Ha­cia una nue­va agri­cul­tu­ra

Clarin - Rural - - PRIMER NIVEL -

El pre­sen­te y fu­tu­ro de la agri­cul­tu­ra ac­tual me re­mi­ten al re­cuer­do de los tex­tos que el ingeniero Jor­ge Mo­li­na de­ja­ra com­pi­la­dos en “Ha­cia una nue­va agri­cul­tu­ra”, en re­fe­ren­cia de la agro­no­mía de la dé­ca­da del 70 y 80, y las ideas del sociólogo Zyg­munt Bar­man quien ca­rac­te­ri­za­ra a la mo­der­ni­dad co­mo “tiem­pos lí­qui­dos”. Ba­jo es­ta úl­ti­ma con­cep­ción, la di­ná­mi­ca es­tá mar­ca­da por el trán­si­to des­de es­truc­tu­ras so­cia­les y con­cep­tos só­li­dos y es­ta­bles ha­cia es­ce­na­rios vo­lá­ti­les e ines­ta­bles don­de los equi­li­brios ya no per­du­ran el tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra so­li­di­fi­car­se.

Los tex­tos de Mo­li­na en­fa­ti­za­ban el pa­pel de la tec­no­lo­gía apli­ca­da a la agri­cul­tu­ra y su tras­la­do al po­tre­ro a tra­vés de la do­cen­cia y la ex­ten­sión, efec­ti­va­men­te, fue­ron im­pul­so­res del sis­te­ma de agro­ne­go­cios de Ar­gen­ti­na has­ta mi­tad de la dé­ca­da pa­sa­da.

Ya bien in­gre­sa­dos al si­glo XXI el men­sa­je de Mo­li­na si­gue vi­gen­te pe­ro aho­ra in­mer­so en una in­dus­tria im­preg­na­da por la vo­la­ti­li­dad de Zyg­munt Bar­man.

Vea­mos al­gu­nos sín­to­mas de la agri­cul­tu­ra lí­qui­da.

La pre­sión so­bre los re­cur­sos na­tu­ra­les ha­ce cru­jir los equi­li­brios con las co­mu­ni­da­des y con­su­mi­do­res, la ten­sión en­tre la pro­duc­ción de ali­men­tos y ener­gía de ca­li­dad y ba­jo costo, y los pro­ce­sos ami­ga­bles con el am­bien­te se re­suel­ve día a día con re­sul­ta­dos di­ver­sos pe­ro con la cer­te­za de que el ries­go nor­ma­ti­vo y le­gal im­preg­nan to­dos

Bue­nas prác­ti­cas Son las res­pues­tas pa­ra man­te­ner el equi­li­brio en los sis­te­mas na­tu­ra­les

ac­ti­vi­da­des con pro­nós­ti­co de in­cre­men­to con­ti­nuo pa­ra los pró­xi­mos años. Las res­pues­tas son Bue­nas Prác­ti­cas que ase­gu­ren sos­te­ni­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, so­cial y am­bien­tal.

Las nue­vas tec­no­lo­gías abren ca­da día mi­les de puer­tas de los com­ple­jos fe­nó­me­nos de la bio­lo­gía pe­ro, al mis­mo tiem­po, se dis­pa­ran múl­ti­ples in­cóg­ni­tas e in­fi­ni­dad de po­si­bles al­ter­na­ti­vas de ma­ne­jo.

La ve­lo­ci­dad a la cual se desa­rro­llan las dis­tin­tas tec­no­lo­gías au­men­ta: nanotecnología, dro­nes, big da­ta, bio­lo­gía sin­té­ti­ca, en­sam­ble de blo­ques ge­né­ti­cos, geo­re­fe­ren­cia­ción sa­te­li­tal, cul­ti­vo de te­ji­dos, fo­to­sín­te­sis ar­ti­fi­cial, tec­no­lo­gía de

Nue­vo pa­ra­dig­ma Hay que for­ta­le­cer en­fo­ques téc­ni­cos, el aná­li­sis y el ma­ne­jo de riesgos

ma­te­ria­les, son so­lo ejem­plos de he­rra­mien­tas que ya son par­te de nues­tra día a día.

En los mer­ca­dos lo vo­lá­til es­tá a la or­den del día. Ca­si to­dos los aná­li­sis de pros­pec­ti­va de de­man­da an­nues­tras ti­ci­pan tendencias al­cis­tas pe­ro no hay én­fa­sis en acla­rar que pre­cios al­tos no sig­ni­fi­can pre­cios es­ta­bles, por el con­tra­rio, los in­di­ca­do­res de vo­la­ti­li­dad han cre­ci­do ca­si en for­ma pa­ra­le­la al ni­vel de pre­cios de los úl­ti­mos años y un mis­mo ne­go­cio cam­bia drás­ti­ca­men­te su ren­ta­bi­li­dad en muy po­cas se­ma­nas de di­fe­ren­cia.

El cli­ma tam­po­co es­tá cal­mo, más allá de dis­cu­sio­nes so­bre cau­sas y res­pon­sa­bi­li­da­des, el “ca­len­ta­mien­to glo­bal” pa­re­ce es­tar ma­ni­fes­tán­do­se con cla­ri­dad. Las con­se­cuen­cias mues­tran in­di­cios y evi­den­cia, to­dos en el mis­mo sen­ti­do, ma­yor ines­ta­bi­li­dad at­mos­fé­ri­ca y fe­nó­me­nos más ex­tre­mos que au­men­tan el ries­go cli­má­ti­co de los ne­go­cios.

La fle­xi­bi­li­dad, la ca­pa­ci­dad de in­no­var, ad­qui­rir tec­no­lo­gía y adap­tar­se son ca­rac­te­rís­ti­cas ne­ce­sa­rias en el di­se­ño de los agro­ne­go­cios pa­ra so­bre­vi­vir en es­ta agri­cul­tu­ra lí­qui­da del si­glo XXI.

Nos ve­mos in­mer­sos en si­tua­cio­nes ca­da vez más com­ple­jas e ines­ta­bles, los pa­ra­dig­mas que no ter­mi­na­mos de com­pren­der ya se es­tán mo­di­fi­can­do nue­va­men­te y es­to se ace­le­ra­rá aún más.

Es ho­ra de plan­tear­se si an­te es­te in­cre­men­to de vo­la­ti­li­dad e in­cer­ti­dum­bre no de­be­mos for­ta­le­cer los en­fo­ques, he­rra­mien­tas del aná­li­sis y ma­ne­jo de riesgos. Mien­tras tan­to vol­va­mos a leer un po­co al Mo­li­na y a Zyg­munt Bar­man, lo úni­co que no es­tá per­mi­ti­do es la que­ja, es la reali­dad apa­sio­nan­te que nos to­ca tran­si­tar.

Cla­ve. La apli­ca­ción de tec­no­lo­gía a la agri­cul­tu­ra im­pul­só fuer­te los agro­ne­go­cios ar­gen­ti­nos en la úl­ti­ma dé­ca­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.