Con el maíz, se hi­zo la luz en Río Cuar­to

Bio­eléc­tri­ca ge­ne­ra elec­tri­ci­dad a par­tir del si­lo de maíz. Su pro­duc­ción al­can­za pa­ra abas­te­cer a un pue­blo de 3.000 ha­bi­tan­tes to­do un año.

Clarin - Rural - - TAPA - An­drés Fe­rre­ras cla­rin­ru­ral@clarin.com

Pro­du­cen elec­tri­ci­dad des­de el si­lo del ce­real.

Un grano de maíz con­ver­ti­do en luz. El sue­ño de la fuen­te de ener­gía lim­pia y re­no­va­ble se en­cuen­tra a pun­to de vol­ver­se una reali­dad en Río Cuar­to, con la pues­ta en mar­cha de la plan­ta de la em­pre­sa Bio­eléc­tri­ca. Ya es­tá ge­ne­ran­do gas me­tano y se apres­ta a con­ver­tir esa fuer­za en elec­tri­ci­dad.

Jun­to con la fir­ma Bio 4, son las em­pre­sas que se re­fe­ren­cian co­mo ge­ne­ra­do­res de com­bus­ti­bles a par­tir de bio­ma­sa. Ade­más de com­par­tir so­cios, hay una re­la­ción es­tra­té­gi­ca que las po­ten­cia mu­tua­men­te.

Mar­ce­lo Ote­ro es un pro­duc­tor que in­te­gra los dos pro­yec­tos, y es el en­car­ga­do de con­tar que Bio­eléc­tri­ca ya se en­cuen­tra en los arran­ques. “Es­tá ge­ne­ran­do gas. Se es­tán ha­cien­do los inócu­los ter­mo­fí­li­cos, que es el sis­te­ma con el que tra­ba­ja, a la es­pe­ra del mo­to­ge­ne­ra­dor”, le con­tó a Cla­rín Ru­ral en el mar­co de la re­cien­te Ex­po­si­ción Ru­ral de Río Cuar­to, don­de se pre­sen­ta­ron an­te el pú­bli­co ma­si­vo de la zo­na.

La plan­ta es­tá cons­trui­da en más de un 95 por cien­to. To­da­vía no ge­ne­ra ener­gía eléc­tri­ca por­que ne­ce­si­ta un tiem­po bio­ló­gi­co has­ta que se lo­gren las bac­te­rias ne­ce­sa­rias pa­ra eso.

Lle­va to­do un pro­ce­so de un mes, de­bi­do a que hay que man­te­ner una tem­pe­ra­tu­ra es­ta­ble de 52 gra­dos. El plan es que en es­tos días ya se en­cuen­tre fun­cio­nan­do, pa­ra co­men­zar a in­yec­tar ener­gía a la red, que se­rá to­ma­da por Bio 4 pa­ra abas­te­cer un 25 por cien­to de lo que ne­ce­si­ta pa­ra pro­du­cir su bio­eta­nol, tam­bién a par­tir del maíz. Bio­eléc­tri­ca tie­ne, ade­más, ge­ne­ra­ción tér­mi­ca de agua ca­lien­te, que se­rá pa­sa­da a Bío 4 pa­ra re­du­cir su con­su­mo de gas.

Los de Bio­eléc­tri­ca son equi­pos de co-ge­ne­ra­ción, que pro­du­cen ener­gía eléc­tri­ca y tér­mi­ca. “Es un me­ga­va­tio más, equi­va­len­te a 90 me­tros cú­bi­cos de gas na­tu­ral”, apun­tó Ote­ro. El gas es con­su­mi­do por un mo­to­ge­ne­ra­dor, al que es­tá aco­pla­do el ge­ne­ra­dor eléc­tri­co.

La ener­gía que pue­de pro­du­cir Bio­eléc­tri­ca al­can­za­ría pa­ra abas­te­cer a una lo­ca­li­dad de unos 3.000 ha­bi­tan­tes du­ran­te un año.

To­do co­men­zó con el pi­ca­do de unas 500 hec­tá­reas de maíz pa­ra en­si­lar

Pa­ra co­men­zar, se pi­ca­ron unas 500 hec­tá­reas de maíz, lo­gran­do 22.000 to­ne­la­das que fue­ron al­ma­ce­na­das en un si­lo bun­ker, es­pe­ran­do el arran­que del pro­ce­so den­tro de la plan­ta. Con es­te ma­te­rial se ga­ran­ti­za la pro­duc­ción de 13 me­ses de fun­cio­na­mien­to, ex­pli­có el pro­duc­tor.

La ma­te­ria pri­ma se ob­tu­vo de tie­rras al­qui­la­das en la zo­na, sem­bra­das y cul­ti­va­das por la pro­pia em­pre­sa. To­do el con­cep­to de lo­gís­ti­ca in­di­ca­ba que no po­dían ir­se a más de un ra­dio de 15 ki­ló­me­tros a bus­car bio­ma­sa: el pro­me­dio se ubi­có en 3,5 ki­ló­me­tros. “Fui­mos muy efi­cien­tes en el pi­ca­do de la bio­ma­sa”, sub­ra­yó el em­pre­sa­rio.

Un da­to muy im­por­tan­te es que es­te ti­po de em­pren­di­mien­tos, en los que el maíz sir­ve tam­bién pa­ra pro­du­cir, se ge­ne­ran tam­bién nue­vos ne­go­cios. Ade­más, en la eta­pa de trans­for­ma­ción, tie­ne un fuer­te im­pac­to so­cial, por la can­ti­dad de gen­te que se to­ma en mano de obra y to­da la in­fra­es­truc­tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra pi­car una hec­tá­rea de maíz, los ca­mio­nes que se re­quie­ren pa­ra el aca­rrear y tan­tos otros ru­bros que abas­te­cen a la plan­ta.

El pro­yec­to no de­tie­ne ahí su me­ta, sino que pro­yec­ta ins­ta­lar 60 plan­tas co­mo es­ta en la pro­vin­cia de Cór­do­ba, pro­mo­vien­do el aso­cia­ti­vis­mo lo­cal en­tre pro­duc­to­res e in­ver­so­res.

“Es una se­gun­da eta­pa, con una in­te­gra­ción del ne­go­cio de ge­ne­ra­ción de ener­gía. El pro­duc­tor in­ter­vie­ne en la par­te de pi­ca­do de maíz y la trans­for­ma­ción a bio­gás, y no­so­tros par­ti­ci­pa­mos en el con­su­mo de ese bio­gás pa­ra ge­ne­rar ener­gía”, co­men­tó Ote­ro.

Pa­ra el pro­duc­tor, ge­ne­rar la ener­gía pue­de ser al­go sen­ci­llo. Pe­ro in­yec­tar­la a la red tie­ne un len­gua­je es­pe­cial, de cier­ta com­ple­ji­dad. Des­de Bio­eléc­tri­ca acom­pa­ña­rían en esa eta­pa.

De las 26 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz que se pro­du­cen en el país, Cór­do­ba apor­ta ca­si 11 mi­llo­nes. Unas 60 plan­tas co­mo la de Bio­eléc­tri­ca po­drían ge­ne­rar el 5 por cien­to de la ener­gía que con­su­me en pro­me­dio to­da la pro­vin­cia, lo que in­su­mi­ría el pro­du­ci­do de 30.000 hec­tá­reas de maíz. Pe­ro en la pro­vin­cia se tra­ba­jan 1.200.000 de hec­tá­reas por año. Hay mu­cho pa­ra cre­cer.

“Lo que tie­nen es­tas plan­tas es que el maíz es con­su­mi­do por ci­clos no bio­ló­gi­cos, sino dia­rios per­ma­nen­tes. In­yec­tar maíz a cer­dos o po­llos sig­ni­fi­ca­ría au­men­tar la ofer­ta de esos pro­duc­tos y qui­zás de­pri­mir los mer­ca­dos, mien­tras que la pro­duc­ción ener­gé­ti­ca es­tá de­man­da­da”, com­ple­tó el em­pre­sa­rio. t

Bien jun­tos. A la iz­quier­da, ade­lan­te, el si­lo de maíz. Atrás, par­te de las ins­ta­la­cio­nes de pro­duc­ción de Bio­eléc­tri­ca.

Ve­ci­na. Bio 4 usa ener­gía de Bio­eléc­tri­ca pa­ra ha­cer eta­nol.

Em­pren­de­dor. Ote­ro, en la ex­po­si­ción ru­ral rio­cuar­ten­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.