Lo­cos por el ai­re

En Man­fre­di, Cór­do­ba, se dic­tó un cur­so so­bre dro­nes agrí­co­las. Allí es­tu­vo Cla­rín Ru­ral, don­de reunió a téc­ni­cos y ex­per­tos pa­ra ha­blar de es­ta he­rra­mien­ta del fu­tu­ro, que brin­da va­lio­sa información agro­nó­mi­ca pa­ra to­mar de­ci­sio­nes más efi­cien­tes.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

¿Quién hu­bie­ra ima­gi­na­do, ha­ce po­cos años atrás, que aque­llos avio­nes no tri­pu­la­dos o dro­nes que se usa­ban con fi­nes mi­li­ta­res tam­bién po­dían con­ver­tir­se en una he­rra­mien­ta muy im­por­tan­te pa­ra la agri­cul­tu­ra? To­do cam­bia y es­tos apa­ra­tos ya es­tán en­tre los pro­duc­to­res.

Cla­rín Ru­ral for­mó una me­sa re­don­da pa­ra ha­blar de dro­nes agrí­co­las, el día pre­vio a la ca­pa­ci­ta­ción que dio el IN­TA Man­fre­di, en Cór­do­ba, re­cien­te­men­te, so­bre los usos de es­tas he­rra­mien­tas.

En la char­la es­tu­vie­ron An­drés Mén­dez, coor­di­na­dor del área de agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión de esa ins­ti­tu­ción; Ser­gio Ma­ri­ne­lli, jun­to a su hi­jo Ni­co­lás, contratista de ma­qui­na­ria agrí­co­la y pro­duc­tor de la zo­na de Ve­na­do Tuer­to (San­ta Fe); Ni­co­lás Berg­mann, cor­do­bés e in­te­gran­te de una em­pre­sa de ser­vi­cios y pro­duc­ción y Ramiro Saiz, por­te­ño, desa­rro­lla­dor de dro­nes y se­cre­ta­rio de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Sis­te­mas Aé­reos Tri­pu­la­dos Re­mo­ta­men­te (Ar­pa­sa, por sus si­glas en in­glés)

“Hay pro­duc­to­res que so­lo quie­ren los dro­nes pa­ra mo­ni­to­reos sim­ples pe­ro hay otros que los es­tán pen­san­do pa­ra to­mar imá­ge­nes com­ple­jas y de­ci­sio­nes téc­ni­cas ajus­ta­das”, di­ce Mén­dez, co­mo pri­mer co­men­ta­rio pa­ra ini­ciar la char­la.

“La prin­ci­pal for­ta­le­za de es­tas he­rra­mien­tas es la can­ti­dad y la ca­li­dad de información que brin­dan en tiem­po real”, res­pon­de Ma­ri­ne­lli, su­man­do otro pun­to de vis­ta. Y lue­go Berg­mann, pon­de­ran­do la im­por­tan­cia de los da­tos que brin­dan los dro­nes, agre­ga: “Hoy en día el va­lor de la información pa­ra to­mar una decisión es fun­da­men­tal y su uso re­dun­da en un aho­rro de di­ne­ro den­tro del es­que­ma de cos­tos”. A su turno, Saiz des­ta­ca, “la información que apor­tan los dro­nes agre­ga va­lor a la agri­cul­tu­ra y el aná­li­sis de esa información a su vez per­mi­ti­rá adop­tar nue­vas tec­no­lo­gías en el fu­tu­ro”.

Así co­men­za­ron dia­lo­gan­do y lo hi­cie­ron du­ran­te una ho­ra. Abrían un aba­ni­co de ideas e in­ter­cam­bia­ban sus pun­tos de vis­ta. Fue­ron cla­ros ha­blan­do el mis­mo idio­ma, el del fu­tu­ro y la tec­no­lo­gía.

Ca­da uno de es­tos téc­ni­cos tie­ne una his­to­ria in­tere­san­te con los dro­nes. Ma­ri­ne­lli, aman­te de los fie­rros, y su hi­jo, afi­cio­na­do al ae­ro­mo­de­lis­mo, unie­ron sus pa­sio­nes y pien­san en dro­nes pa­ra ha­cer tra­ba­jos agrí­co­las de pre­ci­sión. En cam­bio, Berg­mann, que es in­ge­nie­ro agró­no­mo, creó un área de in­ves­ti­ga­ción y de­sa­rro­llo de nue­vas tec­no­lo­gías den­tro de Ta­guay, su em­pre­sa fa­mi­liar, y los dro­nes fue­ron la pri­me­ra in­no­va­ción en la que tra­ba­ja­ron en esa uni­dad. Tam­bién in­ge­nie­ro, pe­ro en in­for­má­ti­ca, Saiz co­men­zó a ar­mar dro­nes co­mo hob­bis­ta y, con el pa­so del tiem­po, se en­con­tró con Erik De Badts, bel­ga, tam­bién aman­te de los dro­nes y en­tre ellos for­ma­ron la fir­ma Foto Aé­rea, en el cual desa­rro­llan y fa­bri­can es­tos apa­ra­tos.

Ma­ri­ne­lli re­to­ma la úl­ti­ma idea de Saiz y des­ta­ca, co­mo una de las en­se­ñan­zas que le de­jó su ex­pe­rien­cia en la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión. “Los dro­nes de­vuel­ven una información muy va­lio­sa, la con­tra es que hay que tra­ba­jar en el pro­ce­sa­mien­to de esos da­tos que son mu­chí­si­mos. Por es­to hay que evi­tar de­cep­cio­nes de ti­po agro­nó­mi­cas y pe­lear pa­ra que es­ta tec­no­lo­gía no se ter­mi­ne per­dien­do”. Pa­ra es­to Berg­mann y Saiz ya pen­sa­ron en la so­lu­ción y ofre­cen el ser­vi­cio de aná­li­sis da­tos. “Hoy el pro­duc­tor no tie­ne

que ser un idó­neo en el aná­li­sis de

información. De­be sa­ber vo­lar el apa­ra­to y de­jar dis­po­ni­ble esa información pa­ra ser aná­li­za­da y re­ci­bir una pres­crip­ción”.

Y Mén­dez con­clu­ye: “Se­rán cla­ve las em­pre­sas que brin­den el ser­vi­cio de dro­nes y tam­bién te de­vuel­van esos da­tos ana­li­za­dos ya que el pro­duc­tor no ten­drá la po­si­bi­li­dad de pro­ce­sar to­da esa información. Ya de­be­mos pen­sar en una agri­cul­tu­ra de avan­za­da y en la que la información de los cam­pos pro­ven­ga de sa­té­li­tes que pa­sen to­dos los días. Va­mos ha­cia el aná­li­sis de la mi­cro­va­ria­bi­li­dad del te­rreno”, an­ti­ci­pa el ex­per­to, quien du­ran­te el cur­so se re­fi­rió a que la agri­cul­tu­ra del fu­tu­ro es­ta­rá tam­bién apo­ya­da en el au­to­ma­tis­mo y la ro­bó­ti­ca.

Otra de las gran­des ven­ta­jas de es­tos apa­ra­tos y so­bre lo que ex­pu­sie­ron es­tos téc­ni­cos fue la po­si­bi­li­dad de ha­cer co­rrec­cio­nes en las la­bo­res agrí­co­las de ma­ne­ra in­me­dia­ta.

Al res­pec­to, Berg­mann co­men­ta: “El dron es una he­rra­mien­ta más de to­do el par­que de ma­qui­na­ria y que, par­ti­cu­lar­men­te, ayu­da­rá a to­mar de­ci­sio­nes en tiem­po real. Un decisión ‘post­mor­ten’ no sir­ve en la pro­duc­ción ac­tual ya que con la co­yun­tu­ra un pro­duc­tor se ter­mi­na fun­dien­do”.

Por su par­te, Ma­ri­ne­lli agre­ga, ha­cien­do un jue­go de pa­la­bras. “El pro­duc­tor ne­ce­si­ta so­lu­cio­nes y los dro­nes ofre­cen otro ti­po de so­lu­cio­nes. Hay que po­ner a dis­po­si­ción de pro­duc­tor ma­ne­jos di­fe­ren­tes ya que hoy no se tra­ta de ha­cer agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión sino de ser pre­ci­sos con la agri­cul­tu­ra”.

De Badts aco­ta: “Ini­cial­men­te pen­sá­ba­mos que con los dro­nes so­lo ha­ría­mos mo­ni­to­reos el pe­río­do crí­ti­co de la so­ja y aho­ra re­sul­ta ser que es­ta­mas ac­ti­vos to­do el año. Co­men­za­mos en oto­ño, con el bar­be­cho de los cul­ti­vos de in­vierno y no pa­ra­mos has­ta la co­se­cha del cul­ti­vo de ve­rano. Y vol­ve­mos a em­pe­zar ca­da año”.

En el sec­tor agro­pe­cua­rio, mu­cho se ha­bla de la im­por­tan­cia de ge­ne­rar víncu­los pú­bli­cos y pri­va­dos pa­ra con­so­li­dar me­jo­res ideas.

En re­fe­ren­cia a es­to y a la velocidad que es­tá cre­cien­do la de­man­da de dro­nes, Mén­dez su­bra­ya: “Nun­ca an­tes, en tan po­co tiem­po, se ha­bía for­ma­do una en­ti­dad co­mo Ar­pa­sa, que es­tá en in­ter­ac­ción con la ANAC (Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Aviacion Ci­vil Ar­gen­ti­na), en co­mu­ni­ca­ción con el IN­TA, los pro­duc­to­res y de la que tam­bién par­ti­ci­pan las em­pre­sas que brin­dan ser­vi­cios”.

Rá­pi­da­men­te, Saiz, co­mo se­cre­ta­rio de Ar­pa­sa, sor­pren­de a to­dos y ad­vier­te, preo­cu­pa­do: “La agri­cul­tu­ra apo­ya­da en dro­nes hoy es­tá en ries­go. La nue­va le­gis­la­ción de la ANAC es­tá li­mi­tan­do los vue­los agrí­co­las has­ta los 120 me­tros de al­tu­ra (400 pies). Pa­ra la agri­cul­tu­ra, li­mi­tar la al­tu­ra es res­trin­gir las hec­tá­reas pa­ra ha­cer fo­to­gra­fías”.

Y el ex­per­to del IN­TA con­tes­ta: “Otra evi­den­cia pa­ra pen­sar, más fir­me­men­te, que to­da la fo­to­gra­fía aé­rea se­rá sa­te­li­tal”.

De to­das for­mas, Saiz tran­qui­li­za y sos­tie­ne que la ANAC es­tá abier­ta al diá­lo­go y dis­pues­ta a re­ver la nor­ma­ti­va.

Pa­ra con­cluir el de­ba­te ca­da uno de los téc­ni­cos de­ja en cla­ro su vi­sión y los desafíos.

Así, Ma­ri­ne­lli ana­li­za: “Los dro­nes son una he­rra­mien­ta que ayu­da a op­ti­mi­zar el ne­go­cio y ha­cer mu­cho más efi­cien­te la ma­ne­ra de pro­du­cir”. Saiz, por su par­te, ha­bla de la opor­tu­ni­dad. “Los dro­nes son he­rra­mien­tas muy in­tere­san­tes por­que fun­cio­nan con ener­gía lim­pia y la ca­pa­ci­dad de ob­te­ner mu­cha información que per­mi­te to­mar de­ci­sio­nes rá­pi­das”. Berg­mann ha­ce hin­ca­pié en lo téc­ni­co y la ex­ten­sión agro­nó­mi­ca. “Co­mo gran ven­ta­ja, es­tas he­rra­mien­tas nos dan la po­si­bi­li­dad de va­li­dar los da­tos de cam­po en tiem­po real pe­ro se­rá cla­ve edu­car y fo­men­tar su uso a par­tir de da­tos con­cre­tos”, opi­na. Fi­nal­men­te, el ex­per­to del IN­TA con­clu­ye: “Los dro­nes mol­dea­rán un nue­vo sis­te­ma de agro­ne­go­cios apo­ya­do en la ca­li­dad del pro­duc­to, la tra­za­bi­li­dad de pro­ce­sos y la for­ma­ción de re­des de tra­ba­jo”.

Des­pe­gue. Los

pro­duc­to­res muy

aten­tos a la sa­li­da

de un avión no

tri­pu­la­do.

Fu­tu­ris­mo. De izq. a der., Ser­gio y Ni­co­lás Ma­ri­ne­lli, Ramiro Saiz, Ni­co­lás Berg­mann y An­drés Mén­dez du­ran­te la pre­via a una di­ná­mi­ca de dro­nes que hi­zo en Cór­do­ba.

Dro­nes. A la izq., un he­li­cóp­te­ro con ba­rral apli­ca­dor, di­se­ña­do por los Ma­ri­ne­lli, pa­ra ha­cer ta­reas di­ri­gi­das. Al cen­tro las alas vo­lan­tes de Berg­mann y lue­go, el de Saiz, am­bos pa­ra ha­cer imá­ge­nes aé­reas.

To­rre de con­trol. A la der. de la foto, la car­ca­za in­ter­na de un cua­dri­cóp­te­ro. A la izq., con­tro­les que pi­lo­tean los dro­nes.

En vue­lo. Un dron que to­ma imá­ge­nes mul­ti­es­pec­tra­les. A la der., la foto de es­te ti­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.