Los sue­los pam­pea­nos no go­zan de bue­na sa­lud

La FAU­BA ad­vier­te so­bre los pro­ble­mas de com­pac­ta­ción.

Clarin - Rural - - TAPA - FAU­BA Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Un estudio de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA fun­da­men­tal­men­te BA) ad­vier­te so­bre los pro­ble­mas de com­pac­ta­ción que pre­sen­tan mu­chos sue­los agrí­co­las ma­ne­ja­dos con siem­bra di­rec­ta en la re­gión pam­pea­na, y sos­tie­ne que la si­tua­ción po­dría re­ver­tir­se con prác­ti­cas co­mo cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, el uso de des­com­pac­ta­do­res y el con­trol del trán­si­to de ma­qui­na­ria.

“El re­em­pla­zo de la­bran­za con­ven­cio­nal por la siem­bra di­rec­ta re­sul­tó en un me­jor con­trol de la ero­sión, en la con­ser­va­ción del agua, un aho­rro de tiem­po ope­ra­ti­vo y una re­duc­ción del uso de com­bus­ti­bles fó­si­les”, afir­mó Carina Al­va­rez, pro­fe­so­ra ad­jun­ta de la cá­te­dra de Fer­ti­li­dad y Fer­ti­li­zan­tes de la FAU­BA. No obs­tan­te, ex­pli­có que el sis­te­ma de la­bran­za ce­ro tam­bién pro­pi­ció la com­pac­ta­ción su­per­fi­cial de los sue­los y afec­tó, en va­rias si­tua­cio­nes, la in­fil­tra­ción, en tex­tu­ras li­mo­sas y en lo­tes so­me­ti­dos a un al­to trán­si­to.

Al­va­rez se re­fi­rió a los re­sul­ta­dos de su in­ves­ti­ga­ción re­cien­te­men­te pu­bli­ca­da, don­de se eva­luó la ca­li­dad de los sue­los en 45 si­tios de la Pam­pa On­du­la­da: “Uno de los ha­llaz­gos más im­por­tan­tes fue que en­con­tra­mos una in­ter­ac­ción en­tre la tex­tu­ra de los sue­los y el ma­ne­jo con la ta­sa de in­fil­tra­ción”, di­jo.

En es­te sen­ti­do, sos­tu­vo que “po­drían es­pe­rar­se me­jo­ras en la ta­sa de in­fil­tra­ción en los sue­los fran­cos ba­jo siem­bra di­rec­ta, pe­ro no así en los sue­los fran­co-li­mo­sos y fran­co-ar­ci­llo-li­mo­sos”, de­bi­do a la ma­yor pre­sen­cia de es­truc­tu­ras la­mi­na­res su­per­fi­cia­les.

Pa­ra avan­zar en la com­pren­sión de es­te fe­nó­meno, los in­ves­ti­ga­do­res de la FAU­BA eva­lua­ron una se­rie de lo­tes con sue­los li­mo­sos que di­fe­rían en los años ba­jo siem­bra di­rec­ta, en los cul­ti­vos an­te­ce­so­res y en su con­te­ni­do de ma­te­ria or­gá­ni­ca, de­li­mi­ta­dos por áreas de ma­yor y me­nor trán­si­to.

En el cen­tro del lo­te (don­de los sue­los tie­nen me­nos trán­si­to) y en aque­llos que te­nían el do­ble cul­ti­vo tri­go-so­ja de se­gun­da co­mo an­te­ce­sor, se en­con­tró una me­nor fre­cuen­cia de lá­mi­nas y una ma­yor es­truc­tu­ra granular. Co­mo con­tra­par­ti­da, las ca­be­ce­ras de los lo­tes mos­tra­ron una ma­yor pre­sen­cia de es­truc­tu­ra la­mi­nar y de ma­yor es­pe­sor, in­de­pen­dien­te­men­te del cul­ti­vo an­te­ce­sor.

“Es­ta si­tua­ción lle­va a con­si­de­rar al trán­si­to co­mo un fac­tor adi­cio­nal que fa­vo­re­ce el desa­rro­llo y per­sis­ten­cia de es­te ti­po de es­truc­tu­ra”, sos­tu­vo Al­va­rez.

Bue­nas prác­ti­cas

La in­ves­ti­ga­do­ra de la FAU­BA re­co­men­dó mo­ni­to­rear el es­ta­do de los sue­los en siem­bra di­rec­ta y, an­te la pre­sen­cia de com­pac­ta­ción, apli­car una se­rie de prác­ti­cas ten­dien­tes a re­ver­tir la si­tua­ción, ta­les co­mo la siem­bra de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra que ase­gu­ren la pre­sen­cia de raí­ces vivas du­ran­te to­do el año, el uso de des­com­pac­ta­do­res y me­di­das pre­ven­ti­vas co­mo el con­trol del trán­si­to agrí­co­la.

“Los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra re­du­cen la com­pac­ta­ción del sue­lo e in­cre­men­tan la ma­cro­po­ro­si­dad, fa­ci­li­tan­do la in­fil­tra­ción y la ai­rea­ción. Ade­más, si las raí­ces son ca­pa­ces de atra­ve­sar ca­pas com­pac­tas, po­drían cons­ti­tuir una al­ter­na­ti­va pa­ra re­ge­ne­rar la es­truc­tu­ra, sin ne­ce­si­dad de re­cu­rrir a la re­mo­ción del sue­lo”, di­jo Al­va­rez.

Asi­mis­mo, pro­pu­so el uso de des­com­pac­ta­do­res de­bi­do a que en 12 en­sa­yos rea­li­za­dos du­ran­te tres cam­pa­ñas so­bre el cul­ti­vo de maíz, es­ta prác­ti­ca per­mi­tió me­jo­rar sie­te ve­ces la ta­sa de in­fil­tra­ción al mo­men­to de la siem­bra. En es­tos sue­los, que fue­ron des­com­pac-ta­dos en­tre 30 y 118 días pre­vios a la im­plan­ta­ción, el ren­di­mien­to del maíz au­men­tó 6,2%, aun­que -in­di­có la in­ves­ti­ga­do­ra- “el efec­to es de cor­to pla­zo”.

Por úl­ti­mo, Al­va­rez des­ta­có que la com­pac­ta­ción pue­de ser evi­ta­da si se re­du­ce el trán­si­to de ma­qui­na­ria con el sue­lo hú­me­do o dis­mi­nu­yen­do la pre­sión que ejer­cen los neu­má­ti­cos.

Al­to trán­si­to. Es un im­por­tan­te fac­tor de com­pac­ta­ción su­per­fi­cial en los sue­los con al­tos con­te­ni­dos de ar­ci­llas y li­mo.

Lá­mi­nas. A la izq., las tí­pi­cas es­truc­tu­ras lá­mi­na­res que se for­man en sue­los com­pac­ta­dos. A la de­re­cha, la in­ves­ti­ga­do­ra de la FAU­BA, Carina Al­va­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.