Tu­cu­ras, un pro­ble­ma en cul­ti­vos es­tre­sa­dos

Una ad­ver­ten­cia del INTA Per­ga­mino pa­ra la pro­duc­ción agrí­co­la del oes­te. El im­pac­to de es­te insecto ha­ce pe­li­grar la sa­ni­dad de pra­de­ras y cul­ti­vos.

Clarin - Rural - - >>>EL MANEJO DE PLAGAS - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

La vi­gi­lan­cia y el opor­tuno con­trol de tu­cu­ras en sus zo­nas de cría son as­pec­tos fun­da­men­ta­les y crí­ti­cos.

El én­fa­sis en la opor­tu­ni­dad apun­ta al con­trol de la pla­ga mien­tras se en­cuen­tra al es­ta­do de sal­to­nas, an­tes de su ma­si­va dis­per­sión con in­gen­tes da­ños, di­ce un in­for­me con­fec­cio­na­do por ex­per­to en zoo­lo­gía agrí­co­la, Ni­co­lás Ian­no­ne de INTA Per­ga­mino.

El es­pe­cia­lis­ta ha­ce hin­ca­pié en es­te insecto pa­ra los cul­ti­vos que es­tán cre­cien­do en es­te mo­men­to en el oes­te bo­nae­ren­se, es­te de La Pam­pa y sur de Cór­do­ba, una zo­na que su­fre de es­tre­ses tér­mi­cos en es­ta épo­ca del año, de­bi­do a las al­tas tem­pe­ra­tu­ras.

“El con­trol tem­prano de las tu­cu­ras, cuan­do el nú­me­ro de in­di­vi­duos y su es­ta­dio es más pro­cli­ve a pro­duc­tos quí­mi­cos de ma­yor inocui­dad y por ello más ami­ga­bles con el me­dio am­bien­te, es la he­rra­mien­ta mo­der­na pa­ra con­tro­lar la pla­ga”, ci­ta Ian­no­ne, a par­tir de los

El es­ta­do de sal­to­na es el mo­men­to ade­cua­do pa­ra el me­jor con­trol

que con­se­jos que brin­da el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Mo­ni­to­re y Con­trol de Tu­cu­ras. Al res­pec­to, el es­pe­cia­lis­ta acla­ra que el con­trol tem­prano co­mo pre­mi­sa por el pro­gra­ma se re­fie­re a es­ta­dios an­te­rio­res al es­ta­do adul­to, que es vo­la­dor.

Cuan­do las tu­cu­ras al­can­zan el es­ta­do adul­to con al­tas den­si­da­des po­bla­cio­na­les son de gran ries­go pa­ra pra­de­ra im­plan­ta­das, la so­ja, el maíz, el girasol y el sor­go, de­bi­do a su al­ta ca­pa­ci­dad de vue­lo a gran­des dis­tan­cias y por su ca­pa­ci­dad de pro­du­cir da­ños, di­ce Ian­no­ne.

El es­pe­cia­lis­ta ex­pli­ca que exis­ten di­fe­ren­tes um­bra­les de da­ño, de acuer­do al es­ta­do de desa­rro­llo en que se en­cuen­tre la pra­de­ra o el cul­ti­vo. Ci­ta que en pra­de­ras de me­nos de un año de im­plan­ta­das, el um­bral de con­trol es cuan­do se en­cuen­tran 3 a 5 tu­cu­ras/me­tro cua­dra­do y, en el ca­so de pra­de­ra de más de un año, 10 a 12 tu­cu­ras/ me­tro cua­dra­do.

Pa­ra cul­ti­vos gra­ní­fe­ros, cuan­do las tu­cu­ras ya in­gre­sa­ron al lo­te, se­ña­la Ian­no­ne, y se dis­per­san en fo­co, la apli­ca­ción de in­sec­ti­ci­das de­be cuan­do los da­ños fo­lia­res son del 5%. En cam­bio, cuan­do el insecto se dis­tri­bu­ye en to­do el lo­te y hay con­di­cio­nes de es­trés, con una a dos tu­cu­ras por me­tros cua­dra­do es re­co­men­da­ble la apli­ca­ción.

De­bi­do a la di­fi­cul­tad de cuan­ti­fi­car su den­si­dad de es­ta es­pe­cie a cam­po, es acon­se­ja­ble, con­clu­ye Ian­no­ne, ha­cer­lo en días so­lea­dos y po­co ven­to­sos.

Perjudicial. En el ca­so de los da­ños de tu­cu­ras en so­ja, 20 a 40 in­di­vi­duos por me­tro cua­dra­do pro­du­cen mer­mas del 12% al 38% de la pro­duc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.