­tán so­lo un po­co más allá y, tam­bién, las opor­tu­ni­da­des que si­guen apa­re­cien­do en el ra­dar glo­bal.

En tren de siem­bra. En Su­dá­fri­ca, la agri­cul­tu­ra cre­ce fuer­te. Aquí, con una

sem­bra­do­ra ar­gen­ti­na.

De los gra­nos al po­llo. Evans Dar­ko trabajó 30 años en EE.UU. pe­ro aho­ra se ins­ta­ló en Su­dán con una in­dus­tria aví­co­la.

Sie­rra Leona. El ar­gen­tino Emi­li­ano Mroue (con la botle­lla de agua), pro­du­ce arroz allí. En la fo­to es­tá con re­pre­sen­tan­tes de la ONU y mi­nis­tros lo­ca­les.

Wen­ge. Del mi­nis­te­rio chino de Agri­cul­tu­ra: “Afri­ca es una opor­tu­ni­dad”.

Wil­kin­son. Pro­duc­tor bri­tá­ni­co. Hi­zo fo­co en la in­for­ma­ción al con­su­mi­dor.

Ju­lie Bor­laug. Nie­ta del No­bel de la Paz Nor­mam Bor­laug, es­tá en Afri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.