El maíz, an­te la cam­pa­ña más com­ple­ja en mu­chos años.

Un in­for­me de la bol­sa ro­sa­ri­na pre­ci­sa que, en los úl­ti­mos 11 años, los in­su­mos del cul­ti­vo au­men­ta­ron mu­cho más que los pre­cios del grano. En este con­tex­to, las en­cues­tas mar­can que el área mai­ce­ra cae­rá es­ta cam­pa­ña

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

La fal­ta de ren­ta­bi­li­dad del cul­ti­vo tiim­pac­ta en ca­si to­do el país. .

Es tiem­po de de­ci­sio­nes para la siem­bra de maíz y to­dos los análisis po­si­bles pa­re­cen arro­jar se­ña­les preo­cu­pan­tes. Se­gún la Guía Es­tra­té­gi­ca para el Agro (GEA) de la Bol­sa de Co­mer­cio de Rosario (BCR), los rin­des de in­di­fe­ren­cia del ce­real en la zo­na nú­cleo son tan ele­va­dos que só­lo se cu­bri­rían con plan­teos de al­ta tec­no­lo­gía en lo­tes de al­to po­ten­cial, y en el me­jor de los es­ce­na­rios pro­duc­ti­vos.

En este con­tex­to, las en­cues­tas mar­can que el área mai­ce­ra cae­ría apro­xi­ma­da­men­te un 20% res­pec­to al ci­clo an­te­rior. La siem­bra de maíz de pri­me­ra se­rá 24% me­nor a la de la cam­pa­ña 2013/14, mien­tras que la su­per­fi­cie de maíz tar­dío cae­rá un 13%, se­gún el re­le­va­mien­to de la en­ti­dad.

El in­for­me -ela­bo­ra­do por el di­rec­tor de In­for­ma­cio­nes y Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos de la BCR, Ju­lio Cal­za­da, y los in­ge­nie­ros agró­no­mos de GEA So­fía Co­ri­na y Cris­tian Rus­so-, des­ta­ca en­tre otras co­sas que en campos arren­da­dos só­lo se pro­du­ci­ría maíz para cum­plir con los con­tra­tos de al­qui­ler, pe­ro que por cos­tos pre­va­le­ce la op­ción de ha­cer so­ja en vez del ce­real. Ade­más, los lo­tes de ba­ja ap­ti­tud agrí­co­la que se en­cuen­tran a gran­des dis­tan­cias de los puer­tos, al no con­cre­tar­se re­duc­cio­nes en el al­qui­ler, co­rren ries­gos de que­dar fue­ra de la siem­bra mai­ce­ra.

Los rin­des de in­di­fe­ren­cia más al­tos, se­gún el in­for­me, obli­gan a un cui­da­do­so y ex­haus­ti­vo análisis de ca­da es­la­bón del ne­go­cio del maíz. Lo­grar be­ne­fi­cios de­pen­de de la si­tua­ción par­ti­cu­lar del pro­duc­tor: si dis­po­ne o no de ma­qui­na­ria pro­pia; cuál es la dis­tan­cia de su cam­po a los pun­tos ter­mi­na­les de en­tre­ga; si tie­ne o no ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to; la ca­pa­ci­dad de ne­go­cia­ción; el ni­vel de en­deu­da­mien­to y las po­si­bi­li­da­des de fi­nan­cia­ción. A su vez, el al­qui­ler, los au­men­tos del pre­cio del ga­soil y su efec­to so­bre los fle­tes se des­ta­can co­mo pun­tos de­ter­mi­nan­tes en la es­truc­tu­ra de cos­tos de la nue­va cam­pa­ña, in­di­ca la bol­sa ro­sa­ri­na.

La ra­zón de este pa­no­ra­ma som­brío para el cho­clo es una evo­lu­ción des­fa­vo­ra­ble de la ecua­ción en­tre pre­cios y cos­tos en los úl­ti­mos años, a pe­sar de que los va­lo­res in­ter­na­cio­na­les del ce­real han au­men­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te en el pe­río­do con­si­de­ra­do. Los téc­ni­cos de la BCR com­pa­ra­ron los nú­me­ros ac­tua­les con los de la cam­pa­ña 2003/04 y ad­vir­tie­ron que el pre­cio en dó­la­res que ac­tual­men­te es­pe­ra el pro­duc­tor por la ven­ta del maíz a co­se­cha (abril de 2015) prác­ti­ca­men­te se ha du­pli­ca­do res­pec­to del que se es­pe­ra­ba en agos­to del 2003 para el fi­nal de aque­lla cam­pa­ña, pa­san­do de 70 dó­la­res la to­ne­la­da a 140 dó­la­res la to­ne­la­da. El in­cre­men­to es del 100% en once años.

Pe­ro, se­gún el in­for­me de la bol­sa, el pre­cio es­pe­ra­do por el pro­duc­tor de 140 dó­la­res la to­ne­la­da de maíz para abril de 2015 po­dría es­tar so­bre­di­men­sio­na­do, ya que a la fe­cha ca­si no exis­ten ope­ra­cio­nes for­wards (ope­ra­cio­nes con pa­go y en­tre­ga di­fe­ri­dos a co­se­cha) en el mer­ca­do fí­si­co de gra­nos, y los vo­lú­me­nes ne­go­cia­dos en MAT­BA y RO­FEX -en los úl­ti­mos días- tam­bién son muy po­co sig­ni­fi­ca­ti­vos.

Los cos­tos, por su par­te, des­de 2003 has­ta hoy han re­gis­tra­do cre­ci­mien­tos en dó­la­res muy su­pe­rio­res al del pre­cio del maíz, in­di­ca la BCR. Con ex­cep­ción de la se­mi­lla hí­bri­da de maíz y la atra­zi­na, el res­to de los in­su­mos y cos­tos ana­li­za­dos mues­tran au­men­tos su­pe­rio­res.

La­bo­res y fle­tes re­gis­tran si­de­ra­les au­men­tos, per­ju­di­can­do al maíz que se co­se­cha en zo­nas ale­ja­das de las ter­mi­na­les por­tua­rias.

En este es­ce­na­rio, lo que se­gún la bol­sa ha ve­ni­do al res­ca­te del pro­duc­tor de maíz es la evo­lu­ción del ti­po de cam­bio. La de­va­lua­ción del pe­so ar­gen­tino equi­li­bra en al­go los fuer­tes au­men­tos en dó­la­res que han te­ni­do los in­su­mos, los fle­tes, el al­qui­ler y las la­bo­res en la siem­bra de maíz. t

Co­se­chan­do. El maíz es cla­ve para la sus­ten­ta­bi­li­dad, so­bre to­do en zo­nas mar­gi­na­les, muy com­pli­ca­das este año.

El de los nú­me­ros. Ju­lio Cal­za­da, au­tor del in­for­me de la Bol­sa de Co­mer­cio de Rosario.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.