El sue­lo, ese di­vino te­so­ro

La bio­lo­gía de suelos se­rá un ele­men­to cla­ve en el desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía que vie­ne pa­ra el agro. Se ana­li­za­rá a fon­do en el con­gre­so de Aa­pre­sid.

Clarin - Rural - - UN GRAN/LA AGRICULTURA DEL FUTURO -

Las en­fer­me­da­des de raíz y ta­llo cau­sa­das por mi­cro­or­pue­de ga­nis­mos del sue­lo en los cul­ti­vos cons­ti­tu­yen, ac­tual­men­te, una nue­va limitante de la siem­bra di­rec­ta. Pa­ra su­pe­rar­la, los pro­duc­to­res van ajus­tan­do la es­tra­te­gia día a día, tra­ba­jan­do a prue­ba y error en un me­ca­nis­mo de me­jo­ra con­ti­nua. Sin em­bar­go, no siem­pre tie­nen di­men­sión de los pro­ce­sos que su­ce­den de­ba­jo de la su­per­fi­cie.

Es que el sue­lo es una ver­da­de­ra ca­ja ne­gra don­de se pue­den co­no­cer las en­tra­das y las sa­li­das pe­ro no siem­pre en­ten­der y des­en­tra­ñar los pro­ce­sos que allí su­ce­den. Pre­ci­sa­men­te en es­te pun­to co­bra im­por­tan­cia el es­tu­dio de la bio­lo­gía de suelos, por­que to­dos esos pro­ce­sos es­tán me­dia­dos por los or­ga­nis­mos que lo ha­bi­tan. En con­se­cuen­cia, com­pren­der lo que su­ce­de en la tie­rra, en un sis­te­ma de siem­bra di­rec­ta, es la lla­ve que per­mi­ti­ría ajus­tar las he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas pa­ra pro­du­cir más y de ma­ne­ra sus­ten­ta­ble, dan­do res­pues­ta al desafío que en­fren­ta la hu­ma­ni­dad.

Vin­cu­lar tér­mi­nos co­mo bio­lo­gía de suelos y agro­ne­go­cios so­nar ex­tra­ño. Pe­ro no lo es si se con­si­de­ra que el di­le­ma ac­tual de la so­cie­dad es có­mo lo­grar una con­vi­ven­cia ar­mo­nio­sa en­tre la eco­no­mía y la eco­lo­gía, en un con­tex­to de de­man­da cre­cien­te de ali­men­tos y ener­gía.

Se pre­vé que en los pró­xi­mos cua­ren­ta años la po­bla­ción au­men­ta­rá un 50%; es de­cir que ha­cia 2060 ha­bría en­tre 9.000 y 11.000 mi­llo­nes de per­so­nas, se­gún dis­tin­tas es­ti­ma­cio­nes. Con esas pro­yec­cio­nes, pro­du­cir más ali­men­tos es una ne­ce­si­dad in­elu­di­ble, co­mo así tam­bién lo es pre­ser­var la pro­duc­ti­vi­dad de los re­cur­sos na­tu­ra­les in­vo­lu­cra­dos en el pro­ce­so: sue­lo, ai­re y agua.

La cla­ve pa­ra re­sol­ver el desafío es­tá en el plan­teo pro­duc­ti­vo que se adop­te y en la tec­no­lo­gía que se apli­que. Por eso, el co­no­ci­mien­to, y par­ti­cu­lar­men­te el del sue­lo, re­sul­ta fun­da­men­tal, ya que en la ac­tua­li­dad, des­de la óp­ti­ca de la pro­duc­ción agrí­co­la, la bio­lo­gía de suelos es la prin­ci­pal ca­ja ne­gra; y a la vez, una opor­tu­ni­dad de me­jo­ra pa­ra el ma­ne­jo de los sis­te­mas.

Aten­dien­do a es­ta de­man­da, en el XXII Con­gre­so Anual de

To­da­vía se pue­de dar un gran sal­to en pro­duc­ti­vi­dad y ges­tión am­bien­tal

Aa­pre­sid, que se desa­rro­lla­rá del 6 al 8 de agos­to en Ro­sa­rio bajo el le­ma “La Mi­sión”, ha­brá un Sim­po­sio de Nu­tri­ción de Cul­ti­vos don­de la bio­lo­gía de suelos ten­drá un ca­pí­tu­lo es­pe­cial.

Allí di­ser­ta­rán, en­tre otros, An­to­nio Ma­lla­rino, pro­fe­sor de ma­ne­jo de nu­trien­tes y fer­ti­li­dad de sue­lo de la Uni­ver­si­dad de Io­wa (EE.UU.); Mi­guel Ta­boa­da, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Suelos del INTA; Luis Wall, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Quil­mes y di­rec­tor del Bios­pas; Octavio Ca­vi­glia, in­ves­ti­ga­dor EEA INTA Pa­ra­ná; Mar­ce­lo Car­mo­na; pro­fe­sor de la Cá­te­dra de Fi­to­pa­to­lo­gía de la Fau­ba; Gus­ta­vo Gon­zá­lez An­ta, di­rec­tor de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de Ri­zo­bac­ter Ar­gen­ti­na; Mar­tín Díaz Zo­ri­ta, di­rec­tor de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo agro­nó­mi­co de No­vozy­mes en Su­da­mé­ri­ca; Fer­nan­do Gar­cía; di­rec­tor IPNI Cono Sur; y Hu­go Per­min­geat, pro­fe­sor de las Cá­te­dras de Quí­mi­ca Bio­ló­gi­ca y Bio­lo­gía Mo­le­cu­lar de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agra­rias de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Ro­sa­rio.

Aque­llos que ges­tio­nan la pro­duc­ción agrí­co­la ven en la bio­lo­gía de suelos una gran opor­tu­ni­dad pa­ra dar un nue­vo sal­to pro­duc­ti­vo y de ges­tión am­bien­tal. Y el con­gre­so de Aa­pre­sid, se­gún ase­gu­ran des­de la en­ti­dad, se­rá una gran opor­tu­ni­dad pa­ra co­men­zar a de­ve­lar el con­te­ni­do de esa ca­ja ne­gra. t

En fo­co. Co­no­cer los mi­cro­or­ga­nis­mos que ha­bi­tan el sue­lo es fun­da­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.