Ar­gen­ti­na si­gue en la mira

Más allá de la com­pli­ca­da co­yun­tu­ra de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na, el país si­gue sien­do es­tra­té­gi­co pa­ra las gran­des em­pre­sas del sec­tor, que con­ti­núan ade­lan­te con sus in­ver­sio­nes, mi­ran­do el me­diano pla­zo. La ma­qui­na­ria agrí­co­la es una mues­tra de esa vi­si

Clarin - Rural - - TAPA - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@clarin.com

Mien­tras la com­pli­ca­da co­yun­tu­ra de la eco­no­mía y del ne­go­cio agro­pe­cua­rio en la Ar­gen­ti­na pa­re­cen co­par la es­ce­na, si­guen pa­san­do co­sas en el mun­do y en el país que per­mi­ten ser op­ti­mis­tas pa­ra el me­diano o cor­to-me­diano pla­zo. En con­cre­to, las gran­des com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les de sec­tor, que tie­nen más es­pal­da pa­ra so­por­tar es­tas épo­cas de di­fi­cul­tad, si­guen ade­lan­te con sus pla­nes de in­ver­sión, por­que na­die quie­re dar ven­ta­jas pa­ra cuan­do las co­sas vuel­van a ser co­mo to­dos es­pe­ran. Una mues­tra de ello la tu­vo

Cla­rín Ru­ral ha­ce po­co en la se­de glo­bal de Dow Agro-Scien­ces, en In­dia­ná­po­lis, don­de la com­pa­ñía mos­tró las nue­vas so­jas que ten­drá en la Ar­gen­ti­na en los pró­xi­mos años, que ya es­tá pro­ban­do en los cam­pos del país. Y otro in­di­cio cla­ro lo dio po­co des­pués, tam­bién en la ca­pi­tal agrí­co­la del mun­do (el Me­dio Oes­te es­ta­dou­ni­den­se), la em­pre­sa de ma­qui­na­ria agrí­co­la John Dee­re: con­fir­mó que la co­se­cha­do­ra

> En Ro­sa­rio, la fá­bri­ca de mo­to­res pa­sa­rá de pro­du­cir 16.000 a 25.000 anua­les

S680 (la se­rie S in­clu­ye a las más gran­des) se fa­bri­ca­rá des­de 2015 tam­bién en la fá­bri­ca que tie­ne en Ro­sa­rio.

Fer­nán Zam­pie­ro, el res­pon­sa­ble co­mer­cial de la em­pre­sa en Ar­gen­ti­na, re­cor­dó que aho­ra se es­tá pro­du­cien­do en el país la lí­nea STS y que el año que vie­ne se em­pe­za­rá a pro­du­cir la nue­va. Mien­tras po­sa pa­ra las fotos de

Cla­rín Ru­ral fren­te a una S680 en el Farm Pro­gress Show, en Boo­ne, es­ta­do de Io­wa, el eje­cu­ti­vo ade­lan­ta que am­plia­rán la ca­pa­ci­dad de la fá­bri­ca de mo­to­res, en el mis­mo si­tio (Gra­na­de­ro Bai­go­rria, Ro­sa­rio), pa­ra pa­sar de 16.000 anua­les a 25.000 anua­les.

Y pre­ci­sa que to­do ese in­cre­men­to ten­drá co­mo des­tino la ex­por­ta­ción. Ade­más, cuen­ta que tie­nen en mar­cha la cons­truc­ción de un nue­vo cen­tro de dis­tri­bu­ción de repuestos y otro de ca­pa­ci­ta­ción.

“La ca­pa­ci­ta­ción es fun­da­men­tal, por­que ha­rá fal­ta ca­da vez más pa­ra po­der apro­ve­char to­do el cre­cien­te va­lor tec­no­ló­gi­co de los pro­duc­tos”, con­si­de­ró Zam­pie­ro.

Mien­tras aquí, en el Me­dio Oes­te, la so­ja y el maíz se acer­can a su me­jor co­se­cha en mu­chos años, ha­cen ba­jar los pre­cios de am­bos, lo que im­pac­ta en la Ar­gen­ti­na y se con­vier­te en un fac­tor más de di­fi­cul­tad pa­ra el ne­go­cio agrí­co­la de nues­tro país, en­tre tan­tos otros.

Y las em­pre­sas tam­bién sien­ten ese im­pac­to, aun cuan­do si­gan ade­lan­te con sus pla­nes de in­ver­sión, mi­ran­do más allá por­que pien­san que siem­pre que llo­vió, pa­ró. “No­so­tros, en la Ar­gen­ti­na, es­ti­ma­mos ce­rrar el 2014 pa­re­ci­do al 2013”, di­ce Zam­pie­ro, y pa­re­ce to­do un éxi­to.

Los maí­ces y so­jas per­fec­tos que se ven a los cos­ta­dos de las au­to­pis­tas que atra­vie­san por don­de se quie­ra el Me­dio Oes­te es­ta­dou­ni­den­se (el fa­mo­so “corn belt” o cin­tu­rón mai­ce­ro), son fru­to de un año per­fec­to des­de lo cli­má­ti­co (sin tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas y llu­vias pre­ci­sas), pe­ro tam­bién con­se­cuen­cia de que es­tán he­chos “con to­da la mú­si­ca”. Ca­si na­die es­ca­ti­ma aquí en la me­jor ge­né­ti­ca, do­sis de fer­ti­li­zan­tes y agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión. La efi­cien­cia es ca­da vez ma­yor.

Por su la­do, la ma­qui­na­ria agrí­co­la si­gue to­man­do no­ta de eso, y acom­pa­ñan­do.

En John Dee­re, to­das las co­se­cha­do­ras des­de la cla­se 6 pa­ra arri­ba ya sa­len con pi­lo­to au­to­má­ti­co in­cor­po­ra­do. “Es una gran he­rra­mien­ta pa­ra los con­tra­tis­tas, más allá del ma­pa de ren­di­mien­to, por el cual sus clien­tes no pa­ga­ban un di­fe­ren­cial de pre­cio. En cam­bio, con el pi­lo­to au­to­má­ti­co pue­den ha­cer mu­chas más hec­tá­reas a un me­nor costo y ob­tie­nen así un be­ne­fi­cio di­rec­to”, ex­pli­ca Gus­ta­vo Te­llo, ge­ren­te de Ser­vi­cio Téc­ni­co de la com­pa­ñía pa­ra la Ar­gen­ti­na.

Ade­más, agre­ga que ca­da vez es más di­fí­cil en­con­trar gen­te que quie­ra tra­ba­jar en el cam­po. Por eso, hay que ten­tar­la, en­tre otros as­pec­tos, con una ta­rea más có­mo­da, que le per­mi­ta ir des­can­sa­do arri­ba de la má­qui­na, más con­cen­tra­do en mo­ni­to­rear to­da la in­for­ma­ción que se tie­ne en la ca­bi­na que en ver por dón­de se con­du­ci­rá la co­se­cha­do­ra.

Ahí hay un pun­to que ayu­da a la efi­cien­cia. Sin du­das, otro que se se­gui­rá con­so­li­dan­do es la uti­li­za­ción de ca­be­za­les fle­xi­bles (los dra­per) en las co­se­cha­do­ras, que per­mi­ten copiar me­jor el te­rreno y brin­dan un tra­ta­mien­to mu­cho me­jor al grano has­ta que in­gre­san a la má­qui­na, re­du­cien­do las pér­di­das. En es­te pun­to tam­bién es­tán pa­san­do co­sas en la Ar­gen­ti­na. La com­pa­ñía del cier­vo ya pro­du­ce en nues­tro país ca­be­za­les de 35 y 40 pies y el año que vie­ne ha­rán tam­bién de 30 y 45, ade­lan­tó Zam­pie­ro. “Des­de 2015 to­das las co­se­cha­do­ras de cla­se 6 pa­ra arri­ba sal­drán con dra­per”, anun­ció.

La ofer­ta en la Ar­gen­ti­na se am­plia­rá, pe­ro aquí, en EE.UU., la ten­den­cia que se ve es cla­ra: equi­pos ca­da vez más gran­des, que con­su­men 20% me­nos y ha­cen al me­nos 15% más de hec­tá­reas por día. Y eso tam­bién va lle­gan­do a nues­tro país.

La efi­cien­cia en la co­se­cha, tie­ne su co­rre­la­to tam­bién en la siem­bra y en la apli­ca­ción de

agro­quí­mi­cos.

En la pri­me­ra, John Dee­re pre­sen­tó una nue­va uni­dad de siem­bra, la Exact Emer­ge, con un con­cep­to de evo­lu­ción bien dis­tin­to a lo que se ve­nía vien­do en la ma­te­ria. Ya no se apun­ta a se­guir agre­gan­do me­tros de an­cho de la­bor a la sem­bra­do­ra, por­que eso re­quie­re un trac­tor de ma­yor po­ten­cia, sino que se du­pli­có la ve­lo­ci­dad de siem­bra, pa­san­do de 8 a 16 ki­ló­me­tros por ho­ra.

“Eso se logr ó man­te­nien­do la pre­ci­sión y la uni­for­mi­dad de siem­bra”, con­tó Te­llo. In­cor­po­ra una co­rrea re­cu­bier­ta con un ce­pi­llo, que to­ma la se­mi­lla en el dis­tri­bui­dor y la con­du­ce or­de­na­da­men­te has­ta la sa­li­da.

Pa­ra Te­llo, “es un con­cep­to que va a re­vo­lu­cio­nar la agri­cul­tu­ra, por­que man­tie­ne el mis­mo an­cho de tra­ba­jo y el mis­mo trac­tor, pe­ro su­ma una uni­dad de siem­bra con con­trol elec­tró­ni­co”. Es­ta má­qui­na tam­bién lle­ga­rá a la Ar­gen­ti­na, aun­que aun no hay fe­cha de­fi­ni­da.

En ma­te­ria de pul­ve­ri­za­ción, la ten­den­cia tam­bién tie­ne que ver con el ta­ma­ño, vin­cu­la­do a su vez a la efi­cien­cia. Los tan­ques son ca­da vez más gran­des. En el ca­so de los del cier­vo, pre­sen­ta­ron una má­qui­na que tie­ne un tan­que pa­ra agua y va­rios más pe­que­ños pa­ra los quí­mi­cos y que va ha­cien­do la mez­cla a me­di­da que apli­ca, de acuer­do a la pres­crip­ción que se le car­ga en la compu­tado­ra de a bor­do.

Un pa­rén­te­sis en las preo­cu­pa­cio­nes que ge­ne­ra la Ar­gen­ti­na nun­ca vie­ne mal. El mun­do si­gue an­dan­do y en nues­tro país tam­bién pa­san co­sas, que los pro­duc­to­res qui­zás es­tén en me­jo­res con­di­cio­nes de apro­ve­char en las pró­xi­mas cam­pa­ñas.

De to­das for­mas, más allá de las co­yun­tu­ras, to­do el mun­do con­si­de­ra aquí a la Ar­gen­ti­na un ac­tor cen­tral de la agri­cul­tu­ra mun­dial, y hay un con­ven­ci­mien­to ge­ne­ra­li­za­do de que el ne­go­cio en nues­tro país vol­ve­rá a des­pe­gar, pa­ra ubi­car su pro­duc­ción va­rios es­ca­lo­nes más arri­ba que hoy.

Só­lo res­ta sa­ber cuán­do su­ce­de­rá, aun­que es­tá cla­ro que ca­da vez fal­ta me­nos.

En Io­wa. Zam­pie­ro, de John Dee­re Ar­gen­ti­na, con la co­se­cha­do­ra que fa­bri­ca­rán aquí.

En la ca­pi­tal agrí­co­la mun­dial. Fer­nán Zam­pie­ro, res­pon­sa­ble co­mer­cial de John Dee­re en Ar­gen­ti­na, mues­tra la co­se­cha­do­ra S680, que se ha­rá en Ro­sa­rio.

La plan­ta lo­cal. La fir­ma es­ta­dou­ni­den­se es­tá ha­ce cin­co dé­ca­das en el país. Es ve­ci­na del puen­te Ro­sa­rio-Vic­to­ria.

Ar­gen­tos. Ba­rac­co (Bs. As.), La­bor­de (Tu­cu­mán), otro La­bor­de (Bs. As.) y De la Mano (La Pam­pa), en el Farm. No­ve­dad 1. La me­ga-en­far­da­do­ra de far­dos pris­má­ti­cos, pa­ra el nue­vo mer­ca­do de pro­duc­ción de fo­rra­je que cre­ce en el mun­do y en el país. No­ve­dad 2. Gus­ta­vo Te­llo, Gte. Téc­ni­co de JD Ar­gen­ti­na, con el ce­pi­llo de la nue­va y más rá­pi­da sem­bra­do­ra Exact Emer­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.