Los rin­des al­tos en so­ja pue­den se­guir cre­cien­do

Un pe­que­ño pro­duc­tor de Cha­bás, San­ta Fe de­ta­lla có­mo su­mó más ki­los a rin­des que ya eran im­por­tan­tes.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

El ca­so de un pro­duc­tor chi­co en Cha­bás, Sta. Fe.

Los pe­que­ños pro­duc­to­res tam­bién pue­den ju­gar en las li­gas ma­yo­res cuan­do se tra­ta de al­tos ren­di­mien­tos de so­ja. Así lo de­mues­tra el ca­so de Nor­ber­to Za­chino, en la lo­ca­li­dad san­ta­fe­si­na de Cha­bás, al sur de esa pro­vin­cia.

El es­ta­ble­ci­mien­to de Za­chino es­tá ubi­ca­do so­bre la ru­ta na­cio­nal 33. Allí, so­bre una muy pe­que­ña es­ca­la de­bi­do a la cons­tan­te di­vi­sión a lo lar­go del tiem­po de los gran­des cam­pos de la zo­na, en so­lo trein­ta hec­tá­reas es­te pro­duc­tor lo­gra des­ta­ca­dos ren­di­mien­tos de so­ja y com­pro­bó que pue­de as­pi­rar a más.

Za­chino es el pro­pie­ta­rio del cam­po aun­que es­tá de­di­ca­do de lleno a otro ne­go­cio en la ciu­dad de Cha­bás. El es­ta­ble­ci­mien­to, des­de ha­ce vein­te años, es­tá ma­ne­ja­do por los téc­ni­cos del Cen­tro de Desa­rro­llo Agrí­co­la, una em­pre­sa que pres­ta ser­vi­cios de ase­so­ra­mien­to téc­ni­co des­de el ini­cio has­ta el fi­nal del cul­ti­vo.

Adrián Acos­ta es el téc­ni­co de la fir­ma que el año pa­sa­do se en­car­gó del cam­po de Za­chino. El fue tes­ti­go y le re­ve­ló al pro­duc­tor es­ta po­si­bi­li­dad de au­men­tar su ren­di­mien­to con so­lo un cam­bio en el ma­ne­jo nu­tri­cio­nal. Acos­ta co­men­ta que la con­for­ma­ción pro­duc­ti­va de la zo­na, con las cha­cras pe­que­ñas, que ha­bi­tual­men­te no su­pe­ran las 70 hec­tá­reas, sue­le ir de la mano del mo­no­cul­ti­vo de so­ja. Pe­ro in­di­ca que hay mu­chos, co­mo es­te ca­so, que lo com­bi­nan con una re­po­si­cion de nu­trien­tes ade­cua­da a esa com­pli­ca­ción.

Se­gún di­ce el téc­ni­co, con­si­de­ran­do los aná­li­sis de sue­lo, en el cam­po de Za­chino se man­tie­ne un cri­te­rio de su­fi­cien­cia de nu­trien­tes cuan­do se siem­bra la so­ja de pri­me­ra. De es­ta for­ma, de ma­ne­ra an­ti­ci­pa­da, se le vo­lean 100 ki­los de su­per­fos­fa­to sim­ple en el mes de agos­to, unos tres me­ses an­tes de la fe­cha óp­ti­ma pa­ra la siem­bra del cul­ti­vo.

Con­si­de­ran­do la dis­po­ni­bi­li­dad de fós­fo­ro en el sue­lo, lue­go del aná­li­sis se hi­zo una par­ce­la de prue­ba. Se apli­có, de ma­ne­ra an­ti­ci­pa­da en agos­to y en dos hec­tá­reas, cien ki­los de una mez­cla fí­si­ca que te­nía 40% de su­per­fos­fa­to sim­ple y 60% de fos­fa­to mo­no­amó­ni­co, mien­tras que en las otras seis hec­tá­reas del en­sa­yo y en el res­to del cam­po se man­te­nía la do­sis de cien ki­los de su­per­fos­fa­to sim­ple.

Acos­ta ex­pli­có que en la par­ce­la di­fe­ren­cial se du­pli­có la can­ti­dad de fós­fo­ro con res­pec­to a lo que apli­ca­ba el pro­duc­tor, pe­ro con un au­men­to en los cos­tos de tan so­lo 5%.

El téc­ni­co de­ta­lló que la so­ja se sem­bró en fe­cha óp­ti­ma, el 8 de no­viem­bre y, con un ci­clo nor­mal, se co­se­chó el 24 de mar­zo.

Los re­sul­ta­dos de in­cre­men­to de los ren­di­mien­tos fue­ron con­tun­den­tes. En las dos hec­tá­reas en­sa­ya­das se co­se­cha­ron 51 qq/ha, de pro­me­dio, y en las otras seis, con la tec­no­lo­gía del pro­duc­tor, 44 qq/ha.

Es­te desafío rea­li­za­do en el cam­po de Za­chino es par­te de una pro­pues­ta que lle­vó a ca­bo Bun­ge en 25 si­tios y en cua­tro zo­nas del país, que con­sis­te en com­pro­bar que, au­men­tan­do la nu­tri­ción de la so­ja con la tec­no­lo­gía del pro­duc­tor, se pue­de lo­grar un cre­ci­mien­to de los ren­di­mien­tos del 15% en pro­me­dio.

“Los re­sul­ta­dos de­ja­ron en cla­ro que se pue­de ma­ne­jar un cri­te­rio de cons­truc­ción de fós­fo­ro en el sue­lo y, al mis­mo tiem­po, ob­te­ner ma­yo­res ren­di­mien­tos, que pa­gan el au­men­to del gas­to en fer­ti­li­zan­te”, con­clu­yó el téc­ni­co. t

¡Epa!. En el cam­po de Za­chino to­ca­ron la nu­tri­ción y pa­sa­ron de 44 a 51 qq/ha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.