>>>Pen­san­do el sis­te­ma pro­duc­ti­vo

Clarin - Rural - - PENSANDO EL SISTEMA PRODUCTIVO -

cia­lis­ta bra­si­le­ño Dir­ceu Gas­sen, quien via­jó has­ta Pia­mon­te es­pe­cial­men­te pa­ra apor­tar su vi­sión en el de­ba­te, ase­gu­ró que “los mo­de­los men­ta­les del pa­sa­do no sir­ven pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas de hoy”.

En Bra­sil, se­gún Gas­sen, hoy se apli­ca cua­tro ve­ces más fun­gi­ci­da que en 2010, tres ve­ces más her­bi­ci­da y has­ta nue­ve ve­ces más in­sec­ti­ci­da. “El sis­te­ma no es sus­ten­ta­ble”, afir­mó.

El ex­per­to en ma­ne­jo de pla­gas Daniel Igar­za­bal ex­pli­có que la coevo­lu­ción es el me­ca­nis­mo que lle­va al desa­rro­llo de or­ga­nis­mos re­sis­ten­tes, como la Spo­dóp­te­ra en maíz.

“Los in­sec­tos tie­nen una ex­pe­rien­cia de 500 mi­llo­nes de años en la tie­rra y pa­sa­ron fe­nó­me­nos mu­cho más gra­ves que la bio­tec­no­lo­gía. La re­sis­ten­cia no se pue­de evi­tar. Hay que tra­ba­jar so­bre có­mo re­tra­sar la re­sis­ten­cia más que so­bre los nuevos pro­duc­tos”, di­jo.

Gas­sen coin­ci­de con Igar­zá­bal. “La ini­cia­ti­va pri­va­da cre­ce muy bien en las co­sas que ge­ne­ran pla­ta, pe­ro hay zo­nas en las que la fun­ción pú­bli­ca es­tá fa­llan­do. No hay cen­tros re­gio­na­les de iden­ti­fi­ca­ción de ma­le­zas o pla­gas, de es­tu­dio de las di­ná­mi­cas po­bla­cio­na­les. Fal­ta co­no­ci­mien­to en bio­lo­gía, de­be­mos in­vo­lu­crar­nos más con el am­bien­te”, di­jo. Lue­go, ase­gu­ró que no hay tec­no­lo­gía ca­paz de su­pe­rar la se­lec­ción na­tu­ral de los pro­ce­sos de las po­bla­cio­nes, y re­mar­có: “Uno pue­de ser due­ño de la mo­lé­cu­la, de la pa­ten­te de bio­tec­no­lo­gía, pe­ro no del eco­sis­te­ma”.

De ca­ra al fu­tu­ro, Igar­zá­bal di­jo que ha­ce fal­ta re­gu­la­ción por par­te del Es­ta­do. “No pue­de ser que en la Ar­gen­ti­na na­die ha­ga re­fu­gio”, lan­zó.

Se­gún una en­cues­ta rea­li­za­da por el téc­ni­co en En­tre Ríos, so­lo el 2% de los pro­duc­to­res ha­ce re­fu­gio, mien­tras que en Uru­guay el 98% lo res­pe­ta, por­que si un ins­pec­tor ad­vier­te lo con­tra­rio las san­cio­nes son muy du­ras.

“El se­gun­do pun­to es el au­men­to de la bio­di­ver­si­dad. Vein­te mi­llo­nes de hec­tá­reas de un so­lo cul­ti­vo con­di­cio­nan la sus­ten­ta­bi­li­dad. La di­ver­si­dad ase­gu­ra la es­ta­bi­li­dad”, afir­mó.

Y lla­mó a re­pen­sar los sis­te­mas y bus­car una nue­va de­fi­ni­ción fi­lo­só­fi­ca. “Hay que pen­sar en tér­mi­nos de una com­pe­ten­cia con las pla­gas; que no es lo mis­mo que una gue­rra. A una gue­rra se va con ar­mas, pe­ro pa­ra ga­nar una com­pe­ten­cia se ne­ce­si­ta en­tre­na­mien­to”, ex­pli­có. Y lue­go aña­dió: “El con­trol bio­ló­gi­co de­be ser la pri­me­ra car­ta a ju­gar”.

“Los que ha­ce la di­fe­ren­cia son los pro­ce­sos -di­jo Gas­sen-. En Bra­sil hay un 90% de aban­dono de los lo­tes en el oto­ño. Hay que in­cor­po­rar la co­ber­tu­ra per­ma­nen­te, es­ta­mos pen­san­do po­co en la es­truc­tu­ra del sue­lo. Ade­más, hoy hay una ba­se ge­né­ti­ca es­tre­cha, son to­das se­mi­llas hi­jas del mis­mo pa­dre, y eso es pro­vo­car a la na­tu­ra­le­za”.

Y fi­na­li­zó Gros­so: “Es­toy con­ven­ci­do de que hay que rom­per pa­ra­dig­mas, se vie­nen gran­des cam­bios pro­duc­ti­vos y or­ga­ni­za­cio­na­les. Hoy se ne­ce­si­ta más co­no­ci­mien­to por hec­tá­rea. Las re­des de es­pe­cia­lis­tas tra­ba­jan­do en el cam­po van a in­cor­po­rar mu­cho va­lor”.

Igar­zá­bal. “Las pla­gas evo­lu­cio­nan y se ha­cen re­sis­ten­tes”, lan­zó.

Da Sil­vei­ra. “La ma­le­zas se tor­na­ron in­ma­ne­ja­bles”, ma­ni­fes­tó.

Gros­so. “Se ago­tó el ac­tual pa­ra­dig­ma pro­duc­ti­vo”, con­si­de­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.