Ca­ra a ca­ra con la so­ja

Con la co­se­cha so­je­ra en sus pri­me­ras fa­ses, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con cin­co pro­duc­to­res de la zo­na nú­cleo, pa­ra ir re­vi­san­do las con­clu­sio­nes que de­ja la cam­pa­ña y de­ba­tir te­mas como la fal­ta de ro­ta­cio­nes, las ma­le­zas y los al­qui­le­res. Un aná­li­sis a fond

Clarin - Rural - - TAPA - Esteban Fuen­tes efuen­tes@cla­rín.com

Es­tá cla­ro que la so­ja es, des­de ha­ce más de una dé­ca­da, el cul­ti­vo es­tre­lla pa­ra los pro­duc­to­res de to­do el país. En la pre­sen­te cam­pa­ña que­dó re­fle­ja­do con la su­per­fi­cie que se sem­bró: 20 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Sin em­bar­go, en es­te ci­clo, a pe­sar de la co­se­cha ré­cord, por la baja del pre­cio de la so­ja y los al­tos cos­tos de pro­duc­ción, la ren­ta­bi­li­dad del cul­ti­vo no es la desea­da. Ni mu­cho me­nos.

En es­te con­tex­to, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con cin­co pro­duc­to­res de la zo­na nú­cleo, quie­nes ana­li­za­ron el pre­sen­te de la so­ja, los pro­ble­mas en par­ti­cu­lar de ca­da lu­gar y cuá­les son los nuevos desafíos pa­ra la olea­gi­no­sa.

En primer lu­gar, Ale­jan­dro La­da­ga, pro­duc­tor y ase­sor de Bra­ga­do, Bue­nos Ai­res, re­cor­dó que hay una al­ta par­ti­ci­pa­ción de la so­ja en la su­per­fi­cie agrí­co­la del país, y que no es bueno pa­ra la sus­ten­ta­bi­li­dad del sis­te­ma.

“Hay que vol­ver a re­cu­pe­rar la ren­ta­bi­li­dad del tri­go y del maíz, pa­ra que vuel­van a ser una op­ción pa­ra los pro­duc­to­res y, así, po­der in­ten­si­fi­car las ro­ta­cio­nes agro­nó- mi­cas”, re­cla­mó.

Los sín­to­mas de se­me­jan­te au­men­to de la su­per­fi­cie so­je­ra ya es­tán ins­ta­la­dos en los lo­tes: la apa­ri­ción y el fuer­te cre­ci­mien­to de las ma­le­zas re­sis­ten­tes es uno de ellos y tra­jo como con­se­cuen­cia un con­si­de­ra­ble au­men­to de los cos­tos.

Pa­ra com­ba­tir es­te fla­ge­lo y que el ne­go­cio agrí­co­la si­ga sien­do re­di­tua­ble, pa­ra La­da­ga hay que re­dis­cu­tir el sis­te­ma de arren­da­mien­tos. Una de las pre­mi­sas pa­ra él de­be­ría ser bus­car con­tra­tos de tres a cin­co años, con claú­su­las en ba­se a la sus­ten­ta­bi­li­dad del sis­te­ma.

“Las con­di­cio­nes de pa­go de­ben ser más fle­xi­bles. El arren­da­dor ten­drá que asu­mir más el ries­go, con al­gu­na re­la­ción con el re­sul­ta­do”; arre­me­tió La­da­ga.

Por su par­te, Javier Gar­cía, ase­sor pri­va­do de la lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se de Lin­coln, tam­bién se me­tió de lleno en es­tos dos pro­ble­mas: cam­biar el sis­te­ma de arren­da­mien­to y con­tro­lar el avan­ce de las ma­le­zas re­sis­ten­tes.

Con res­pec­to al primer te­ma, coin­ci­dió con La­da­ga en que el arren­da­ta­rio y el arren­da­dor tie­nen que sen­tar­se a dia­lo­gar pa­ra mo­di­fi­car las con­di­cio­nes de los con­tra­tos.

“El pro­pie­ta­rio del cam­po tie­ne que par­ti­ci­par en la pro­duc­ción com­par­tien­do ries­gos”, in­di­có.

Ade­más, Gar­cía di­jo que es­ta pro­ble­má­ti­ca de los arren­da­mien­tos de los cam­pos, la po­ca in­ver­sión en los cul­ti­vos y la fal­ta de ro­ta­ción con tri­go y maíz, fue­ron fac­to­res im­por­tan­tes en la apa­ri­ción de la re­sis­ten­cia de las ma­le­zas a di­fer­ne­tes her­bi­ci­das.

“El cos­to en el con­trol de ma­le­zas au­men­tó en un 30% y es­te pro­ble­ma se va a ir acre­cen­tan­do, no ter­mia­na acá”, se­ña­ló el ase­sor. Y con­si­de­ró que tan­to el ray­grass, el yu­yo co­lo­ra­do y la ra­ma ne­gra son las tres ma­le­zas que más es­tán per­ju­di­can­do a los pro­duc­to­res.

Con­ti­nuan­do con es­ta lí­nea, Adrián Ro­vea, téc­ni­co del Crea sur de San­ta Fe, ase­gu­ró que a pe­sar de

que los rin­des son muy bue­nos en la zo­na, la ecua­ción eco­nó­mi­ca so­bre cam­pos al­qui­la­dos da em­pa­te o pér­di­da

En es­ta lí­nea, ex­pli­có que, con un va­lor pro­me­dio de al­qui­ler de 16 quin­ta­les de so­ja en el sur san­ta­fe­cino, el rin­de de in­di­fe­ren­cia se en­cuen­tra en­tre 4.800 y 5.000 ki­los por hec­tá­rea.

“No es fá­cil lo­grar pro­me­dios al­tos en el ren­di­mien­to. Es­te buen año cli­má­ti­co nos ayu­da a atem­pe­rar la caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les, pe­ro ve­mos que en mu­chos ca­sos no va a ser su­fi­cien­te”.

An­te es­te pa­no­ra­ma, Ro­vea sub­ra­yó que es mo­men­to de re­pen­sar el ne­go­cio agro­pe­cua­rio. “El pro­duc­tor de­be cam­biar el con­cep­to de cos­to por hec­tá­rea a in­ver­sión por hec­tá­rea y de­ter­mi­nar el cos­to por ki­lo pro­du­ci­do”, in­di­có. Y agre­gó: “De es­ta ma­ne­ra po­dre­mos ver real­men­te qué tan efi­cien­tes so­mos en los dis­tin­tos sis­te­mas pro­duc­ti­vos”, se­ña­ló.

Así, en es­te mar­co, el ase­sor del Crea sur de San­ta Fe des­ta­có que los desafíos de la so­ja son muy gran­des y se ne­ce­si­tan cam­bios en la par­te co­mer­cial, adap­tar­se a los nuevos es­ce­na­rios y bus­car una ma­ne­ra dis­tin­ta de pen­sar las cues­tio­nes agro­nó­mi­cas.

“Hay que te­ner una vi­sión de me­diano a lar­go pla­zo, man­te­nien­do un equi­li­brio más ra­zo­na­ble del sis­te­ma eco­nó­mi­co y pro­duc­ti­vo. Las tec­no­lo­gías es­tán, pe­ro de­be­mos vol­ver a in­cen­ti­var nues­tra crea­ti­vi­dad, al­go que no es nue­vo pa­ra el sec­tor”, re­su­mió Ro­vea.

Por otro la­do, más al nor­te, en el sud­es­te de Cór­do­ba, la pro­duc­ción de so­ja se po­ne ca­da vez más di­fí­cil. Allí, el por­ble­ma de las ma­le­zas re­sis­ten­tes es muy com­ple­jo. Así lo re­la­tó Al­fre­do Es­pó­si­to, pro­duc­tor de Alejo Le­des­ma, quien afir­mó que las ma­le­zas que ya es­tán ins­ta­la­das en la zo­na son el yu­yo co­lo­ra­do y el sor­go de Ale­po. “Ca­da vez es más di­fí­cil con­tra­rres­tar­las”, se preo­cu­pó el pro­duc­tor.

In­di­có que, an­tes, con dos li­tros de gli­fo­sa­to se so­lu­cio­na­ban los pro­ble­mas de ma­le­zas, pe­ro aho­ra cam­bió to­do: “El cos­to pa­ra el con­trol au­men­tó un 100%, ya que hay que uti­li­zar otros her­bi­ci­das y agre­gar más apli­ca­cio­nes”, sub­ra­yó.

Sin em­bar­go, el pro­duc­tor po­ne fi­chas y se ilu­sio­na an­te los nuevos even­tos tec­no­ló­gí­cos que es­ta­rán dis­po­ni­bles en los pró­xi­mos años en la olea­gi­no­sa.

A la ya dis­po­ni­ble so­ja RR2 Bt, re­sis­ten­te a gli­fo­sa­to y a in­sec­tos, se su­ma­rán en los pró­xi­mos años avan­ces como una so­ja re­sis­ten­te al her­bi­ci­da Di­cam­ba y otra re­sis­ten­te al her­bi­ci­da 2-4 D, ade­más de po­si­bles múl­ti­ples com­bi­na­cio­nes en­tre va­rias de ellas.

“Hay que man­te­ner la ren­ta­bi­li­dad ha­cia ade­lan­te, por­que vino dis­mi­nu­yen­do drás­ti­ca­men­te en los úl­ti­mos años, so­bre to­do en cam­pos al­qui­la­dos”, re­su­mió.

Por úl­ti­mo, Ale­jan­dro Fio­ri, de Cha­ca­bu­co, ase­gu­ró que hoy por hoy “la so­ja go­za de muy bue­na sa­lud, por­que es el úni­co cul­ti­vo ren­ta­ble y re­quie­re de una me­nor in­ver­sión”. Pe­ro tam­bién acla­ró que le gus­ta­ría po­der ro­tar más con tri­go y maíz de lo que lo ha­ce en la ac­tua­li­dad. Los pro­ble­mas co­no­ci­dos de co­mer­cia­li­za­ción ha­cen que no ocu­pen más su­per­fi­cie en su es­que­ma.

Por otro la­do, Fio­ri in­di­có que con las nue­vas tec­no­lo­gías que se vie­nen ha­brá más po­si­bi­li­da­des de con­trol de las ma­le­zas di­fí­ci­les. “Pe­ro no de­be­mos ol­vi­dar lo que ocu­rrió con la RR1, pa­ra no co­me­ter los mis­mos erro­res”, ad­vir­tió.

Así, en to­do el país, los pro­duc­to­res le bus­can la vuel­ta a los pro­ble­mas que ja­quean la agri­cul­tu­ra.

Trío. Ro­vea, de Sta. Fe

(ade­lan­te), Es­pó­si­to (Cór­do­ba, ctro.) y Fio­ri (Bs.

As.), en Cha­ca­bu­co.

El sol siem­pre es­tá. EL sis­te­ma de arren­da­mien­to y el in­cre­men­to en los cos­tos de pro­duc­ción son dos de los ma­yo­res pro­ble­mas que re­sal­tan los cha­ca­re­ros, afec­ta­dos hoy por la fal­ta de ren­ta­bi­li­dad.

Po­san­do pa­ra el dia­rio. Ig­na­cio Fio­ri, de Bs As. (izq.), Adrían Ro­vea, San­ta Fe (ctro.) y Al­fre­do Es­pó­si­to, Cór­do­ba (der.).

De Bra­ga­do. La­da­ga di­ce que es clave que el tri­go y el maíz ten­gan ren­ta­bi­li­dad.

De Lin­coln. Gar­cía di­ce que las ma­le­zas re­sis­ten­tes es­tán ja­quean­do el ne­go­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.