Cuál se­rá el im­pac­to del cam­bio cli­má­ti­co en el agro

Lo ana­li­za­ron en Bue­nos Ai­res es­pe­cia­lis­tas in­ter­na­cio­na­les.

Clarin - Rural - - TAPA - Ma­rie­la Va­que­ro Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

El cam­bio cli­má­ti­co (CC) es un he­cho, y sus efec­tos per­ju­di­cia­les se ha­cen sen­tir. En los úl­ti­mos cien años la tem­pe­ra­tu­ra me­dia glo­bal subió 0,85º, y el dió­xi­do de car­bono, el ma­yor apor­tan­te al ca­len­ta­mien­to glo­bal den­tro de los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, ha tre­pa­do a 400 par­tes por mi­llón (ppm), un va­lor nun­ca an­tes al­can­za­do en 800.000 años.

En la ac­tua­li­dad, la tem­pe­ra­tu­ra me­dia glo­bal es de 15º, pe­ro se­gún el me­teo­ró­lo­go Mau­ri­cio Sal­dí­var, po­dría au­men­tar 4,8º pa­ra el año 2100. “Es­te cam­bio cli­má­ti­co es diez ve­ces más rá­pi­do que cual­quier otro ocu­rri­do en 65 mi­llo­nes de años”, ase­gu­ró en el Fo­ro In­ter­na­cio­nal de Cam­bio Cli­má­ti­co or­ga­ni­za­do en Bue­nos Ai­res, ha­ce po­cos días, por el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra.

El CC afec­ta a la agri­cul­tu­ra y po­ne en ja­que a la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria. Se es­ti­ma que los ren­di­mien­tos po­drían caer un 35% a ni­vel mun­dial co­mo con­se­cuen­cia del mis­mo, de­bi­do a even­tos ex­tre­mos, al­te­ra­ción de los ci­clos bio­ló­gi­cos por los cam­bios en la tem­pe­ra­tu­ra y el ci­clo del agua, nue­vas pla­gas y en­fer­me­da­des pa­ra los cul­ti­vos, pér­di­das de co­se­chas, de­te­rio­ro fí­si­co y quí­mi­co de los sue­los (sa­li­ni­za­ción, inun­da­cio­nes), y avan­ce en la de­ser­ti­fi­ca­ción, tal co­mo enu­me­ró la Dra. Edith de Obs­chat­ko, del Ins­ti­tu­to Ibe­roa­me­ri­cano de Coo­pe­ra­ción pa­ra la Agri­cul­tu­ra (IICA).

“Las olas de ca­lor au­men­ta­ron con­si­de­ra­ble­men­te: an­tes se re­gis­tra­ba una ca­da 75 años y hoy se da una ca­da 15 años”, in­di­có Ca­ro­li­na Ve­ra, in­ves­ti­ga­do­ra del Co­ni­cet.

Al mis­mo tiem­po, las he­la­das dis­mi­nu­ye­ron y las pre­ci­pi­ta­cio­nes anua­les se in­cre­men­ta­ron en ca­si to­do el país, ex­cep­to en los An­des pa­ta­gó­ni­cos, con gran­des va­ria­cio­nes in­ter­anua­les.

Pa­ra los pró­xi­mos años se pro­yec­ta un au­men­to de las llu­vias que se­rán más in­ten­sas y más fre­cuen­tes. “En la Re­gión Hú­me­da, ha­brá olas de ca­lor, tem­pe­ra­tu­ras y pre­ci­pi­ta­cio­nes ex­tre­mas, e inun­da­cio­nes, mien­tras que en la Re­gión Cen­tro se pro­lon­ga­rá el pe­río­do se­co in­ver­nal”, di­jo Ve­ra.

Al­gu­nas de las ac­cio­nes que Obs­chat­ko pro­pu­so pa­ra la mi­ti­ga­ción del CC son la re­fo­res­ta­ción con es­pe­cies na­ti­vas, los mo­de­los sil­vo­pas­to­ri­les, la uti­li­za­ción de ener­gías re­no­va­bles y los bio­com­bus­ti­bles.

Ade­más, su­gi­rió ha­cer un uso efi­cien­te del agua y res­pe­tar bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las y ga­na­de­ras, en­tre otras prác­ti­cas ten­dien­tes a la adap­ta­ción.

“Pa­ra el pro­duc­tor agro­pe­cua­rio el cam­bio cli­má­ti­co es hoy”, di­jo Car­los di Be­lla, del IN­TA, ya que de­be to­mar me­di­das con­si­de­ran­do sus con­se­cuen­cias. En ca­da cam­pa­ña, en un es­ce­na­rio cli­má­ti­co más va­ria­ble, de­be de­ci­dir qué cul­ti­var o va­rie­dad sem­brar, qué fe­cha de siem­bra ele­gir y pla­ni­fi­car pre­vien­do la even­tual ocu­rren­cia de pre­ci­pi­ta­cio­nes ex­ce­si­vas o dé­fi­cit hí­dri­co. “Hay que ha­cer un tra­ba­jo de hor­mi­ga, coor­di­na­do, in­te­li­gen­te, con una vi­sión co­lec­ti­va, ya no in­di­vi­dual”, ex­pre­só.

“De­be ha­ber una nue­va ges­tión de te­rri­to­rios ru­ra­les”, afir­mó el in­ge­nie­ro uru­gua­yo Ru­bén Eche­ve­rría, di­rec­tor del Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Agri­cul­tu­ra Tro­pi­cal (CIAT), al tiem­po que lla­mó a au­men­tar la in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción apli­ca­da, de la mano de la po­lí­ti­ca agrí­co­la.

El cam­bio cli­má­ti­co es una reali­dad y el hom­bre es su prin­ci­pal res­pon­sa­ble. Pa­ra com­ba­tir sus cau­sas y con­se­cuen­cias ca­da uno de­be ha­cer su par­te. En el ám­bi­to ru­ral, la ta­rea es desa­rro­llar una agri­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble ca­paz de ali­men­tar al mun­do cui­dan­do el pla­ne­ta, y en eso de­ben tra­ba­jar con­jun­ta­men­te pro­duc­to­res, in­ves­ti­ga­do­res y go­bier­nos.

Ya no hay tiem­po que per­der.

Llu­vias to­rren­cia­les. Su ocu­rren­cia se­rá más fre­cuen­te, ase­gu­ran los ex­per­tos en cli­ma­to­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.