El tri­go ar­gen­tino des­apa­re­ce de Bra­sil

Clarin - Rural - - 7 DÍAS POR EL CAMPO -

EE.UU. se ha­ce “la Amé­ri­ca”. Cuan­do abun­da­ba el tri­go ar­gen­tino (an­tes de que el Go­bierno in­ter­vi­nie­ra el mer­ca­do y pro­vo­ca­ra el de­rrum­be de la pro­duc­ción), la Ar­gen­ti­na era el prin­ci­pal pro­vee­dor de es­te ce­real pa­ra el mer­ca­do bra­si­le­ño. Apo­ya­do en los acuer­dos del Mer­co­sur, que le da­ban un tra­to aran­ce­la­rio pre­fe­ren­cial, y con cos­tos de fle­tes mu­cho más ba­jos que los gran­des ju­ga­do­res mun­dia­les del cul­ti­vo, los ex­por­ta­do­res ar­gen­ti­nos abas­te­cían a los mo­li­nos y de­más clien­tes en Bra­sil. Pe­ro a me­di­da que la pro­duc­ción ar­gen­ti­na se fue de­rrum­ban­do, has­ta pi­cos como la siem­bra más baja en un si­glo en el 2013, el país tam­bién fue per­dien­do pre­sen­cia en Bra­sil. Y en for­ma dra­má­ti­ca, como lo mues­tra una es­ta­dís­ti­ca di­fun­di­da por Aa­crea ha­ce po­cos días. Allí se ve que en el 2009 los bra­si­le­ños com­pra­ban en la Ar­gen­ti­na el 59% del tri­go que im­por­ta­ban, mien­tras que en EE.UU. ad­qui­rían so­lo el 4% de su ne­ce­si­da­des. Pe­ro cin­co años des­pués el pa­no­ra­ma se dio vuel­ta. El ce­real de es­tas pam­pas ape­nas re­pre­sen­ta el 27% de las com­pras bra­si­le­ñas, me­nos de la mi­tad que ha­ce 5 años, mien­tras que EE.UU. abas­te­ce aho­ra, a pe­sar del flete mu­cho más lar­go que tie­ne, el 46% de las com­pras de Bra­sil: ya es su prin­ci­pal pro­vee­dor. Otro que cre­ció fuer­te en te­rri­to­rio bra­si­le­ño es el tri­go uru­gua­yo, li­bre de res­tric­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les.

Com­bo yan­qui con car­ne uruguaya. Los uru­gua­yos ga­nan mer­ca­dos con los gra­nos en el mun­do y tam­bién lo ha­cen con sus car­nes, apro­ve­chan­do el ac­ce­so que tie­nen abier­to a des­ti­nos muy ape­te­ci­dos, como Es­ta­dos Uni­dos, a los cua­les la car­ne ar­gen­ti­na to­da­vía no pue­de lle­gar. Ha­ce po­cos días se anun­ció en Mon­te­vi­deo que na­da me­nos que la ca­de­na Bur­ger King de Es­ta­dos Uni­dos co­men­za­rá a ela­bo­rar ham­bur­gue­sas con car­ne uruguaya, a, que le pro­vee­rá el Gru­po Mar­frig, que en la Ar­gen­ti­na tie­ne fri­go­rí­fi­cos em­ble­má­ti­cos, como el Hughes, en San­ta Fe, y Es­tan­cias del Sur, en Cór­do­ba, am­bos ad­qui­ri­dos a Quick­food, de la fa­mi­lia Ba­meu­le, en 2007. Ade­más de re­ci­bir car­ne uruguaya pa­ra sus ham­bur­ge­sas, los de Bur­ger King en Es­ta­dos Uni­dos, igual que sus co­le­gas de Mc Do­nalds, es­tán apos­tan­do a am­pliar su car­te­ra de pro­duc­tos de po­llo, cu­yos pre­cios no re­gis­tra­ron una suba tan fuer­te como la de la car­ne va­cu­na en el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se.

¿El maíz es una olea­gi­no­sa? Es­ta se­ma­na el Go­bierno anun­ció una am­plia­ción del pro­gra­ma que lan­zó pa­ra de­vol­ver par­te de las re­ten­cio­nes a los pe­que­ños pro­duc­to­res. Di­jo que po­drán en­trar quie­nes pro pro­duz­can maíz has­ta 1.400 to­ne­la­das por año. Al prin­ci­pio, el lí­mi­te era de 700 to­ne­la­das, como si­gue sien­do aho­ra pa­ra el res­to de los cul­ti­vos. En la re­so­lu­ción que es­ta­ble­ció el cam­bio, se “es­ca­pó” un error que no pa­só des­aper­ci­bi­do pa­ra mu­chos que en­se­gui­da lo hi­cie­ron no­tar en las re­des so­cia­les. Es que se re­fie­re al maíz como “esa olea­gi­no­sa”, pe­ro el cul­ti­vo no es una olea­gi­no­sa sino un ce­real. Es un error muy co­mún en los no co­no­ce­do­res de las cues­tio­nes del agro con­fun­dir a la so­ja con un ce­real (es una olea­gi­no­sa) o al maíz con una olea­gi­no­sa (es un ce­real), pe­ro no de­be­ría en­trar en ese con­jun­to el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, que emi­tió la re­so­lu­ción.

Cór­do­ba: 1.300 “pa­li­tos” me­nos. Los ren­di­mien­tos de so­ja son ré­cord es­te año. Y tam­bién los del maíz. En am­bos ca­sos, ayu­da­dos por llu­vias que su­pe­raron am­plia­men­te las ne­ce­si­da­des del cul­ti­vo. De to­das for­mas, la fuer­te baja de pre­cios, la pre­sión im­po­si­ti­va y la suba de cos­tos da­rán, en mu­cho ca­sos, un re­sul­ta­do eco­nó­mi­co ne­ga­ti­vo pa­ra los pro­duc­to­res. Y, en tér­mi­nos glo­ba­les, tam­bién pa­ra las re­gio­nes. Só­lo en Cór­do­ba, se­gún cal­cu­ló Nés­tor Rou­let, es­te año en­tra­rán 1.300 mi­llo­nes de dó­la­res me­nos por la so­ja. Es que la pro­vin­cia tam­bién fue la más afec­ta­da por las inun­da­cio­nes en cam­pos sem­bra­dos con el cul­ti­vo.

Ham­bur­gue­sa. En Bur­ger y Mc Do­nalds suben la apues­ta por el po­llo.

Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.