Feed­lots y po­llos: por más ki­los y con nue­vas die­tas

Clarin - Rural - - ASOMÁNDOSE AL AGRO QUE VIENE>>> -

Feed­lo­te­ros y pro­duc­to­res de po­llos tam­bién lle­ga­ron has­ta Le­xing­ton, pa­ra abre­var aquí de ideas que les sir­van pa­ra sus ne­go­cios. En­tre ellos, es­ta­ban Daniel Cons­tan­tino, due­ño de un feed­lot en la ciu­dad de Ma­rul, en el nor­te de Cór­do­ba; An­to­nio Da Silva, de la em­pre­sa No­wet y es­pe­cia­lis­ta en nu­tri­ción ani­mal, y Carlos Zon­co, res­pon­sa­ble de la pro­duc­ción aví­co­la de la im­por­tan­te ca­de­na de su­per­mer­ca­do To­le­do, con ba­se en Mar del Pla­ta. Cons­tan­tino arran­ca di­cien­do que pa­ra él es­tá cla­ro el ca­mino: hay que pro­du­cir pro­teí­na ani­mal, por­que es más ca­ra que la ve­ge­tal. “Con la car­ne agre­ga­mos va­lor”, re­su­mió. En la Ar­gen­ti­na, cree que la opor­tu­ni­dad que hoy tie­ne el país, ca­si in­me­dia­ta, es pro­du­cir más car­ne con las mis­mas ca­be­zas. Es de­cir, me­ter­le más ki­los a ca­da ani­mal. Y es­tá con­ven­ci­do de que la re­cien­te­men­te ha­bi­li­ta­da Cuo­ta 481, tam­bién co­no­ci­da como “Cuo­ta Feed­lot”, pa­ra ex­por­tar ani­ma­les ter­mi­na­dos 100 días a co­rral a la Unión Eu­ro­pea, ayu­da­rá a tra­ba­jar en ese sen­ti­do. Da Silva coin­ci­de y lo ex­pli­ca: di­ce que un no­vi­llo pe­sa­do fae­na­do pa­ra la Cuo­ta 481 pue­de apor­tar unos 230 ki­los de car­ne (cer­ca de la mi­tad de su pe­so vi­vo), pe­ro que so­lo 70 de esos ki­los for­man par­te de los cor­tes que com­po­nen la cuo­ta. El res­to, unos 160 ki­los, que­dan pa­ra el mer­ca­do in­terno. Es­to úl­ti­mo, por sí so­lo, es más de lo que apor­ta de car­ne un ter­ne­ro fae­na­do con 300 ki­los de pe­so vi­vo, que es bue­na par­te de lo que se con­su­me hoy. “El desafío es mos­trar que po­de­mos man­te­ner la ter­ne­za con ani­ma­les de ma­yor pe­so”, con­si­de­ró el nu­tri­cio­nis­ta. Pa­ra Zon­co, de To­le­do, au­men­tar el pe­so de fae­na es tam­bién un desafío en la in­dus­tria aví­co­la. “Hoy es­ta­mos en un pro­me­dio de 2,7 o 2,8 ki­los por po­llo fae­na­do y po­dría­mos lle­var­lo a 3 ki­los”, ma­ni­fes­tó. Lue­go, el desafío pa­ra ellos es se­guir au­men­tan­do el va­lor agre­ga­do; sa­lir de la ven­ta del po­llo en­te­ro e ir al tro­za­do y al pro­ce­sa­do. “Hay que ir­se del com­mo­dity”, afir­mó. Otro ca­mino pa­ra re­co­rrer es pen­sar la alimentación vin­cu­la­da tam­bién a la sa­ni­dad. “Se es­tán eva­luan­do el im­pac­to de al­gu­nas tec­no­lo­gías nu­tri­cio­na­les en la pre­ven­ción de en­fer­me­da­des de los ani­ma­les, in­clu­so de los po­llos. Por ejem­plo, la in­clu­sión de ta­ni­nos pro­ve­nien­tes del pro­ce­sa­mien­to de que­bra­cho o de se­mi­lla de uva, que es­tán mos­tran­do que me­jo­ran la efi­cien­cia de conversión y la ca­li­dad de la car­ne”, ex­pli­có Da Silva. Hay mu­cho por ha­cer en la in­dus­tria de la pro­teí­na, por lla­mar­la de al­gu­na ma­ne­ra. Y aquí, en Le­xing­ton, flu­ye­ron las ideas al res­pec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.