La ren­ta­bi­li­dad del agro es­tá en ja­que

El au­tor ex­pli­ca los fac­to­res in­ter­nos y ex­ter­nos que es­tán im­pac­tan­do en las em­pre­sas y di­ce que po­drían ba­jar aun más los pre­cios de los gra­nos.

Clarin - Rural - - LOS PRECIOS DE LA SEMANA - Ma­riano Fernández

Des­de ha­ce ya unos me­ses, el es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal se ha ve­ni­do de­te­rio­ran­do pa­ra el sec­tor agro­pe­cua­rio.

El es­pe­ra­do anun­cio de una fu­tu­ra dis­mi­nu­ción del pro­gra­ma de in­cen­ti­vos mo­ne­ta­rios, ya apla­za­do va­rias ve­ces, por par­te de la Re­ser­va Fe­de­ral, ha ini­cia­do una fe­roz apre­cia­ción del dó­lar, dis­mi­nu­yen­do el gra­do de com­pe­ti­ti­vi­dad de los paí­ses del área dó­lar, ba­jan­do el pre­cio de los com­mo­di­ties y ge­ne­ran­do un flu­jo ne­ga­ti­vo de ca­pi­ta­les des­de las eco­no­mías emer­gen­tes y Eu­ro­pa ha­cia Es­ta­dos Uni­dos.

Es­ta si­tua­ción, su­ma­da al des­equi­li­brio ma­cro­eco­nó­mi­co de Ar­gen­ti­na, re­pre­sen­ta una fuer­te res­tric­ción al gra­do de com­pe­ti­ti­vi­dad del sec­tor agro­pe­cua­rio.

El pro­ce­so de re­va­lua­ción del pe­so ha pues­to a los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios en el me­dio de una si­tua­ción in­sos­te­ni­ble en el tiem­po. La cau­sa es un ti­po de cam­bio real a la baja, in­cen­ti­va­do por po­lí­ti­cas de cor­to pla­zo que só­lo bus­can man­te­ner la es­ca­la­da de los pre­cios, es­ta­ble­cien­do una es­pe­cie de “ta­bli­ta” de de­va­lua­ción no­mi­nal que no ha­ce más que re­tro­ali­men­tar el des­equi­li­brio y au­men­tar los cos­tos.

En re­la­ción al des­equi­li­brio ma­cro­eco­nó­mi­co lo­cal, la re­va­lua­ción del pe­so, jun­to con el ele­va­do ni­vel de re­ten­cio­nes, ha ba­ja­do el ti­po de cam­bio efec­ti­vo de ex­por­ta­ción a ni­ve­les tan ba­jos como los ob­ser­va­dos du­ran­te el atra­so cam­bia­rio de fi­nes de la dé­ca­da del ochen­ta.

En tér­mi­nos reales, el ti­po de cam­bio que re­ci­bi­rían, en pro­me­dio, es­te año los ex­por­ta­do­res se­ría un 75% del ti­po de cam­bio efec­ti­vo real de los ni­ve­les de di­ciem­bre 2001. Es­ta si­tua­ción es­ta­ría lle­van­do a las ex­plo­ta­cio­nes agro­pe­cua­rias a una si­tua­ción don­de su es­truc­tu­ra de cos­tos se tor­na in­sos­te­ni­ble en el me­diano pla­zo.

El es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal no ha­ce más que os­cu­re­cer la si­tua­ción. Si bien la Re­ser­va Fe­de­ral se­gui­rá apla­zan­do, al me­nos por unos me­ses, la es­pe­ra­da suba de la ta­sa de in­te­rés, el mer­ca­do ha reac­cio­na­do ade­lan­tán­do­se a los acon­te­ci­mien­tos, ele­van­do la ren­ta­bi­li­dad y vo­la­ti­li­dad pro­me­dio de los tí­tu­los a 30 y 10 años en el mer­ca­do de fu­tu­ros, y ace­le­ran­do el pro­ce­so de re­va­lua­ción del dó­lar.

Por otro la­do, y pe­se a las me­jo­ras en las cuen­tas fis­ca­les de va­rios paí­ses eu­ro­peos, la de­fla­ción eu­ro­pea es un obs­tácu­lo que re­tro­ali­men­ta la apre­cia­ción del dó­lar, al res­tar­le gra­dos de li­ber­tad al Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo en ca­so de que Es­ta­dos Uni­dos de­ci­da co­men­zar con la suba de la ta­sa.

El mer­ca­do se ha ade­lan­ta­do im­pac­tan­do ne­ga­ti­va­men­te en el pre­cio de las com­mo­di­ties, don­de el pe­tró­leo ha si­do la va­ria­ble que desató el ini­cio del des­cen­so.

De con­fir­mar­se la suba de la ta­sa de in­te­rés, es de es­pe­rar una ma­yor baja en los pre­cios de los ce­rea­les y olea­gi­no­sas.

El sec­tor agro­pe­cua­rio se ve de es­ta ma­ne­ra ata­ca­do en su ren­ta­bi­li­dad por dos fren­tes: uno in­terno, que ele­va sus­tan­cial­men­te sus cos­tos, y otro ex­terno, don­de el es­ce­na­rio de caí­da de pre­cios dis­mi­nu­ye la po­si­bi­li­dad de po­der sos­te­ner la pro­duc­ción.

En es­te con­tex­to, la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes ven­dría por un ago­ta­mien­to de las ren­tas del sec­tor y no como un lo­gro de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca sa­lu­da­ble. Anun­ciar una dis­mi­nu­ción o eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes es una fa­la­cia, que es­con­de no la vo­lun­tad po­lí­ti­ca de me­jo­rar la ren­ta­bi­li­dad del cam­po, sino el ha­ber ago­ta­do las ren­tas del mis­mo lue­go de más de una dé­ca­da de apro­pia­ción de re­cur­sos por par­te del Es­ta­do.

Car­gan­do en el Pa­ra­ná. El ti­po de cam­bio gol­pea la com­pe­ti­ti­vi­dad ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.