A fon­do, con­tra las ma­le­zas

Clarin - Rural - - LA RURAL DE PALERMO -

La can­ti­dad de ma­le­zas de di­fí­cil con­trol, re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes a her­bi­ci­das, se ha ido in­cre­men­tan­do en los úl­ti­mos años en to­da el área agrí­co­la del país, aun­que con al­gu­nas di­fe­ren­cias re­gio­na­les.

Lue­go de un lar­go des­can­so ini­cia­do en 1996 con la in­cor­po­ra­ción de la so­ja RG (re­sis­ten­te a gli­fo­sa­to), el ma­ne­jo de las ma­le­zas vol­vió a ser mo­ti­vo de preo­cu­pa­ción pa­ra los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios. Pa­ra aten­der la pro­ble­má­ti­ca, es­tu­diar y aler­tar so­bre ca­sos de re­sis­ten­cia, ha­ce cua­tro años na­cía la Red de Co­no­ci­mien­to en Ma­le­zas Re­sis­ten­tes (REM) li­de­ra­da por Aa­pre­sid. Hoy, prác­ti­ca­men­te no exis­te char­la téc­ni­ca que no in­clu­ya el te­ma en su pro­gra­ma; es una sec­ción fi­ja en los prin­ci­pa­les me­dios grá­fi­cos agro­pe­cua­rios y has­ta apa­re­ce en la sec­ción eco­no­mía de pe­rió­di­cos de ti­ra­da na­cio­nal. Sin lu­gar a du­das, es un te­ma que de­be ocu­par a los agri­cul­to­res, téc­ni­cos e in­ves­ti­ga­do­res.

No es tiem­po de bus­car cul­pa­bles, sino de mi­rar ha­cia ade­lan­te y tra­ba­jar rá­pi­do en la bús­que­da de soluciones. Pe­ro es ne­ce­sa­rio ana­li­zar por qué se lle­gó a es­ta si­tua­ción, pa­ra no re­pe­tir re­ce­tas equi­vo­ca­das. Las ma­le­zas lle­van mi­les de años de adap­ta­ción y pre­sen­tan una di­ver­si­dad muy gran­de. De ma­ne­ra que no im­por­ta cuán­to se ha­ga... ellas se­gui­rán pre­sen­tes. Po­drá cam­biar la can­ti­dad o las es­pe­cies, pe­ro siem­pre es­ta­rán.

En sis­te­mas muy sim­pli­fi­ca­dos, les re­sul­ta más fá­cil aún adap­tar­se, y pre­ci­sa­men­te eso es lo que se les ofre­ció: ba­ja rotación de cul­ti­vos, uso de muy po­cos her­bi­ci­das (con gran pre­pon­de­ran­cia gli­fo­sa­to), no uti­li­za­ción de otras prác­ti­cas cul­tu­ra­les ni me­cá­ni­cas, lo­tes li­bres en in­vierno. Ade­más, el ma­ne­jo agro­nó­mi­co de cul­ti­vos re­sis­ten­tes no re­que­ría mu­cho co­no­ci­mien­to ni se­gui­mien­to téc­ni­co, lo que ex­pli­ca la de­mo­ra en re­co­no­cer el pro­ble­ma y efec­tuar los cam­bios ne­ce­sa­rios rá­pi­da­men­te.

El yu­yo co­lo­ra­do (Ama­rant­hus qui­ten­sis) fue el pri­mer ca­so de re­sis­ten­cia de­tec­ta­do en el país (a her­bi­ci­das in­hi­bi­do­res de ALS) en 1996. Des­de en­ton­ces, se han con­fir­ma­do die­ci­séis bio­ti­pos re­ni­ci­das sis­ten­tes co­rres­pon­dien­tes a do­ce es­pe­cies (ocho gra­mí­neas y cua­tro di­co­ti­le­dó­neas). Es­tas re­sis­ten­cias co­rres­pon­den a tres mo­dos de ac­ción her­bi­ci­da: EPSPS, don­de se en­cuen­tra el gli­fo­sa­to; ALS que in­clu­ye las sul­fo­ni­lu­reas e imi­da­zo­li­no­nas; y ACCa­sa, los gra­mi­de FOP y DIM. Ade­más, hay dos ca­sos de re­sis­ten­cias cru­za­das, am­bas en Lo­lium mul­ti­flo­rum (rai­grás).

Por su par­te, en la lis­ta de aler­tas ama­ri­llas, ac­tual­men­te se en­cuen­tran tres es­pe­cies sos­pe­cho­sas de re­sis­ten­cia a gli­fo­sa­to, dos a ALS y otras dos con sos­pe­cha de re­sis­ten­cia cru­za­da a am­bos.

En tan­to, las ma­le­zas to­le­ran­tes, se han mul­ti­pli­ca­do y ex­pan­di­do en su­per­fi­cie. Si bien la so­ja y el maíz son los más afec­ta­dos por ser los más sem­bra­dos, los cul­ti­vos in­ver­na­les, co­mo tri­go y ce­ba­da, tam­bién se ven com­pli­ca­dos por la pre­sen­cia de rai­grás anual en gran par­te de la re­gión cen­tral del país.

El pro­ble­ma se agra­va y pa­ra so­lu­cio­nar­lo, son fun­da­men­ta­les el co­no­ci­mien­to y el tra­ba­jo en red. Por eso, es­te año, en el XXII con­gre­so anual de Aa­pre­sid, “La Mi­sión”, que se desa­rro­lla­rá del 6 al 8 de agos­to en Ro­sa­rio, ha­brá un es­pa­cio des­ti­na­do al es­tu­dio de las ma­le­zas.

Allí, Ch­ris Pres­ton y Aa­ron Ha­ger, es­pe­cia­lis­tas de Aus­tra­lia y EE.UU. -don­de el pro­ble­ma re­vis­te ma­yor gra­ve­dad- abor­da­rán la cues­tión de las gra­mí­neas y yu­yos co­lo­ra­dos re­sis­ten­tes. Ade­más, Fran­cis­co Sko­ra Ne­to, des­ta­ca­do téc­ni­co bra­si­le­ro, brin­da­rá una char­la so­bre el uso de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra pa­ra com­ba­tir ma­le­zas di­fí­ci­les. De los ta­lle­res tam­bién par­ti­ci­pa­rán re­co­no­ci­dos pro­fe­sio­na­les co­mo Lui­sa Ni­sen­sohn, Del­ma Fac­ci­ni, Sergio Mo­ri­chet­ti y Mar­tín Mar­zet­ti, en­tre otros.

A es­ta al­tu­ra, es­tá cla­ro que las ma­le­zas re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes, avan­zan y no dan tre­gua: es tiem­po de ar­mar­se de co­no­ci­mien­to pa­ra dar la ba­ta­lla. t

Agre­si­va. Sor­go de Ale­po re­sis­ten­te al gli­fo­sa­to, en un bar­be­cho quí­mi­co. Es una es­pe­cie de muy di­fí­cil con­trol.

Ra­ma ne­gra. Muy to­le­ran­te al gli­fo.

Bra­chia­ria. Re­sis­ten­te al gli­fo­sa­to.

Gra­mi­lla man­sa. Tam­bién re­sis­ten­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.