Fun­gi­ci­da bio­ló­gi­co, con se­llo ar­gen­tino

Una es­pe­cia­lis­ta de INTA Cas­te­lar creó es­te bio-in­su­mo que con­tro­ló un 40% de hon­gos del sue­lo que ata­can las se­mi­llas de ce­rea­les de in­vierno.

Clarin - Rural - - TECNOLOGÍA -

Por pri­me­ra vez, los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos con­ta­rán con un nue­vo bio­in­su­mo pa­ra tra­tar las en­fer­me­da­des fún­gi­cas que afec­tan al tri­go y otros ce­rea­les de in­vierno.

Se tra­ta de Ri­zo­der­ma, un fun­gi­ci­da bio­ló­gi­co desa­rro­lla­do por cien­tí­fi­cos del Ins­ti­tu­to de Mi­cro­bio­lo­gía y Zoo­lo­gía Agrí­co­la del INTA (Bue­nos Ai­res), que per­mi­te con­tro­lar apro­xi­ma­da­men­te un 40% de los hon­gos fi­to­pa­tó­ge­nos del sue­lo que re­du­cen la emer­gen­cia de las plan­tas en el cul­ti­vo.

Es­te pro­duc­to, que se apli­ca de for­ma di­rec­ta so­bre las se­mi­llas, lle­ga­rá al mer­ca­do de la mano de la em­pre­sa Ri­zo­bac­ter, con la cual el INTA fir­mó un con­ve­nio de vin­cu­la­ción tec­no­ló­gi­ca pa­ra su desa­rro­llo con­jun­to.

De acuer­do con en­sa­yos rea­li­za­dos por la em­pre­sa so­bre cam­pos de la re­gión pam­pea­na, tras la apli­ca­ción del bio­fun­gi­ci­da se

El pro­duc­to res­tau­ra el equi­li­brio del sue­lo y no afec­ta a agen­tes be­né­fi­cos

re­gis­tra­ron au­men­tos del rin­de de unos 190 ki­los por hec­tá­rea. A di­fe­ren­cia de otros pro­duc­tos de sín­te­sis quí­mi­ca, es­te bio­in­su­mo evi­ta que se eli­mi­ne la flo­ra be­né­fi­ca del sue­lo.

“La ven­ta­ja de em­plear un pro­duc­to bio­ló­gi­co es que con­tri­bu­ye a res­tau­rar el equi­li­brio del sue­lo”, di­jo Lau­ra Ga­so­ni, la es­pe­cia­lis­ta de INTA que en­ca­be­zó la in­ves­ti­ga­ción y que es­tu­dia el te­ma des­de ha­ce ya dos dé­ca­das. Pa­ra ella, la fun­ción de es­te nue­vo pro­duc­to no es “des­truir al pa­tó­geno por com­ple­to, sino li­mi­tar el da­ño que oca­sio­nan los or­ga­nis­mos fi­to­pa­tó­ge­nos en el cul­ti­vo”.

De ese mo­do, con es­ta apli­ca­ción, es po­si­ble ob­te­ner “una ma­yor emer­gen­cia de plan­tas ya que, nor­mal­men­te, cuan­do los pa­tó­ge­nos ata­can en el es­ta­do de se­mi­lla, se ob­ser­va una dis­mi­nu­ción del stand”, in­di­có.

La es­pe­cia­lis­ta se­ña­ló que es­te pro­duc­to es de ac­ción di­rec­ta, por lo que per­mi­te “evi­tar el ata­que del pa­tó­geno a tra­vés de dis­tin­tos me­ca­nis­mos de ac­ción”.

Por otra par­te, tam­bién su­gi­rió rea­li­zar un tra­ta­mien­to ade­cua­do de las se­mi­llas pre­vio a la siembra pa­ra “ase­gu­rar una ma­yor emer­gen­cia de las plan­tas y me­jo­rar los ren­di­mien­to”.

En los en­sa­yos en cam­po se com­pro­bó la ca­pa­ci­dad del bio­fun­gi­ci­da pa­ra com­ple­men­tar­se con otros pro­duc­tos quí­mi­cos de uso co­mún en los cul­ti­va­res de tri­go. “En la ma­yo­ría de los ca­sos, no se re­gis­tra­ron in­com­pa­ti­bi­li­da­des”, afir­mó Ga­so­ni. t

DDe­sa­rro­llo.ll RiRi­zo­der­ma,d el bio­ló­gi­co de INTA, se eva­lúa en plan­ti­nes de tri­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.