Un tra­ba­jo de 20 años con­fir­ma las ven­ta­jas de la siem­bra di­rec­ta

Lo reali­zó el INTA Man­fre­di, en Cór­do­ba. Sus apor­tes cen­tra­les.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Un en­sa­yo de ca­si 20 años, que lle­va­ron ade­lan­te es­pe­cia­lis­tas del INTA Man­fre­di en Cór­do­ba, de­ter­mi­nó que la siem­bra di­rec­ta (SD), com­bi­na­da con la ro­ta­ción bi­a­nual so­ja-maíz y un cul­ti­vo de co­ber­tu­ra in­ver­nal, in­cre­men­ta la cap­tu­ra de car­bono y per­mi­te la acu­mu­la­ción de agua en el per­fil.

Con ca­si 28 mi­llo­nes de hec­tá­reas cul­ti­va­das en siem­bra di­rec­ta, es­ta sis­te­ma pro­duc­ti­vo es de adop­ción ma­si­va en la Ar­gen­ti­na y tie­ne va­rias ven­ta­jas que que­da­ron de­mos­tra­das en es­te es­tu­dio, como me­jo­rar la in­fil­tra­ción del agua en el sue­lo, dis­mi­nuir su eva­po­ra­ción des­de la su­per­fi­cie y crear una con­di­ción que fa­vo­re­ce la acu­mu­la­ción y con­ser­va­ción del agua en el per­fil.

“La siem­bra di­rec­ta, jun­to con una ro­ta­ción de cul­ti­vos con al­ta fre­cuen­cia de gra­mí­neas y una fer­ti­li­za­ción ba­lan­cea­da, crea las me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra la cap­tu­ra de car­bono, lo que se tra­du­ce en in­cre­men­tos en ren­di­mien­to y en apor­tes de re­si­duos (ras­tro­jos) al sue­lo”, ex­pli­có Ca­ro­li­na Al­va­rez, téc­ni­ca del INTA Man­fre­di y una de las in­ves­ti­ga­do­ras del en­sa­yo

Lue­go de 18 años de ana­li­zar las va­ria­bles de ren­di­mien­to y agua útil acu­mu­la­da en el sue­lo y es­ti­mar los apor­tes de car­bono de los re­si­duos ve­ge­ta­les en so­ja y maíz, los es­pe­cia­lis­tas con­clu­ye­ron que la siem­bra di­rec­ta es un sis­te­ma de ma­ne­jo que con­tri­bu­ye a au­men­tar los ren­di­mien­tos de los cul­ti­vos por­que me­jo­ra la con­di­ción hí­dri­ca del sue­lo. Ade­más, cuan­do se com­bi­na con la ro­ta­ción bi­a­nual so­ja-maíz y un cul­ti­vo de co­ber­tu­ra in­ver­nal, la cap­tu­ra de car­bono se in­cre­men­ta, lo que fa­vo­re­ce la sus­ten­ta­bi­li­dad del plan­teo.

En es­ta lí­nea, Al­va­rez ex­pli­có que en el 61% de los años ana­li­za­dos los ma­yo­res ren­di­mien­tos en so­ja se ob­tu­vie­ron en siem­bra di­rec­ta con el maíz en la ro­ta­ción, mien­tras que el res­to de los años los re­sul­ta­dos más ba­jos fue­ron pa­ra la­bran­za re­du­ci­da en mo­no­cul­ti­vo.

En cuan­to a los ren­di­mien­tos pro­me­dio del maíz, el sis­te­ma de ma­ne­jo en siem­bra di­rec­ta fue un 27% su­pe­rior que en siem­bra di­rec­ta con un cul­ti­vo de co­ber­tu­ra y la­bran­za re­du­ci­da. “Nue­va­men­te se ob­ser­vó que los be­ne­fi­cios de la SD so­bre la con­di­ción del sue­lo y la con­ser­va­ción del agua se tra­du­cen en ren­di­mien­tos más al­tos”, des­ta­có la téc­ni­ca.

El con­te­ni­do de agua en el sue­lo ba­jo los dis­tin­tos tra­ta­mien­tos pre­vios a la siem­bra de so­ja fue su­pe­rior en la ro­ta­ción so­ja-maíz en com­pa­ra­ción a un plan­teo de mo­no­cul­ti­vo de la olea­gi­no­sa. “Es­to se de­be a que el ras­tro­jo de maíz, por su ma­yor vo­lu­men, me­jor co­ber­tu­ra y ma­yor du­ra­ción, es más efi­cien­te en la cap­ta­ción y con­ser­va­ción el agua que el ras­tro­jo de so­ja”, ase­gu­ró Al­va­rez.

En el ca­so del maíz, los sis­te­mas ba­jo SD re­sul­ta­ron ser más efi­cien­tes en el al­ma­ce­na­mien­to de agua en el sue­lo, al acu­mu­lar en­tre un 25% y un 50% más que el sis­te­ma con la­bo­reo del sue­lo.

“Al igual que lo ob­ser­va­do en el mo­no­cul­ti­vo de so­ja, los tra­ta­mien­tos con cul­ti­vo de co­ber­tu­ra pre­sen­ta­ron el ma­yor coe­fi­cien­te de va­ria­ción en­tre años, en con­te­ni­do de agua”, con­clu­yó la téc­ni­ca del INTA Man­fre­di.

El dato. El 90% de los cul­ti­vos se siem­bra en di­rec­ta en el país.

En yunta. En los en­sa­yos, los ma­yo­res ren­di­mien­tos se die­ron en par­ce­las con un ro­ta­ción bi­a­nual en­tre so­ja y maíz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.