Bus­can­do la nue­va fron­te­ra pa­ra la efi­cien­cia ga­na­de­ra

En el Fo­ro de Ge­né­ti­ca ana­li­za­ron las nue­vas he­rra­mien­tas dis­po­ni­bles pa­ra el sec­tor, ca­da vez más pre­ci­sas.

Clarin - Rural - - TAPA - Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@clarin.com

Se pre­sen­ta­ron va­rios ca­sos de éxi­to en la ac­ti­vi­dad.

El fu­tu­ro es uno de los mis­te­rios no des­ci­fra­dos de la vi­da. Pe­ro en el ám­bi­to de la pro­duc­ción de car­ne se han ido in­cor­po­ran­do he­rra­mien­tas que per­mi­ten an­ti­ci­par có­mo se­rá un ojo de bi­fe al pla­to cuan­do el ter­ne­ro aún no na­ció.

“Es­ta­mos tra­ba­jan­do con una tec­no­lo­gía que per­mi­ti­ría, to­man­do al­gu­nas cé­lu­las del em­brión, in­fe­rir cuál da­ría un buen to­ro, de mo­do que en el fu­tu­ro no va­mos a te­ner que es­pe­rar a que naz­ca el ani­mal por­que se po­drían ele­gir los me­jo­res em­brio­nes an­tes de trans­fe­rir­los”, con­tó Pa­blo Cor­va, do­cen­te de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agrarias e in­te­gran­te del Gru­po de Ge­né­ti­ca Ani­mal del In­ta. Fue du­ran­te un even­to del Fo­ro Ar­gen­tino de Ge­né­ti­ca Bo­vi­na, en La Ru­ral.

Ha­ce tiem­po que en la se­lec­ción ge­né­ti­ca pa­ra me­jo­rar un ro­deo no se de­pen­de só­lo del ojo hu­mano. Las Di­fe­ren­cias Es­pe­ra­das de Pro­ge­nie (DEPs) se han cons­ti­tui­do en un re­cur­so ob­je­ti­vo im­por­tan­te pa­ra eva­luar un ani­mal. Cor­va va un pa­so más ade­lan­te: “Hoy se uti­li­zan mu­cho los ca­tá­lo­gos con información de eva­lua­ción de re­pro­duc­to­res, pe­ro pró­xi­ma­men­te los ga­na­de­ros ten­drán a su al­can­ce una nue­va tec­no­lo­gía que se ba­sa en apro­ve­char la información que es­tá en el ADN de los ani­ma­les”.

Cor­va se re­fie­re a la Se­lec­ción Asis­ti­da por Mar­ca­do­res (SAM), la ge­nó­mi­ca y la bio­lo­gía mo­le­cu­lar, que per­mi­ten ana­li­zar la información que es­tá co­di­fi­ca­da en los cro­mo­so­mas de los se­res vi­vos. Así, se pue­den en­con­trar ani­ma­les más o me­nos sus­cep­ti­bles a de­ter­mi­na­das en­fer­me­da­des, que to­le­ren más los pa­rá­si­tos, que apro­ve­chen más el ali­men­to o que pro­duz­can una le­che de me­jor ca­li­dad. Pe­ro tam­bién se pue­den de­tec­tar ge­nes defectuosos que cau­sen en­fer­me­da­des he­re­di­ta­rias y an­ti­ci­par un tra­ta­mien­to de pre­ven­ción.

Por su par­te, el ex­per­to Ro­dol­fo Pe­ral­ta in­di­có que “cuan­do eva­lua­mos el fe­no­ti­po del ani­mal en­tran en jue­go el mé­ri­to ge­né­ti­co de los re­pro­duc­to­res pe­ro tam­bién y va­ria­bi­li­dad am­bien­tal”. En es­te sen­ti­do, men­cio­nó que la fer­ti­li­dad, que es una de las va­ria­bles de ma­yor im­por­tan­cia pro­duc­ti­va y eco­nó­mi­ca, es de ba­jí­si­ma he­re­da­bi­li­dad, así co­mo los ras­gos de car­ca­sa son de al­ta he­re­da­bi­li­dad. Pa­ra es­te ti­po de va­ria­bles, te­ner información ge­né­ti­ca di­rec­ta­men­te re­gis­tra­da a par­tir del ADN mi­ni­mi­za­ría los efec­tos am­bien­ta­les.

Pen­san­do en los cria­do­res, Pe­ral­ta apun­tó a la fa­ci­li­dad de par­to co­mo un te­ma de­ter­mi­nan­te. “Las di­fi­cul­ta­des de par­to au­men­tan los cos­tos de la cría y cual­quier pér­di­da de ter­ne­ros y va­cas di­fí­cil­men­te sea com­pen­sa­da por el pro­gre­so ge­né­ti­co al­can­za­do por re­pro­duc­to­res se­lec­cio­na­dos”, dis­pa­ró.

El pre­si­den­te del Fo­ro Ar­gen­tino de Ge­né­ti­ca Bo­vi­na, Mar­tín Gar­cía Fer­nán­dez, ad­vir­tió que “en Ar­gen­ti­na, co­mo en ca­si to­da La­ti­noa­mé­ri­ca, de ca­da cua­tro va­cas que se pre­ñan só­lo una usa re­pro­duc­to­res con información ge­né­ti­ca y el sello de ca­li­dad de ins­crip­ción en al­gu­na aso­cia­ción”. Y agre­gó: “An­te es­to po­de­mos te­ner dos ac­ti­tu­des: pen­sar que es cul­pa de los pro­duc­to­res que no se in­for­man o ver qué ha­cer no­so­tros pa­ra trans­mi­tir a los cria­do­res la ne­ce­si­dad de usar es­ta ge­né­ti­ca”.

Se tra­ta, en de­fi­ni­ti­va, de pro­du­cir car­ne, de pen­sar en el pla­to, pe­ro des­de el lo­te.

El con­sul­tor Víc­tor To­ne­lli di­jo que los com­pra­do­res no va­lo­ran la ge­né­ti­ca en el pro­duc­to ter­mi­na­do. Y ha­bló co­mo pro­duc­tor: “No pue­de ser que no nos preo­cu­pe que nos pa­guen lo mis­mo por un ki­lo del me­jor no­vi­llo con el me­jor mar­bling que por uno de to­ro vie­jo”.

Pa­ra con­cluir, re­co­no­ció que “Ar­gen­ti­na tie­ne una po­si­bi­li­dad ca­si úni­ca de vol­ver a ser lí­der”. t

Pe­ral­ta. Des­ta­co el pe­so de la fer­ti­li­dad

To­ne­lli. Pi­dio di­fe­ren­clar por la ca­li­dad

Al­to po­ten­cial. La Aber­deen An­gus es la ra­za más nu­me­ro­sa de la Ar­gen­ti­na y de la ex­po. Aquí, la re­ser­va­da gran cam­peo­na de es­te año, So­ña­da, de la ca­ba­ña Los Mur­mu­llos, per­te­ne­cien­te a Hu­go Sig­man, en la llu­vio­sa tar­de del jue­ves en Pa­ler­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.