En la ca­li­dad de la die­ta es­tá la cla­ve

Clarin - Rural - - INTENSIFICACIÓN GANADERA -

El cul­ti­vo de sor­go para si­la­je de plan­ta en­te­ra es una al­ter­na­ti­va efi­cien­te para zo­nas en las que el cul­ti­vo de maíz es ines­ta­ble. Y su­ma­do a es­to, la po­si­bi­li­dad de al­ma­ce­nar fo­rra­je per­mi­te a los pro­duc­to­res con­tar con dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos y ad­mi­nis­trar­los, te­nién­do­los en sus pro­pios campos, al al­can­ce de la mano. Pe­ro man­te­ner en buen es­ta­do lo que se guar­da no es sim­ple. Jor­ge­li­na Flo­res, téc­ni­ca de la Es­ta­ción Ex­pe­ri­men­tal del INTA de Mer­ce­des, Co­rrien­tes, di­jo a Cla­rín Ru­ral, en re­fe­ren­cia a las cla­ves para con­tar con si­los de ca­li­dad, que la res­pues­ta pro­duc­ti­va se ve afec­ta­da tam­bién por el de­te­rio­ro ae­ró­bi­co que ge­ne­ran los lar­gos tiem­pos de exposición del si­lo al oxí­geno, lo que cau­sa re­cha­zos y pér­di­das en el su­mi­nis­tro. “El éxi­to del en­si­la­do co­mien­za en el cul­ti­vo y pa­sa por la con­fec­ción, pre­ser­va­ción y su­mi­nis­tro del si­lo, pe­ro el re­sul­ta­do se vi­sua­li­za re­cién en el re­sul­ta­do pro­duc­ti­vo ob­te­ni­do por el ani­mal”, de­ta­lló. Lue­go agre­gó que en­tre las pau­tas de ma­ne­jo a te­ner en cuen­ta se de­be con­si­de­rar el mo­men­to óp­ti­mo de cor­te, ya que es fun­da­men­tal para de­fi­nir el con­te­ni­do de ma­te­ria se­ca. Este in­di­ca­dor es el prin­ci­pal fac­tor que afec­ta la ca­li­dad del fo­rra­je al­ma­ce­na­do. “Lo ideal es que sea su­pe­rior al 30 a 35 por cien­to”, men­cio­nó la in­ves­ti­ga­do­ra. Men­cio­nó ade­más la co­rrec­ta al­tu­ra de cor­te, que tam­bién de­fi­ne el por­cen­ta­je de ma­te­ria se­ca por­que el agua se acu­mu­la en la par­te in­fe­rior del ta­llo. “Al le­van­tar la pla­ta­for­ma se ga­na­rá en ca­li­dad nu­tri­cio­nal en de­tri­men­to del vo­lu­men del en­si­la­do”, re­fi­rió.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.