La agri­cul­tu­ra, pi­lar del plan­teo

Clarin - Rural - - INTEGRACIÓN PRODUCTIVA -

El cli­ma en el nor­des­te ar­gen­tino tie­ne una mar­ca­da es­ta­cio­na­li­dad. Allí, las llu­vias so­lo apa­re­cen en can­ti­dad su­fi­cien­te en el verano. De es­ta ma­ne­ra, la pro­duc­ción de pas­to en abun­dan­cia y la pro­duc­ción agrí­co­la se con­cen­tran tam­bién en esa épo­ca. Do­ña Ma­ría, la es­tan­cia de Os­car Ko­ro­vai­chuk, pro­duc­tor del centro-es­te cha­que­ño, in­te­gra agri­cul­tu­ra con ga­na­de­ría y pro­duc­ción por­ci­na, y pro­du­ce maíz y sor­go pa­ra el con­su­mo ani­mal. De­bi­do a la dis­tri­bu­ción de las llu­vias, en el cam­po se ha­cen do­bles cul­ti­vos de verano en las 1.200 hec­tá­reas agrí­co­las. Es de­cir, de las 2.400 hec­tá­reas sem­bra­das por verano, 600 son de maíz y 1.800 de sor­go. El maíz, que rin­de en­tre 5 a 6 to­ne­la­das por hec­tá­rea, se des­ti­na a la gran­ja de cer­dos. Es­te ali­men­to, más el ex­pe­ller de so­ja que se com­pra, se usa pa­ra la fa­bri­ca­ción del ba­lan­cea­do que se ha­ce en la plan­ta de ali­men­to que es­tá ins­ta­la­da en Do­ña Ma­ría. Por su par­te, el sor­go, co­mo grano y si­lo plan­ta-en­te­ra, se des­ti­na a la ali­men­ta­ción bo­vi­na pa­ra to­da la épo­ca en la que su­fren de dé­fi­cit de pas­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.