Una mi­ra­da di­fe­ren­te an­te los desafíos de la agri­cul­tu­ra

Pro­duc­to­res y ase­so­res lí­de­res de Ar­gen­ti­na y Bra­sil se reunie­ron a cam­po en Pia­mon­te, San­ta Fe, pa­ra de­ba­tir la en­cru­ci­ja­da en la que es­tá el ne­go­cio agrí­co­la lo­cal. Cla­rín Ru­ral es­tu­vo allí.

Clarin - Rural - - PENSANDO EL SISTEMA PRODUCTIVO - Lu­cas Villamil cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Has­ta ha­ce dos años, Carlos Gros­so pa­ga­ba diez quin­ta­les por hec­tá­rea por el al­qui­ler de un cam­po de me­dia­na a baja ap­ti­tud agrí­co­la en el cen­tro de San­ta Fe.

El año pa­sa­do, por el mis­mo cam­po ofre­ció pa­gar el 25 por cien­to de la pro­duc­ción, pe­ro el due­ño de­ci­dió sem­brar­lo él mis­mo. Pa­ra la ac­tual cam­pa­ña, Gros­so di­ce que no hu­bie­ra acep­ta­do ese cam­po aun­que se lo hu­bie­ran da­do gratis, y que pa­ra la 2015/16 no cree que ni si­quie­ra el due­ño se ani­me a sem­brar­lo. El mo­ti­vo, se­gún sus pa­la­bras: “Las ma­le­zas se tor­na­ron in­ma­ne­ja­bles en ese ti­po de am­bien­tes, los cos­tos se du­pli­ca­ron con res­pec­to a ha­ce tres años y el po­ten­cial de pro­duc­ción ba­jó en­tre 10 y 20 por cien­to”.

Eduar­do da Sil­vei­ra, pro­duc­tor de la zo­na de Ru­fino, en el sur san­ta­fe­sino, afir­ma que lo que ori­gi­nó el pro­ble­ma es la au­sen­cia de ro­ta­cio­nes de cul­ti­vos.

“La so­ja, por una cues­tión de ren­ta, pre­do­mi­na en el 80% del área y la pre­sen­cia de gra­mí­neas, es­pe­cial­men­te tri­go y maíz, es es­ca­sa. Eso ha­ce que las ma­le­zas ten­gan una ventana muy gran­de de ofer­ta am­bien­tal”, di­jo mien­tras ob­ser­va­ba un lo­te de la olea­gi­no­sa du­ran­te una jor­na­da de de­ba­te con

pro­duc­to­res y ase­so­res de pun­ta or­ga­ni­za­da por Gros­so en la lo­ca­li­dad de Pia­mon­te, de la que par­ti­ci­pó

Cla­rín Ru­ral.

Se­gún da­tos del INTA, de 1995 al 2015 los rin­des de la so­ja cre­cie­ron 45% y el pre­cio au­men­tó un 32%, pe­ro los cos­tos ac­tua­les igual ha­cen que la ecua­ción sea muy ajus­ta­da pa­ra los pro­duc­to­res. Hoy el cos­to del con­trol de ma­le­zas ron­da los 80 dó­la­res la hec­tá­rea, y pue­de lle­gar a 100; en las úl­ti­mas cam­pa­ñas au­men­tó de un quin­tal por hec­tá­rea a ca­si cua­tro.

Pe­ro las ma­le­zas no son el úni­co sín­to­ma de que al­go an­da mal. “Los even­tos bio­tec­no­ló­gi­cos en maíz se es­tán ca­yen­do ca­da vez más rá­pi­do, las do­sis de in­sec­ti­ci­das se de­ben au­men­tar cam­pa­ña tras cam­pa­ña, ca­da año apa­re­ce una nue­va pla­ga, cre­cen las en­fer­me­da­des de sue­lo, hay re­sis­ten­cia de ro­yas a tria­zo­les…”, enume­ró Gros­so. Y ase­gu­ró: “La ba­ta­lla la ve­ni­mos per­dien­do. Hay que po­ner ca­da vez más in­su­mos, y el dra­ma es que es­ta­mos com­ba­tien­do los sín­to­mas de la adic­ción au­men­tan­do do­sis, que cal­man, pe­ro que a su vez au­men­tan el pro­ble­ma. Pa­ra mí, se ago­tó el ac­tual pa­ra­dig­ma pro­duc­ti­vo”.

Tan­to Gros­so como Da Sil­vei­ra re­mar­ca­ron con preo­cu­pa­ción que ya se ven cam­pos se­mi­mar­gi­na­les que que­dan sin sem­brar, y que en la pró­xi­ma cam­pa­ña se ve­rán mu­chos más.

An­te es­te pa­no­ra­ma, el es­pe-

Bra­si­le­ro en la pam­pa grin­ga. El ex­per­to Dir­ceu Gas­sen sos­tie­ne una plan­ta de sor­go de Ale­po. “Los mo­de­los del pa­sa­do no sir­ven pa­ra los te­mas de hoy”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.