Los cos­tos de cas­ti­gar al tri­go

El au­tor ad­vier­te que la in­ter­ven­ción del mer­ca­do triguero de­rrum­bó la co­se­cha y pro­vo­có una enor­me trans­fe­ren­cia de in­gre­sos de los pro­duc­to­res ha­cia otros sec­to­res eco­nó­mi­cos y al pro­pio Es­ta­do. Ade­más, no cum­plió con el ob­je­ti­vo de pre­ser­var “la me­sa d

Clarin - Rural - - PRIMER NIVAL - Juan Ma­nuel Gar­zón ECO­NO­MIS­TA DE LA FUN­DA­CION ME­DI­TE­RRA­NEA

Por es­tos días se ce­le­bra la 59º edi­ción de la Fies­ta Na­cio­nal del Tri­go en la ciu­dad cor­do­be­sa de Leo­nes. No hay mu­cho pa­ra fes­te­jar. El mer­ca­do del tri­go con­ti­núa su­je­to a una fuer­te in­ter­ven­ción es­ta­tal, a pe­sar de los ma­los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por es­ta po­lí­ti­ca. Ade­más de la tri­bu­ta­ción que re­cae so­bre las ex­por­ta­cio­nes, la re­gu­la­ción so­bre el mer­ca­do, que se eje­cu­ta a par­tir de un es­que­ma que uti­li­za cuo­tas de ex­por­ta­ción pa­ra do­si­fi­car y con­tro­lar el flu­jo del ce­real que se en­vía a los mer­ca­dos ex­ter­nos, si­gue tan ac­ti­va como años atrás.

En la cam­pa­ña 2007/2008, la pro­duc­ción de tri­go lle­ga­ba a 16,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das de acuer­do a es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les, to­can­do te­chos his­tó­ri­cos. En las 7 cam­pa­ñas si­guien­tes, que in­clu­yen la ac­tual cam­pa­ña 2014/2015, el pro­me­dio ape­nas lle­ga a las 11,3 mi­llo­nes de to­ne­la­das, un ajus­te de un 31% res­pec­to de los lo­gros pa­sa­dos.

Lo más gra­ve ha si­do, pro­ba­ble­men­te, que el es­que­ma de in­ter­ven­ción no pu­do fre­nar los pre­cios in­ter­nos de pa­ni­fi­ca­dos y de pro­duc­tos ela­bo­ra­dos en ba­se a ha­ri­na, los que se vie­ron cla­ra­men­te arras­tra­dos por el pro­ce­so in­fla­cio­na­rio.

Pa­ra te­ner re­fe­ren­cias, en­tre los me­ses de di­ciem­bre del 2005 y di­ciem­bre del 2014, el pre­cio in­terno del tri­go subió un 260%, pa­só de $ 300 a $ 1.100 la to­ne­la­da to­man­do va­lo­res de ope­ra­cio­nes por mer­ca­de­ría dis­po­ni­ble del MAT­ba. En ese mis­mo pe­río­do una do­ce­na de fac­tu­ras pa­só de $ 3,6 a $ 41,4, es de­cir su pre­cio se in­cre­men­tó un 1.043%, y un ki­lo de pan lac­tea­do (pa­que­te chico) de $ 2,8 a $ 20,3, un au­men­to del 639%. La in­fla­ción, por su par­te, fue de 538% se­gún ín- di­ces con­fia­bles.

De acuer­do a es­tos nú­me­ros los pa­ni­fi­ca­dos au­men­ta­ron bas­tan­te más que el pro­me­dio de bie­nes que in­te­gra una ca­nas­ta de con­su­mo (in­fla­ción ge­ne­ral), y mu­cho más que lo que au­men­tó el tri­go en el

> Dis­tor­sión El es­que­ma de in­ter­ven­ción no frenó el au­men­to de los pa­ni­fi­ca­dos

mer­ca­do in­terno.

Ade­más de ha­ber te­ni­do efec­tos no­ci­vos so­bre la in­ver­sión agrí­co­la, de no ha­ber po­di­do con­te­ner los pre­cios in­ter­nos de los pro­duc­tos de ba­se tri­go, el es­que­ma sig­ni­fi­có una fuer­te trans­fe­ren­cia de in­gre­sos de par­te de los pro­duc­to­res ha­cia otros ac­to­res eco­nó­mi­cos, que in­clu­yen al Es­ta­do, la in­dus­tria mo­li­ne­ra, los ex­por­ta­do­res de tri­go, las in­dus­trias pa­ni­fi­ca­do­ras, y fi­nal­men­te los con­su­mi­do­res in­ter­nos de de­ri­va­dos del tri­go.

Es­ti­ma­cio­nes pro­pias in­di­can que la trans­fe­ren­cia de in­gre­sos ha si­do de U$S 9.148 mi­llo­nes en los úl­ti­mos 9 años, ca­si 82 dó­la­res en pro­me­dio por to­ne­la­da pro­du­ci­da en el pe­río­do. Como la trans­fe­ren­cia de in­gre­sos se ge­ne­ra a par­tir de un im­pues­to de ti­po in­di­rec­to y de un es­que­ma de cu­pos, no se pue­de pre­ci­sar si la in­ter­ven­ción ter­mi­na sien­do pro­gre­si­va (se be­ne­fi­cian quie­nes me­nos tie­nen), pro­por­cio­nal o re­gre­si­va (se be­ne­fi­cian quie­nes más tie­nen). Si el es­que­ma ha si­do pro­gre­si­vo en su con­jun­to, lo ha si­do de ma­ne­ra muy in­efi­cien­te, da­do que re­sul­ta sen­ci­llo de­mos­trar que den­tro de los per­ju­di­ca­dos hay fa­mi­lias de ba­jos in­gre­sos (pro­duc­to­res de tri­go mi­ni­fun­dis­tas) y den­tro de los beneficiados fa­mi­lias ur­ba­nas de al­tos in­gre­sos.

Fi­nal­men­te, los ca­tá­lo­gos on li­ne

> Pa­ra­do­ja En Chile, que im­por­ta tri­go, el pan lac­tal es más ba­ra­to que en la Ar­gen­ti­na

de su­per­mer­ca­dos per­mi­ten com­pa­rar con re­la­ti­va fa­ci­li­dad pre­cios de pro­duc­tos a ba­se de tri­go en co­mer­cios lo­ca­les y de la re­gión. Des­afor­tu­na­da­men­te, en mu­chos ca­sos, los pre­cios lo­ca­les es­tán igual o por en­ci­ma de los pre­cios de otros paí­ses, me­di­dos en una mis­ma mo­ne­da.

Pa­ra to­mar un ejem­plo que pue­de ve­ri­fi­car­se rá­pi­da­men­te, el pan lac­tal de pri­me­ra mar­ca (em­pre­sa in­ter­na­cio­nal) se en­cuen­tra un 30% más ba­ra­to en Chile, país importador ne­to de tri­go, que en Ar­gen­ti­na. ¿Ex­tra­ño? No tan­to, la apa­ren­te pa­ra­do­ja de­ja ser tal cuan­do se con­si­de­ran los ma­yo­res cos­tos que so­por­tan las ac­ti­vi­da­des in­dus­tria­les y co­mer­cia­les en el país (im­po­si­ti­vos, de in­su­mos, la­bo­ra­les, fi­nan­cie­ros) y al he­cho que, en los úl­ti­mos años, los ac­to­res han de­di­ca­do mu­cho más tiem­po a adap­tar­se al cam­bian­te es­que­ma re­gu­la­to­rio y ma­cro­eco­nó­mi­co del país que a me­jo­rar tec­no­lo­gías y ga­nar efi­cien­cia en sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y en el fun­cio­na­mien­to de la ca­de­na en su con­jun­to. t

En pi­ca­da. La pro­duc­ción de tri­go (arri­ba) ba­jó un 31%, en pro­me­dio, du­ran­te los úl­ti­mos sie­te años. Las res­tric­cio­nes pa­ra co­mer­cia­li­zar el ce­real fa­vo­re­cie­ron a la in­dus­tria mo­li­ne­ra (izq.), en de­tri­men­to de los agri­cul­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.