Mo­les­tias y au­to­pis­tas

El au­tor di­ce que una red de au­to­pis­tas que co­nec­te las ca­pi­ta­les pro­vin­cia­les y los nú­cleos pro­duc­ti­vos se­ría la co­lum­na ver­te­bral de un país au­tén­ti­ca­men­te fe­de­ral. Tam­bién pro­po­ne “de­jar de mo­les­tar al agro” y eli­mi­nar re­ten­cio­nes y cupos pa­ra ex­por­tar

Clarin - Rural - - AGRICULTURA - Lu­cas Llach Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

El pri­mer plan del pró­xi­mo go­bierno pa­ra el agro de­be­ría ser: bas­ta de mo­les­tar a los pro­duc­to­res. Muy rá­pi­da­men­te hay que sa­car im­pues­tos, eli­mi­nar per­mi­sos a la ex­por­ta­ción e im­por­ta­ción, co­rre­gir el atraso cam­bia­rio ata­can­do la in­fla­ción de cos­tos y ba­jar los ries­gos que en­ca­re­cen o ahu­yen­tan el cré­di­to.

Ade­más de de­jar de mo­les­tar, hay una agenda ac­ti­va. Una par­te im­por­tan­te de esa agenda con­sis­te en acer­car las eco­no­mías re­gio­na­les al mercado in­ter­na­cio­nal con un shock de in­fra­es­truc­tu­ra.

En par­ti­cu­lar, la Ar­gen­ti­na de­be em­pe­zar a ata­car sus al­tí­si­mos cos­tos de trans­por­te con la cons­truc­ción de una Red Fe­de­ral de Au­to­pis­tas de 10.000 ki­ló­me­tros: 6.500 km pa­ra unir las 23 ca­pi­ta­les con­ti­nen­ta­les (só­lo 5 es­tán co­nec­ta­das) y 3.500 ki­ló­me­tros por mo­ti­vos es­tra­té­gi­cos o por sa­tu­ra­ción de las ru­tas ac­tua­les.

Los be­ne­fi­cios de una red de au­to­pis­tas son múl­ti­ples, y muy su­pe­rio­res a sus cos­tos. En pri­mer lu­gar: las au­to­pis­tas sal­van vi­das. En la Ar­gen­ti­na mue­ren más de 7.500 per­so­nas al año por ac­ci­den­tes de trán­si­to, mu­chas de ellas en ru­tas de do­ble mano, en ma­nio­bras de so­bre­pa­so. De­ce­nas de mi­les su­fren da­ños fí­si­cos per­ma­nen­tes.

Las au­to­pis­tas son, ade­más, un ins­tru­men­to po­de­ro­so de de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co y equi­dad re­gio­nal. En un mun­do glo­bal, el des­tino de ca­da pro­vin­cia con­sis­te en en­con­trar su lu­gar en el mun­do. Cuan­to me­no­res los cos­tos de trans­por­te, más pa­re­jas las po­si­bi­li­da­des en­tre pro­vin­cias cer­ca­nas y le­ja­nas a los puer­tos.

Los cos­tos de una Red Fe­de­ral de Au­to­pis­tas no son des­co­mu­na­les. Lo que hoy se gas­ta en sub­si­diar­le el “dó­lar aho­rro” y el “dó­lar Mia­mi” a quie­nes no ne­ce­si­tan sub­si­dios al­can­za­ría, en una pre­si­den­cia, pa­ra co­nec­tar to­das las ca­pi­ta­les pro­vin­cia­les en red. El fi­nan­cia­mien­to de la obra con pea­je es in­efi­cien­te, por­que una vez que la au­to­pis­ta es­tá cons­trui­da tie­ne sen­ti­do no des­alen­tar su uso, que só­lo im­pli­ca un cos­to adi­cio­nal de man­te­ni­mien­to.

Por su­pues­to, de­ben evi­tar­se la gran­di­lo­cuen­cia y el de­rro­che. En la ma­yo­ría de los ca­sos, pue­den cons­truir­se au­to­vías a par­tir de ru­tas exis­ten­tes; en esen­cia, agre­gar una ru­ta al la­do de la que ya exis­te, cam­bian­do la tra­za só­lo pa­ra cir­cun­va­lar pue­blos y ciu­da­des. Es mu­cho más ba­ra­to que ha­cer una au­to­pis­ta pa­ra­le­la des­de ce­ro (co­mo la Ro­sa­rio-Cór­do­ba).

¿Y los tre­nes? Pa­ra pa­sa­je­ros, el tren tie­ne sen­ti­do con vo­lú­me­nes al­tos que per­mi­tan una ra­zo­na­ble com­bi­na­ción de fre­cuen­cia y uso de la ca­pa­ci­dad, con­di­ción que se da en áreas ur­ba­nas pe­ro no ne­ce­sa­ria­men­te en el trá­fi­co in­ter­ur­bano de nues­tro país.

En cuan­to al trán­si­to de car­ga, los prin­ci­pa­les vo­lú­me­nes en la Ar­gen­ti­na tie­nen un ori­gen dis­per­so y no muy ale­ja­do de las cos­tas. El uso del ca­mión es inevi­ta­ble por la dis­per­sión. El tren tie­ne sen­ti­do pa­ra trans­por­te pun­to a pun­to (co­mo de una mi­ne­ra a un puer­to) o pa­ra dis­tan­cias lar­gas y ma­te­ria­les pe­sa­dos. El Bel­grano Car­gas, por ejem­plo, tie­ne que po­ner­se en va­lor.

Las au­to­pis­tas tie­nen la ven­ta­ja de aco­mo­dar tan­to trán­si­to de pa­sa­je­ros co­mo de car­ga y de adap­tar­se a los cam­bios tec­no­ló­gi­cos (¿vehícu­los eléc­tri­cos? ¿bi­tre­nes?) que pue­dan pro­du­cir­se en el trans­por­te au­to­mo­tor.

La Ar­gen­ti­na tie­ne es­te año una opor­tu­ni­dad pa­ra li­be­rar­se de to­dos los ce­pos, gri­lle­tes y es­po­sas. La red de au­to­pis­tas tie­ne que ser la co­lum­na ver­te­bral de una Ar­gen­ti­na fe­de­ral e in­te­gra­da al mun­do. t No­ta de Re­dac­ción: El au­tor es can­di­da­to a vi­ce­pre­si­den­te por la UCR.

La Ar­gen­ti­na ne­ce­si­ta cons­truir 10.000 ki­ló­me­tros, se­gún Llach. Aquí, la Ro­sa­rio-Cór­do­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.