En bio­tec­no­lo­gía, “el lí­mi­te es­tá en la ima­gi­na­ción”

Lo afir­mó, en re­la­ción a la bio­tec­no­lo­gía, el lí­der de desa­rro­llo de maíz pa­ra Amé­ri­ca de Du­pont-Pio­neer.

Clarin - Rural - - TAPA - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@clarin.com

Lo sos­tu­vo en Ro­sa­rio un ex­per­to de Es­ta­dos Uni­dos.

“Con las he­rra­mien­tas que te­ne­mos hoy pa­ra me­jo­rar cul­ti­vos y co­no­cer el am­bien­te, el úni­co lí­mi­te que te­ne­mos pa­ra el desa­rro­llo bio­tec­no­ló­gi­co es la ima­gi­na­ción”. Con es­ta fi­lo­so­fía, el vi­ce­pre­si­den­te de Desa­rro­llo de Maíz pa­ra las Amé­ri­cas de Du­Pont Pio­neer, Geoff Graham, se ani­ma a pen­sar el fu­tu­ro de un cul­ti­vo cla­ve.

En diá­lo­go con Cla­rín Ru­ral du­ran­te su vi­si­ta a la Ar­gen­ti­na pa­ra par­ti­ci­par del con­gre­so tec­no­ló­gi­co de los gru­pos CREA, Graham se en­tu­sias­mó con el fu­tu­ro aun­que ad­vir­tió: “Las bio­tec­no­lo­gías no son una ba­la de pla­ta, hay que cui­dar­las usán­do­las bien y den­tro de un sis­te­ma”.

Co­mo en un par­ti­do de bás­quet en el que se em­pa­re­jan al­tu­ras y ha­bi­li­da­des en­tre ata­can­tes y de­fen­so­res, del mis­mo mo­do la evo­lu­ción de la prác­ti­ca agrí­co­la va ha­cia la es­pe­ci­fi­ca­ción, se bus­ca un match up en­tre los hí­bri­dos o va­rie­da­des y un am­bien­te es­pe­cí­fi­co. “Al igual que los de­por­tis­tas, que aho­ra desa­rro­llan ca­da múscu­lo se­gún la ac­ti­vi­dad que rea­li­zan, hoy los maí­ces son más fuertes, to­le­ran ma­yor den­si­dad, re­sis­ten a en­fer­me­da­des, apro­ve­chan me­jor el agua y rin­den más”, ex­pli­ca.

Al igual que otros pro­vee­do­res de in­su­mos, des­de ha­ce unos años Pio­neer em­pe­zó a pen­sar que no só­lo se tra­ta de ven­der una bol­sa de se­mi­lla. “Ven­de­mos un in­su­mo, pe­ro los úl­ti­mos años he­mos in­ver­ti­do mi­llo­nes de dó­la­res es­tu­dian­do as­pec­tos de ca­da am­bien­te, que de­ter­mi­nan la per­for­man­ce de los cul­ti­vos”, con­tó Graham.

Un pro­gra­ma de­no­mi­na­do En­cir­ca ya es­tá en sus pri­me­ras ex­pe­rien­cias en Es­ta­dos Uni­dos. Su idea es dar­le al pro­duc­tor “una pres­crip­ción es­pe­cí­fi­ca pa­ra que plas­me el desa­rro­llo de un cul­ti­vo ideal”.

Ade­más de los apor­tes que ven­drán por par­te de la bio­tec­no­lo­gía, co­mo un uso más efi­cien­te del ni­tró­geno, ge­nes de re­sis­ten­cia a en­fer­me­da­des o que se desem­pe­ñen me­jor an­te la es­ca­sez de agua, Graham des­ta­ca la in­ver­sión pa­ra mo­di­fi­car có­mo se ex­pre­sa un gen. Son tra­ba­jos de mi­cro­bio­lo­gía que po­drían es­tar pa­ra 2035. “Co­mo em­pre­sa pro­vee­do­ra de to­das es­tas tec­no­lo­gías te­ne­mos que te­ner dos dis­cu­sio­nes: una ha­cia la co­mu­ni­dad, pa­ra con­tar qué es un OGM y que no, y otra con los usua­rios, pa­ra que cui­den los nue­vos tra­des, por­que ob­te­ner­los cues­ta tiem­po y di­ne­ro”.

Graham re­co­no­ció que “los úl­ti­mos años de­ci­di­da­men­te se em­pe­zó a con­si­de­rar a Su­da­mé­ri­ca co­mo la pa­ne­ra del mun­do”, en vez del gra­ne­ro, ha­cien­do cla­ra re­fe­ren­cia a la pro­duc­ción de ali­men­tos. Y agre­gó: “El po­ten­cial es gi­gan­te, es­ta­mos in­vir­tien­do mu­cho más pla­ta en lu­ga­res co­mo Bra­sil y Ar­gen­ti­na pa­ra desa­rro­llar más pro­duc­tos adap­ta­dos lo­cal­men­te”. En es­te sen­ti­do, ha­ce cua­tro años Pio­neer tie­ne un cen­tro ex­pe­ri­men­tal en Cór­do­ba en­fo­ca­do en me­jo­ra­mien­to de hí­bri­dos pa­ra siem­bras tar­días. Va­le re­cor­dar que en úl­ti­ma cam­pa­ña al­re­de­dor del 60% del área de maíz fue sem­bra­da en for­ma “tardía”. t

En Ro­sa­rio. El es­ta­dou­ni­den­se Graham dia­lo­gó en ex­clu­si­va con Cla­rín Ru­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.